Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 1 2005 Deportes 89 Casos sonados de dopaje Fútbol Gurpegui Guardiola Marcos Senna Couto Mutu Rio Ferdinand Stam Frank de Boer Davids Atletismo Alberto García J. Young R. Fazeckas A. Annus Kelli White A. Harrison D. Chambers Regina Jacobs Torri Edwards Saidi- Silf Natación David Meca Esquí de fondo Muehlegg Tenis Rusedski Ullirach Coria Chela Puerta Sin sanción 2 años (no cumplió) 7 meses 3 meses 6 meses Nandrolona Nandrolona Nandrolona Esteroides Salbutanol 2 años Aranesp Pene retraido 18 meses Nandrolona Pera con orina sin contaminar 2 años De por vida 2 años 2 años 2 años 4 años 2 años 2 años 2 años 2 años EPO EPO Cambio de orina Cambio de orina Modafinil THG THG THG Niquetamina Nandrolona Sanción 2 años 4 meses 2 meses 4 meses 7 meses 8 meses 5 meses 2 meses 4 meses Fármaco 19- norandrosterona Nandrolona Corticoides Nandrolona Cocaína Se negó a pasar Nandrolona Nandrolona Nandrolona Ciclismo Pascual Llorente Tyler Hamilton Santi Pérez A. Glez de Galdeano Fran Pérez Camenzind Del Olmo Fran Gutiérrez Gimnasia Kabaeva Raducan 1 año 1 año Diurético Efedrina Sanción 18 meses 2 años 2 años 6 meses 18 meses 18 meses 2 años 6 meses Fármaco EPO Transfusión de sangre Transfusión de sangre Nandrolona EPO EPO EPO Corticoides El AMA impone un localizador 24 horas a los deportistas J. C. C. MADRID. El procedimiento funciona así. Un tipo con un maletín hace sonar el timbre, enseña una acreditación estilo FBI en las películas y, abra quien abra la puerta, requiere un control antidopaje al deportista implicado en nombre de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) Si el atleta, ciclista, futbolista o remero se niega, se expone a un positivo en toda regla. Y lo mismo si el atleta, ciclista, futbolista o remero no se encuentra en su domicilio: será considerado positivo si no está localizable al tercer intento. El AMA ha impuesto un localizador 24 horas a los deportistas, un formulario ineludible que les obliga a detallar su enclave personal a diario en ciclos de tres meses. La carta no sólo solicita al personal dónde se va encontrar cada día durante los próximos noventa. También involucra a terceras personas, como los directores, entrenadores o familiares. El formulario pide al deportista que indique las direcciones, días y horas de sus entrenamientos. Asimismo, sus lugares de residencia temporales durante el trimestre, también que especifique si dormirá en casa de amigos o en un centro de alto rendimiento. El ciclista, el atleta o el futbolista debe indicar las competiciones en las que participará durante el trimestre, precisando el país, el lugar, las fechas, el día de salida y de llegada a su domicilio... La última moda del engaño (cambio de orina) Pene falso Conducto plástico de la orina Muestra para el laboratorio Posible sanción Infografía ABC El fútbol y el ciclismo, en el punto de mira del CSD para 2005. Es la ley del embudo. En el fútbol y el tenis no funcionan los controles de sangre y las sanciones son testimoniales. En el atletismo y el ciclismo se suceden los positivos y los castigos pueden ser de por vida Sanciones a la carta TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS Día a día, en el casillero El siguiente paso consiste en rellenar un casillero trimestral, en el que el deportista debe exponer día a día si entrena, si permanece en su domicilio, si entrena pero no cocnoce el lugar de la sesión, si el entrenamiento es regular o temporal, lo mismo que la ubicación, si viaja o compite. Y si no da ninguna de esas circunstancias, las federaciones internacionales adscritas el AMA conceden unas hojas anexas para explicar dónde reside la anomalía. En el ciclismo, cualquier corredor que obtenga resultados está obligado a pasar por el tamiz del formulario: los cincuenta primeros clasificados de la UCI, los quince primeros del Tour o la Vuelta, todos aquellos que compiten con un certificado médico especial. Los principales ciclistas del mundo se encuentran en permanente estado de vigilancia externa, a través del AMA. El triple campeón del mundo, Óscar Freire, ya ha recibido la visita por sorpresa de los agentes AMA en su residencia suiza en la frontera con Italia. Ni sabía ni conocía lo que aquello significaba, pero por el miedo a que su negativa se tradujese en un positivo, puso el brazo y cedió su sangre. MADRID. La ley del embudo, estrecha para unos, ancha para otros, se expresa a través de la nandrolona. Tomando como ejemplo cuatro deportes punteros en España, no es lo mismo mojarse los pies en ciclismo o en atletismo con este anabolizante sintético que favorece el desarrollo muscular y la producción de proteínas que en el fútbol o el tenis. Al futbolista holandés Frank de Boer le cayeron dos meses. Al atleta argelino Saidi Sief, dos años. Y así. La reglamentación deportiva es un mosaico sin conexión. No hay dos disciplinas iguales en su organización. El tenis profesional funciona a través de una asociación privada, la ATP. Salvando las distancias, como si un grupo de amigos de las chapas monta un campeonato mundial. No tiene ningún estamento superior que pueda decidir sus reglas. El inglés Rusedski dio positivo por nandrolona el año pasado. También los argentinos Coria, Chela (anabolizantes) y Puerta (salbutamol) Las sanciones fueron testimoniales. No hay controles de sangre en el circuito ATP, ni métodos cruzados, ninguno de los sistemas que descubren trampas en otros deportes. Rusedski se plantó. Amenazó con tirar de la manta, con dar nombres de otros famosos positivos. La ATP miró por su negocio. No hubo sanción para el inglés. EPO en la Juventus El negocio es el negocio. Y si hablamos de fútbol, más. La Juventus ganó tres títulos nacionales, una Liga de Campeones y una Copa Intercontinental entre 1994 y 1998. El juez Giuseppe Casalbore lanzó un manto negro sobre estas conquistas el pasado 26 de noviembre. Condenó al responsable médico del club, Riccardo Agricola, a 22 meses de prisión por fraude deportivo y administración de productos peligrosos para la salud. Le acusó de aplicar EPO en la sangre de sus futbolistas. En esa plantilla jugaba Zidane. El mismo tipo de escándalo que trituró los cimientos del Tour de Francia en 1998 no ha descalcificado un solo hueso en el fútbol italiano. Los títulos siguen en propiedad de la Vecchia Signora Zeman, el detector del fraude, continúa entre los proscritos de la Liga (entrena al modesto Lecce) y, lejos de ser desahuciado, Marcello Lippi, el técnico de aquella Juventus que el juez ha señalado como tramposa, fue nombrado seleccionador italiano desde el pasado 25 de junio. El negocio. La hormona de efectos milagrosos ha retirado de por vida al cuatrocentista americano Jerome Young, oro en el Mundial 2003. En su segundo positivo por EPO le han quitado la licencia. No volverá a competir. Lo mismo que Muehlegg, que pasó de Juanito a Johann por el consumo de aranesp, la EPO sofisticada y duradera. El mismo camino que lleva Alberto García, el mejor fondista español de los últimos tiempos, suspendido por dos años, consumidor de EPO. Como los ciclistas Pascual Llorente, Hamilton o Santi Pérez, que se enfrentan, por la trampa, al final de su carrera. Para encuadrar el asunto en su contexto, vale una declaración de Iban Mayo en el pasado Tour: Siempre habrá dopaje en todos los deportes. A Gurpegui le han reconocido la presunción de inocencia. Con el ciclista es al revés. Es culpable hasta que no se demuestre su inocencia. Si uno da positivo le echan del Tour, le expulsan del equipo y se acaba su carrera