Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad JUEVES 6 1 2005 ABC El TC desbloquea la posibilidad de adoptar a parejas homosexuales del País Vasco b El Tribunal Constitucional levan- El silbo gomero es procesado por nuestro cerebro como un lenguaje hablado más Científicos españoles analizaron la actividad cerebral de cinco silbadores b Formado por cuatro consonan- tó ayer la suspensión que pesaba sobre el artículo 8 de la ley vasca de parejas de hecho que permitía adoptar a este tipo de uniones EFE MADRID. La ley de parejas de hecho del País Vasco tiene a partir de ayer plena vigencia al haber levantodo el Tribunal Constitucional (TC) la suspensión que pesaba sobre su artículo 8 y que reconocía a este tipo de uniones el derecho a adoptar niños. De esta forma, el Gobierno socialista ha desistido del recurso de inconstitucionalidad que en su momento interpuso el anterior Ejecutivo popular sobre ese punto en particular. Recurso en el que el PP estimaba que la ley vasca, en lo que se refiere a la adopción, contemplaba aspectos sustantivos no regulados previamente en el Derecho Civil de esa Comunidad y, consecuentemente, excedía de las competencias asumidas por la Autonomía sobre conservación, modificación y desarrollo del Derecho Civil Foral o Especial. Para el anterior Gobierno, el artículo 8 de la ley de parejas de hecho del País Vasco- -aprobada el 7 de mayo de 2003- -era contrario a la doctrina constitucional, en la medida en que desconocía la prevalencia del interés del menor, que debe primar sobre el interés de adopción por parte de la pareja. tes y dos vocales, el silbo es una forma de comunicación que fue introducida en La Gomera por bereberes del norte de África A. AGUIRRE DE CÁRCER MADRID. Como un lenguaje hablado más. Así procesa nuestro cerebro esa singular forma de comunicación con silbidos que desde hace siglos emplean los pastores en las montañas de la isla de La Gomera. Lo han demostrado investigadores españoles con un experimento, cuyos resultados ilustran la fascinante plasticidad del cerebro para adaptarse a la variedad de sistemas de comunicación con signos o señales. Publicado hoy en Nature este estudio fue acometido por un equipo de las Universidades de La Laguna y Washington, así como del Hospital Universitario de Canarias, explorando con resonancia magnética funcional el cerebro de cinco expertos silbadores de La Gomera, y el de otros cinco voluntarios, también hispanohablantes pero sin conocimientos de silbo gomero. Ese es el nombre que recibe esa forma de comunicación, capaz de expresar prácticamente todos los vocablos españoles con dos vocales y cuatro consonantes silbadas. Introducido por bereberes antes del descubrimiento de América, el silbo gomero resultó muy útil para que los pastores pudieran comunicarse a kilómetros de distancia en las montañas. Hasta los años 40 formó parte de la vida diaria de La Gomera. Para evitar su desaparición, en 1999 comenzó a introducirse en las escuelas de La Gomera. Aún así, el número de silbadores no supera hoy la veintena. En Grecia, Turquía, China y México también existen otros lenguajes silbados, según precisa el profesor David Corina, de la Universidad de Washington y coautor del estudio. Para efectuar esta investigación, los Un profesor de silbo gomero, durante una demostración de la técnica en 2003 científicos exploraron la actividad cerebral de los diez voluntarios con resonancia magnética funcional mientras ejecutaban dos sencillas tareas. La primera era escuchar, durante tres minutos, frases grabadas en español y en silbo. En la segunda debían decir cuántas veces aparecía una palabra en español o en silbo gomero en una sucesión de distintas palabras silbidos que escuchaban cada 30 segundos, con fases de silencio de igual duración, a lo largo de tres minutos. El profesor Manuel Carreiras, de la Universidad de La Laguna y otro de los coautores de este estudio, precisa que cuando los cinco expertos en silbo gomero oían frases silbadas se activaban ABC Suspensión del artículo 8 Tras la presentación del recurso de inconstitucionalidad, el TC decidió mantener en suspenso el artículo al considerar que, si permitía la aplicación de esa norma y al final del proceso declaraba que se trataba de un precepto nulo e inconstitucional, se producirían perjuicios de difícil o imposible reparación para los padres naturales, los adoptivos y los propios niños adoptados. Fue el pasado 1 de octubre cuando el Consejo de Ministros acordó desistir del recurso de inconstitucionalidad, en coherencia con la reforma del Código Civil para permitir el matrimonio entre homosexuales. El Gobierno señaló que preceptos semejantes están ya vigentes en las leyes autonómicas de Navarra y Aragón. Al conocer la noticia, el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, destacó que gays y lesbianas del País Vasco podrán a partir de ahora adoptar de forma conjunta con los mismos derechos y deberes que las parejas heterosexuales y considera que es la mejor manera de empezar un año: erradicando la discriminación y ampliando derechos varias regiones específicas del hemisferio izquierdo del cerebro, como una zona de la región posterior temporalparietal y del córtex frontal premotor. Lo interesante es que esas áreas son conocidas por estar implicadas en la comprensión y producción del lenguaje hablado. También se detectó una activación en el lóbulo temporal del hemisferio derecho, zona también implicada en el procesamiento del lenguaje. Los científicos comprobaron que la intensidad de la respuesta del lóbulo temporal no era muy acusada. La razón es que esa área es crítica para procesar elementos fonéticos, que son de menor importancia en el lenguaje silbado. Un proceso para señales dispares Tanto los cinco diestros silbadores como los otros cinco voluntarios del grupo de control mostraban ese mismo patrón de activación bilateral en el cerebro cuando oían frases pronunciadas en nuestro idioma. Por el contrario, en las personas que desconocían el silbo gomero no hubo activación de regiones asociadas al lenguaje cuando escucharon frases silbadas. Los resultados de este trabajo reflejan que las regiones del hemisferio izquierdo implicadas en el procesamiento de lenguaje están especializadas en tareas de comunicación, independientemente de la modalidad de la señal, ya sea una palabra hablada, un silbido o un signo gestual. Además, el estudio confirma que el silbo gomero es una entidad lingüística a nivel neurobiológico que el cerebro reconoce y procesa igual que el lenguaje hablado.