Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 1 2005 Madrid CABALGATA DE REYES LA NOCHE DE LA GRAN ILUSIÓN 35 Las vallas no fueron obstáculo para que los más peques cazaran sus caramelos Un espectáculo sobre El soldadito de plomo animó la plaza de Cibeles Rey Melchor: Que nuestra magia sirva para traer los Juegos a esta ciudad El punto y seguido de la mágica noche de ayer lo pusieron, cómo no, Sus Majestades de Oriente, quienes, al finalizar su recorrido, fueron recibidos por el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, y la concejal de las Artes, Alicia Moreno, en un escenario habilitado en la Plaza Mayor, a las faldas de la Casa de la Panadería. Fue el Rey Melchor el encargado de leer una carta a los cientos de niños que se encontraban en las gradas de la plaza. En su misiva, Melchor, en nombre de él y sus compañeros y tomando el mensaje del Niño nacido en belén, hizo un alegato a la paz mundial y a la convivencia entre culturas, y puso de ejemplo a la capital como paisaje de respeto entre diferentes nacionalidades y religiones. En su repaso a las desgracias mundiales, no pasó por alto la tragedia del 11- M, tan lejana y tan cercana a la vez ni la catástrofe del tsunami en el sureste asiático, para cuyas víctimas, muchas, niños, pidió solidaridad. Y cómo no, llegó la petición de la concesión de los Juegos Olímpicos de 2012 para Madrid. Desde nuestra mágica influencia trataremos de hacer que los Juegos Olímpicos de 2012 se puedan celebrar en esta bella ciudad afirmó Melchor, quien pidió a los chavales que llevaran su mensaje de amor y de paz a todas sus familias Los niños brasileños de Candeal pusieron el toque musical al cierre de la fiesta tuvo que ser retirada de inmediato la carroza. La de ayer fue una Cabalgata muy literaria, con el hilo conductor de la obra infantil de Andersen, pero con alguna que otra ruptura de argumento, como las pelotas antiestrés de Madrid 2012 y la de carroza de Don Quijote, aportación de la Comunidad de Madrid, que no quería pasar por encima del 400 aniversario de la obra magna de las letras españolas. ¿Y los caramelos, se dejaron querer? Según una señora mayor que conoce la Cabalgata de hoy y de ayer- He venido, pese a que estoy con gripe afirmó- antiguamente se tiraban más caramelos Se refería la mujer a los 3.000 kilos de caramelos que niños- -y no tan niños- -se afanaban por recorrer del suelo, algunos, ya pegados al asfalto. Una visión diferente es la que tenían los numerosos rostros extranjeros que se acercaron ayer a la Comitiva Real, como el joven matrimonio formado por Juan José y Lorena, procedente de Argentina, que se acercó con su pequeña Florita, de 2 años, a ver esta tradición que no existe en su país de origen. Nos parece un espectáculo muy hermoso y que nos gustaría que existiese en nuestro país comentaron. En el capítulo de anécdotas hubo de todo. Desde las sirenas de las motos de la Policía, que tuvieron que ser accionadas tras la petición constante del público, a los piropos que se llevaba algún que otro guardia civil a caballo, o los aplausos que se llevaban los miembros del servicio de limpieza cada vez que retiraban algún excremento de caballo o elefante. Al final del recorrido, con el alcalde subido al escenario de la Plaza Mayor junto a los Reyes Magos, griterío desde las gradas: ¡Gallardón, arriba el botellón! Sus tres Majestades, coronadas, sonreían cuando empezaron a sonar los primeros compases del grupo brasileño Lactomía, orquesta de 18 chavales del barrio de Candeal (Salvador de Bahía) de la mano del artista Carlinhos Brown. De fondo, casi de manera testimonial, la única referencia religiosa al evento: las imágenes proyectadas de La adoración de los pastores de Murillo, y La adoración de los Reyes de Luis de Morales. El fin de fiesta vino de la mano de la compañía italiana Studio Festi, que puso en pie un espectáculo sobre la Epifanía de Jesús. A esa hora, muchos niños ya soñaban con un pronto despertar rodeado de regalos...