Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 JUEVES 6 1 2005 ABC Deportes Ni Melchor ni Gaspar ni Baltasar: RONALDO En una acción individual en el partido de los 6 minutos provocó el penalti que Zidane transformó REAL MADRID REAL SOCIEDAD 2 1 Real Madrid (4- 3- 1- 2) Casillas; Salgado, Helguera, Samuel, Roberto Carlos; Beckham, Guti, Zidane; Raúl (Solari, m. 89) Morientes y Ronaldo (Pavón, m. 90) Real Sociedad (4- 4- 2) Riesgo; López Rekarte, Labaka, Luiz Alberto, Garrido; Karpin, Mikel Alonso, Aranburu, Gabilondo; Nihat y Kovacevic. Árbitro Lizondo Cortés. Añadió un minuto y 54 segundos a los seis minutos previstos. Goles 1- 0, m. 42: Ronaldo. 1- 1, m. 73: Nihat. 2- 1, m. 88: Zidane, de penalti. ENRIQUE ORTEGO MADRID. En la tarde de Reyes, Ronaldo se adueñó de la cabalgata. Ni Melchor, ni Gaspar, ni Baltasar. Para el madridismo no existió ayer otro Rey Mago que este brasileño de la sonrisa perenne y las bicicletas letales. Aunque la estadística reflejará que el Madrid le ganó a la Real el partido que comenzó en 2004 y finalizó en 2005 con goles de Ronaldo y Zidane, se debería añadir una posdata en la que, aunque fuera en letra pequeña, se pudiera leer que una brillante acción individual del brasileño fue la que provocó el penalti que después acabó en gol. A mitad del partido de los seis minutos Salgado recuperó un balón cerca de su área y entre Zidane y Guti armaron una contra mortal. Aprovecharon una de las pocas aproximaciones de la Real a su área, para encontrar el hueco que no habían divisado hasta entonces porque el enemigo había estaba agazapado en sus trincheras. Fue un pase largo, larguísimo. Puede que a alguien le pudiera parece un despeje, pero estaría por asegurar que Guti sabía que cuarenta metros más arriba, por aquella zona izquierda, esperaba Ronaldo con terreno por delante. Asier Riesgo se lamenta en el suelo después de ser incapaz de detener el penalti I. GIL Estaba asfixiado para tirar el penalti J. ÁVILA MADRID. La mayoría de los jugadores del Real Madrid abandonaron el estadio por la puerta falsa, sin hacer declaraciones. Sólo Iker Casillas, que no tocó el balón, y Ronaldo dejaron sus reflexiones ante los periodistas. El delantero se marchó con el tobillo izquierdo hinchado por la patada que le propinó Labaka en el penalti. El brasileño estaba muy contentó y explicó la jugada mágica: Recibí un balón de Guti, controlé, me giré, encaré al defensa e hice un regate de los míos, que acabó en penalti. No tenía muy claro lo que iba a hacer, pero luego tuve tiempo para decidir. Estaba asfixiado con ese ritmo que habíamos impuesto y por eso fue mejor que el penalti lo tirara Zidane Hay que aprovechar la zona de juego donde estoy, que suele ser dentro del área. Esa es un lugar de riesgo para los defensas y hay que sacarle partido a eso. Parecía que estábamos jugando una final. Estábamos muy concentrados, llevábamos una hora y media en el vestuario, hemos calentado 25 minutos y sólo he jugado cuatro minutos. Ronaldo reconoce que se vio superado para lanzar el penalti por culpa del elevado ritmo que llevaba el partido. Labaka reconoció que el delantero fue más veloz y que hizo la falta EQUIPOS 1 Barcelona 2 Valencia 3 Real Madrid 4 Sevilla 5 Español 6 Betis 7 Osasuna 8 Atlético 9 Athletic 10 Villarreal 11 Real Sociedad 12 Zaragoza 13 Deportivo 14 Levante 15 Getafe 16 Albacete 17 Racing 18 Málaga 19 Mallorca 20 Numancia PT 42 32 32 31 30 27 27 25 24 22 22 22 22 21 18 16 16 15 13 12 JG 17 13 17 9 17 10 17 9 17 9 17 7 17 8 17 7 17 7 17 5 17 6 17 6 17 5 17 6 17 5 17 3 17 4 17 4 17 3 17 3 E P GF GC 3 1 35 11 5 3 27 12 2 5 26 13 4 4 21 18 3 5 18 12 6 4 22 20 3 6 26 25 4 6 18 14 3 7 24 20 7 5 21 14 4 7 22 21 4 7 24 26 7 5 22 25 3 8 18 24 3 9 16 21 7 7 15 23 4 9 15 25 3 10 12 27 4 10 15 28 3 11 10 28 Craso error de Labaka El balón tardó en bajar del cielo y cuando lo hizo, el brasileño lo amasó con su pierna izquierda de espalda al área. Labaka le marcaba de cerca, pero de lejos. Craso error. No le entró. Es más, cometió el delito de dejar que el delantero se diera la vuelta, controlara el balón y se metiera en el área. Ahí, cara a cara, Ronaldo le tiró el engaño. Bicicleta de favela. Derecha por encima de balón y salida por la izquierda. La pierna de Labaka le interceptó y penalti. Sin Figo, la responsabilidad recayó en Zidane, que ajustó el balón al palo derecho del portero como si lo hubiera guiado con un compás. Entonces fue cuando Luxemburgo entró en escena. Dos cambios para perder tiempo y que se notara su presencia. Ha entrado con buen pie. Me ha pasado de todo. Esto no lo había vivido nunca subrayó Ronaldo. También tuvo palabras para los que el critican en los entrenamientos: Parece que la gente se sorprendió con mi rendimiento en un ejercicio de resistencia. Recibí unas críticas muy fuertes, pero he demostrado que soy un jugador explosivo, de distancias cortas. Este es mi juego y así me salen bien las cosas apostilló. El culpable del desastre donostiarra fue Mikel Labaka. Sin embargo, no se escondió y dio la cara ante los medios: Ha sido penalti. Ronaldo hace la bicicleta, es más rápido que yo y le hago falta. Mi primera idea fue tapar el posible disparo a la portería, después, en el área pequeña ha hecho el regate y ha sido más rápido que yo. No hay que dramatizar. Es un error y punto Para Vanderlei Luxemburgo si jugamos así podemos pensar que ganaremos la Liga, la Liga de Campeones y la Copa. Pero nadie tiene que esperar que cada partido se parezca a éste. El próximo partido será diferente. Jugamos muy concentrados y muy motivados