Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 1 2005 Nacional PLAN IBARRETXE TOMA DE POSICIONES 13 El PSOE desdeña el pacto de Estado y la Conferencia de Presidentes Reclama serenidad a Rajoy y que no haga propuestas inconsistentes sí a tramitar el plan Ibarretxe en el Congreso porque no tienen miedo al debate y porque no es el maremoto español que todo lo arrasa MANUEL MARÍN MADRID. El PSOE dejó ayer claro al PP que está decidido a llevar a su manera las riendas en la gestión del desafío lanzado por el lendakari, Juan José Ibarretxe. Aunque en el fondo los dos principales partidos coinciden en que es inasumible el plan soberanista, los socialistas no comparten con el PP cómo han de marcarse los tiempos en la reacción. Coincidencia en el fondo- -el plan es inconstitucional de la a a la z y no verá la luz- pero no en las formas. Cuestión de estrategias. Descartado ya por los socialistas un inmediato recurso al Tribunal Constitucional contra el texto aprobado por el Parlamento vasco el pasado día 30, también quedan descartadas varias iniciativas surgidas desde el PP, a las que el PSOE no se ha mostrado proclive: la convocatoria de una Conferencia de Presidentes con el plan independentista como único punto en el orden del día; la habilitación del mes de enero para agilizar los trabajos parlamentarios de respuesta al proyecto de Ibarretxe; y la firma de un pacto de Estado para proteger la unidad de España. b Los socialistas dirán NO A RECURRIR AL TC El PSOE no cree que sea el momento porque el plan Ibarretxe aún no es una ley. Los socialistas ven suficiente la vía política para un rápido rechazo en las Cortes NO A LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES Los socialistas apelan a ver el plan del lendakari con normalidad democrática sin acudir a medidas excepcionales NO A UN PACTO DE ESTADO POR LA UNIDAD El PSOE cree que ese pacto ya se firmó en 1978 y se llama Constitución, y que no es bueno marginar a otros partidos NO A HABILITAR ENERO EN EL CONGRESO El PSOE maneja rechazar el plan Ibarretxe en un Pleno en marzo y hay tiempo suficiente sin necesidad de habilitar el Congreso en enero constitucionales, reglamentarias y legales arguyó López Garrido insistiendo en que el no a Ibarretxe será contundente en su momento. Cuando toque dijo. Albarda sobre albarda Y el cuarto no del PSOE al PP alude a rubricar un pacto de Estado por la unidad de España. Para los socialistas ese acuerdo ya está firmado desde 1978 y se llama Constitución. La justificación que ofreció López Garrido es que la firma de ese pacto entre los dos partidos sería interpretado por otras formaciones como un nueva exclusión y no es bueno limitar el consenso constitucional a sólo dos partidos Por todo ello, el PSOE, que se afanó ayer por ofrecer la imagen de que todo está bajo control, pidió al PP que no contribuya a la desestabilización con propuestas inconsistentes que huyen de la serenidad, la tranquilidad y la normalidad democrática Pero no concluyó López Garrido sin un quinto no al PP: el PSOE ve innecesario que el próximo martes, en el Pleno que ha de autorizar la convocatoria del referéndum sobre la Constitución Europea, se vote o acepte un sí institucional de la Cámara Baja. Los socialistas creen que habrá muchos debates sobre este texto, además de la campaña y del proceso de ratificación, y que esta iniciativa sólo es poner albarda sobre albarda Los socialistas perciben en esta propuesta del PP un intento de poner en evidencia a Zapatero ya que sus socios de ERC se oponen a esta Constitución. EFE Barreda: Antes de llegar al artículo 155, hay que cumplir el 1 y el 2 MARÍA JOSÉ MUÑOZ TOLEDO. El presidente de Castilla- La Mancha, el socialista José María Barreda, considera que existen cuestiones innegociables como la igualdad y la solidaridad y que el plan Ibarretxe no está pensado para todos los vascos En declaraciones a ABC, Barreda señaló que Ibarretxe tendría que saber que gobierna para todos los vascos, y que su plan está fuera de la Constitución. Es innegociable, por lo que la consulta no se puede plantear fuera de las Cortes Generales Asimismo criticó duramente que el plan Ibarretxe cuente con el voto de Batasuna, el partido que apoya a los terroristas Barreda ve inadmisible e inaceptable la dialéctica de los puños, de las pistolas y de las tortas y decir eso desde el País Vasco tiene connotaciones demasiado dramáticas Sobre el posible escenario futuro de aplicar el artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía vasca, Barreda recordó que antes de llegar al artículo 155 hay otros que se deben cumplir comenzando por el primero y el segundo, y expresó su confianza en la firmeza del Gobierno. No cometer el mismo error en el TC El PSOE mantiene que no quiere incurrir en el mismo error que, a su juicio, cometió el PP hace un año al precipitarse con un recurso ante el TC, cuando el texto de Ibarretxe no gozaba de virtualidad jurídica. Además, ayer dejó sentado que no tiene miedo a debatir el plan, sobre todo partiendo de la base de que estamos cargados de razones para rechazarlo por rupturista dijo Diego López Garrido, secretario general del Grupo Parlamentario Socialista. El PSOE adelantó que si la llegada al Congreso del plan Ibarretxe no incurre en defectos de forma, sus representantes en la Mesa de la Cámara Baja avalarán su tramitación para su debate de totalidad en un Pleno. Es decir, que permitirá su discusión ya que, según su tesis, la Mesa no puede pronunciarse sobre el fondo del proyecto ni, por tanto, rechazarlo de plano y devolverlo al Parlamento vasco... a no ser que incurra en vicios formales. Y para evitarlo, es previsible que Juan María Atutxa, presidente de la Cámara vasca, pondrá mucho celo. La estrategia de los socialistas pasa, pues, por consentir el debate del texto para ser rechazado después- -en marzo- -sin miramientos, una táctica que el PP no comparte porque juzga imprescindible una reacción inminente no sólo política, sino también jurídica en el TC. ¿Cuáles son las razones de los sucesivos noes respondidos ayer por el PSOE a los ofrecimientos del PP? La primera es que el proyecto de Ibarretxe no existe aún dijo López Garrido. No es una ley y no compensa activar mecanismos jurídicos en este momento, cuando por la vía política de las Cortes, sin prisas, pero sin pausa va a ser vetado porque llega con una enfermedad congénita Apelación a la normalidad La segunda es que el Gobierno no contempla convocar una Conferencia de Presidentes en la que las distintas autonomías puedan decir a la cara a Ibarretxe lo que piensan de su desafío. El PSOE apela a la normalidad democrática en la respuesta y no a convocatorias excepcionales que permitan trasladar al ciudadano la idea trágica, dramática, de que algo se cierne sobre nuestras cabezas López Garrido lo resumió así: No ayuda nada tomar iniciativas sin sentido y dramáticas que puedan convertir a Ibarretxe en el maremoto español que todo lo arrasa y al que hay que hacer frente con una respuesta defensiva urgentísima El tercer no del PSOE al PP es habilitar el mes de enero para los debates parlamentarios contra el plan. Es innecesario forzar las previsiones