Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 6 1 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Ahora, en el precipitado final de una legislatura, el monstruo le ha crecido al lendakari y exige buenos alimentos EL PLAN DEL PSOE (Y 2) Y es que las posiciones de los nacionalistas y los socialistas hoy son intercambiables. Las diferencias son de lenguaje. Descarado el de unos; hipócrita el de otros cer que el PSOE está metiOMO escribí el mardo de hoz y coz en las mistes, el Plan Ibarremas soluciones que los natxe no es sustancialcionalistas. El propio Ramente distinto del proyecjoy parece no querer darse to de Estatuto vasco de los cuenta de ello cuando calisocialistas, y es de temer fica al Plan Ibarretxe coque tampoco vaya a serlo mo el- mayor- desafío- paradel que están preparando CÉSAR ALONSO DE el- Estado, cuando éste no Maragall y Carod- Rovira LOS RÍOS es sino una parte del verdapara Cataluña. Y es que dero gran desafío al Estalas posiciones de los naciodo, que es el que está preparando nalistas y los socialistas hoy son el PSOE en toda España. Asimisintercambiables. Las diferencias mo, demuestra que no es consson de lenguaje. Descarado el de ciente de la gravedad del Plan sounos; hipócrita el de otros. Siencialista cuando le pide a Zapatero do así las cosas, ¿por qué Zapateun pacto de Estado. Pero ¿acaso ro habría de haberse escandalizasupone Rajoy que el PSOE quiera do por la aprobación del Plan Ibapactar algo con el PP cuando lo rretxe en el Parlamento vasco? que le interesa es llevar adelante El Plan Ibarretxe le plantea al los pactos con los nacionalistas PSOE un problema en la medida para de ese modo dejar al PP fueque puede barrer la propuesta de ra de todo juego? Patxi López en las próximas elecciones vascas, pero en absoluto le O único que el Gobierno sopreocupa a Zapatero en relación cialista quiere sacar del PP con el modelo de Estado. Repito: es que le acompañe en actos retóno es más rechazable que el sociaricos como el debate parlamentalista. rio contra el Plan Ibarretxe que le Lo llamativo, escribía yo el dé cobertura para hacer una polímartes, es que, a pesar de estas tica real con lo nacionalismos. evidencias, una buena parte de la Ahora bien ¿éste que yo llamo sociedad española y de los líderes Plan del PSOE es una política nuede opinión se nieguen a reconova de los socialistas? En realidad responde al mismo diseño de reparto de poder que tuvo González entre 1982 y 1996 y que consistió en entenderse con el PNV y CiU para dejar fuera a la derecha. González pensó que con esta estrategia se aseguraba para siempre La Moncloa. Su error fue no caer en la cuenta de que aún le quedaba carrete al modelo autonómico y que Pujol tenía que seguir sacando rendimiento al modelo. Así que le dejó tirado en 1993 y con el partido destruido por el GAL y la corrupción económica. Zapatero repite el esquema de González, pero ahora a cambio de cesiones gravísimas, ya que ahora ello supone abandonar el sistema autonómico y saltar a un nuevo modelo con renuncia de la Nación, de la idea de España, muy peligroso para la convivencia de los españoles. LA TXAPELA DE FRANKENSTEIN RES buenos amigos, dos guipuzcoanos y un vizcaíno, me llaman para comentar, como hacemos con frecuencia, la situación de lo que ellos llaman problema vasco y yo entiendo, supongo que con mayor amplitud de miras, como un inquietante problema español Más o menos coinciden los tres, desde su confesado nacionalismo militante, en que el plan Ibarretxe, que tanto nos escandaliza y duele a los españoles no nacionalistas, suele estar mal visto y peor interpretado puesto que se trata, a fin de cuentas, de una oferta, condicionada, eso sí, para seguir siendo parte del Estado español y no para salirse de él. Si las ideas, aun las más radicales, tienden a ser elásticas, las del nacionalismo, a tener la solidez de la brisa de un amanecer. Durante mucho tiempo Juan José Ibarretxe, titular de la herencia envenenada que recibió de Xabier Arzallus y que, por sublimación, él ha redoblado en su concentración, ha ido construyendo, a la manera de Mary Shelley y en no muy distintas circunstancias de las que generaron la creación de la inglesa, una especie de Frankenstein con txapela, lo que no dejan de ser ganas de jugar al terror y al anacronismo a un mismo tiempo. Ahora, en el precipitado final de una legislatura, y sospecho que con toda la mala intención de Batasuna, el monstruo le ha crecido al lendakari y exige, según el reglamento internacional sobre la materia, buenos alimentos, calor ambiental, respaldo popular y, por supuesto y más que nada, privilegios. Muchos privilegios. Los nacionalismos periféricos españoles actuales, herederos directos del caciquismo decimonónico, no suelen tener más raíces que la búsqueda de la bicoca, más tronco que la exclusión de lo próximo, más copa que la fantasía- -entre antropológica y mística- -ni más sombra que la de la autocomplacencia de unas figuras diminutas que, trasladadas al tamaño real de la vida española, nos parecerían reproducciones a escala, como las figuras de los nacimientos que ya nos disponemos a guardar. Ibarretxe, a falta de una mejor idea electoral, se ha puesto a jugar por las lindes de la Constitución y ha sobrevalorado su talento en menosprecio de la mitad de sus gobernados a partir del Estatuto que ahora desprecia. Es un método tan dinamitero como inútil, de muy difícil pronóstico y perturbador de la convivencia y el deseable bienestar que sólo puede alcanzarse desde las certezas política y jurídica, la unidad de mercado, el sosiego intelectual y la paz entendida, al menos, como compromiso. José Luis Rodríguez Zapatero, aunque el asunto no le sea ajeno a Mariano Rajoy, tiene que enfrentarse al problema y recomponer el espíritu constitucional que pretenden romper en el País Vasco en contagioso efecto de simpatía con los excesos de parecido signo y mayor discreción formal que, casi a diario, ponen en marcha las fuerzas integrantes del tripartito catalán, que los males suelen agruparse por familias y circular en pelotón. T C E L S la estrategia de siempre, pero con Maragall, Elorza y Eguiguren como protagonistas. Lo anuncié en La izquierda y la nación Estamos ante el modelo confederal de España. Es el cierre de filas de nacionalistas y socialistas. A partir de aquí, éstos van a intentar impedir que la derecha pueda ser alternativa. En realidad, se va a impedir la alternancia. Por eso digo que el Plan Ibarretxe es una parte tan sólo del asalto al Estado democrático que supone el Plan del PSOE. REVISTA DE PRENSA pues se habrán de diseñar otros nuevos. Sobre el eslogan Nadie hizo más por Portugal surgía la imagen de los cinco primeros ministros del PSD: Sá Carneiro, Pinto Balsemão, Cavaco Silva, Durão Barroso y Santana Lopes, este último candidato para las elecciones legislativas que se celebran en Portugal el 20 de febrero. Mientras que Pinto Balsemão y Durão Barroso, así como la familia del fallecido Francisco Sá Carneiro, dieron luz verde a la iniciativa de ser el soporte mediático de la campaña, Cavaco Silva fue informado por carta de la misma, por encontrarse fuera del país. La negativa fue recibida con sorpresa en el seno del partido y, según explicó un destacado cavaquista al Diario de Noticias, el profesor Cavaco no quiere ser identificado con este PSD. Colocar su imagen en un cartel sería aprovechamiento ilegítimo Al parecer, Cavaco Silva explicó en su carta que desde hace años se encuentra fuera de la vida partidista y que cree que involucrarse en la campaña puede interferir en su carrera académica. BELÉN RODRIGO Cavaco no cede su imagen al PSD El ex primer ministro portugués Aníbal Cavaco Silva ha vetado la utilización de su imagen en los carteles de pre- campaña electoral del Partido Socialdemócrata (PSD) con el que ocupó el cargo de jefe de Gobierno durante diez años (1985- 1995) El Diario de Noticias recoge la noticia, surgida el pasado lunes, cuando el propio Cavaco Silva escribió al secretario general del partido, Miguel Relvas, prohibiéndole la utilización de su imagen. Ayer mismo, desde la sede central del PSD, confirmaron lo sucedido. El problema es que los primeros carteles ya estaban impresos e incluso uno de ellos fue colocado el lunes por la mañana en la zona de Benfica. Unos carteles que tendrán que ir a parar a la basura, El TPI y el primer ministro kosovar Ramush Haradinaj, ex comandante de la guerrilla albanokosovar y actual primer ministro del Gobierno de Kosovo, recibió una acusación del Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes de guerra, según publicó el diario montenegrino Dan en su edición de ayer. Remitiéndose a fuentes cercanas al Gobierno kosovar, el periódico afirma que los instructores judiciales del TPI le acusan de delitos cometidos contra la población civil serbia y contra miembros de otros grupos étnicos en Kosovo, durante el conflicto de esta región entre los años 1998 y 1999. Haradinaj fue nombrado primer ministro por el nuevo Parlamento de Kosovo el 3 de diciembre del año pasado. SIMÓN TECCO