Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 1 2005 49 Cultura y espectáculos Manfredi afirma en una entrevista que Alejandro Magno nunca dio mucha importancia al sexo Un judío en Nueva York Nació el 6 de marzo de 1917 en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Procedente de una familia de inmigrantes judíos, convirtió las vivencias de su infancia en una de sus principales fuentes de inspiración. Su primer trabajo en el mundo del cómic apareció publicado en 1936 en la revista WOW What a Magazine! Se alió con su amigo Jerry Iger para crear el estudio Eisner- Iger. Antes de su cierre en 1939 dio trabajo a varios artistas que después se convertirían en leyendas, como Bob Kane Batman y Jack Kirby Los Cuatro Fantásticos XMen y Hulk Eisner se unió a Quality Comics, para quien creó su personaje más carismático, Denny Colt, The Spirit, un detective enmascarado responsable de proteger la ciudad de Central City. Su trabajo se interrumpe en 1942, cuando fue alistado en el Ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la guerra, retoma su popular personaje, que perpetuó hasta 1952. En los años 60 vuelve a crear algunos cómics de The Spirit Desarrolló una serie de historias cortas que se convirtieron en Contrato con Dios Es también autor de obras como El soñador Viaje al corazón de la tormenta El edificio o Vida en otro planeta Eisner, en una imagen de mayo de 2003, con dos ejemplares de sus famosas historietas de The Spirit EFE Muere el ilustrador Will Eisner, padre del detective Spirit y de la novela gráfica moderna Sus cómics fueron fuente de inspiración para varias generaciones de dibujantes b Considerado uno de los más influyentes ilustradores estadounidenses, falleció el pasado lunes en Fort Lauderdale, Florida, a los 87 años de edad ALFONSO ARMADA CORRESPONSAL NUEVA YORK. Al igual que su héroe, Eisner no era un superhombre y murió después de una operarción quirúrgica para implantarle cuatro válvulas cuádruple bypass en el corazón. En los años cuarenta del siglo pasado, las doce páginas a todo color de The Spirit eran insertadas cada domingo en veinte periódicos, lo que le proporcionó a Eisner una audiencia millonaria. En lo que entonces fue considerado una anomalía Eisner escribía e ilustraba sus propias historias, en las que predominaba el tono sombrío y sardónico, y logró mantener siempre sus derechos de autor. Calificado Spirit como el ciudadano Kane del cómic por su seriedad y su espíritu innovador, Eisner creó en 1978 Un contrato con Dios la primera novela gráfica moderna. El artista se negó siempre a llamar cómic a esta nueva etapa de su trabajo y logró comercializarla como novela gráfica, y así fue finalmente reconocida. Hijo de empobrecidos inmigrantes vieneses, Eisner nació en 1917 en el distrito neoyorquino de Brooklyn, aunque creció en una barriada pobre del Bronx. Su inclinación por el arte no fue ajena al hecho de que su padre pintara decorados y a menudo trabajara para el teatro yiddish, entonces en ebullición en el Lower East Side de Manhattan. De joven vendió periódicos en Wall Street mientras leía ávidamente las aventuras de Popeye, obra de E. C. Segar. En el Instituto DeWitt Clinton hizo como su progenitor, y diseñó decorados de teatro, aunque también amplió su campo como director de arte de la revista del colegio, The Clintonian Tras graduarse, en 1936, trabajó en el departamento de publicidad del New York American Años más tarde atribuiría su sensibilidad hacia las historias oscuras o de novela negra a las escenas y a la gente con la que se encontraba en las calles de Nueva York. Fue en la revista Wow, What a Magazine! donde publicaría su primera historieta y donde se volvió a encontrar con un compañero de clase, Jerry Iger, con quien fundaría Eisner Iger, una agencia que supo aprovechar el momento y se convirtió en proveedora de historietas para una prensa hambrienta de ellas. Allí, Eisner, dio vida a cinco tiras- -con nombres como Sheena, reina de la jungla y Dollman -bajo cinco seudónimos, y empleó a figuras como Bob Kane, el creador de Batman y Jack Kirby, uno de los artífices de Los cuatro fantásticos aunque fue tan miope como para rechazar un cómic titulado Superman obra de Jerry Siegel y Joe Shuster. Un detective de clase media Tras vender su parte a su socio, Eisner lanzó en 1940 The Spirit un detective de clase media, sin superpoderes ni arrolladora inteligencia, pero un espíritu libre, sobre todo después de- -aparentemente- -matarlo en la tercera página de la primera entrega: Denny Colt, Spirit, resucita como un hombre con traje azul, antifaz azul y guantes azules. Fue un éxito casi instantáneo, y no sólo entre el público infantil y juvenil. Movilizado en 1942, se convirtió en ilustrador para el Ejército, con tiras educativas en las que apadrinó a un inepto soldado raso llamado Joe Dope, en las que mostraba desde cómo so- brevivir en combate a cómo limpiar un tanque o reemplazar el carburador de un todoterreno. Tras acabar con Spirit en 1952, Eisner se pasó los siguientes 25 años al frente de la American Visual Corporation, produciendo material educativo para el Pentágono y otras instancias del Gobierno en las que no dejó de sacarle partido a su dominio del arte gráfico. Pero su carrera como ilustrador no estaba ni mucho menos acabada. Su Contrato con Dios una verdadera novela gráfica de contenido semiautobiográfico, abrió el camino para otros novelistas gráficos, como N. C. Christopher Couch. Historietistas como Art Spiegelman, el creador de Maus o la iraní Marjane Satrapi, pueden reconocerse en su estela. Spielman dijo de Eisner que era un gigante, un pionero, una dinamo Uno de los más prestigiosos premios de esta disciplina artística que Eisner dignificó como pocos fue bautizado con su nombre. Cuando J. Michael Straczynski recibió el galardón en 2002 ironizó acerca del hecho de recibir un Eisner del propio Eisner, cosa que no puedía decir los ganadores de un Emmy- no te lo da Emmy -o de un Oscar- no te lo da Oscar