Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 1 2005 Nacional 15 PLAN IBARRETXE CERCO A BATASUNA El fiscal pide 654 años de cárcel para 42 dirigentes de la trama juvenil de ETA Solicita que Batasuna responda por los daños de la kale borroka NATI VILLANUEVA MADRID. El fiscal de la Audiencia Nacional Enrique Molina pide un total de 654 años de prisión para 42 responsables de las organizaciones juveniles de ETA- -Jarrai y sus herederas, Haika y Segi- a las que considera integradas en la estructura de la banda terrorista. Además, solicita que Batasuna responda con su patrimonio- incluyendo el que tiene camuflado bajo la formal apariencia de las herriko tabernas -de los daños causados por los actos de violencia callejera, un pago que también tendrá que afrontar, según la petición del Ministerio Público, uno de los procesados, Asier Tapia, quien se enfrenta a una condena de 112 años de cárcel. Según informaron fuentes judiciales, 32 de los procesados- -el resto está en paradero desconocido- -se sentarán en el banquillo a finales de este mes o a principios de febrero, ya que la prisión preventiva de algunos de los que están encarcelados vence el 7 de marzo. De los 42 cabecillas de la trama juvenil de ETA, ocho están acusados de un delito de colaboración con organización terrorista- -que lleva aparejada la pena de 10 años de prisión- mientras que el resto lo está por integración en banda armada- -14 años de cárcel- Entre ellos se encuentra Tapia, a quien el fiscal imputa también 17 delitos de daños terroristas- -dos de ellos en grado de tentativa- -y tres de incendios en domicilios particulares. Estas acciones callejeras tuvieron lugar a raíz de un llamamiento a la kale borroka que el propio acusado hizo, en calidad de portavoz de Haika, cuando fue detenido por orden del juez Baltasar Garzón el 6 de marzo de 2001. zativa, financiera y en su caracterización como cantera de militantes- -para el frente armado de la banda- quienes reciben su bautismo de fuego a través de la kale borroka Jarrai no era una organización juvenil como cualquier otra- -apunta- ya que se configuraba como Vanguardia delegada de ETA en el sector juvenil, debía movilizar a los jóvenes hacia los objetivos y estrategia de ETA, instrumentalizaba a la juventud vasca a la que trasladaba el proyecto de la organización criminal y tenía encomendada la tarea de aportar cuadros y militantes a las organizaciones de KAS, selec- cionando en su estructura a los militantes más cualificados políticamente y capaces del mayor compromiso personal para ocupar niveles de responsabilidad en las estructuras de ETA En este sentido, señala que parlamentarios proetarras como Jon Salaberría han sido militantes de Jarrai. Respecto a su financiación, el fiscal concluye que Jarrai no sólo percibía transferencias de fondos procedentes de ETA, sino que a partir de determinado momento, estructura sus vías de generación de ingresos ajustándose a la planificación establecida por la banda en el denominado proyecto Udalexte para la autofinanciación de las distintas organizaciones del MLNV Jarrai, cantera de la banda terrorista En su escrito de calificación, de 85 folios, el fiscal concluye que la trama juvenil de ETA forma parte de la organización criminal sigue sus directrices e instrucciones y está controlada por ella, de tal forma que sus actuaciones son adecuadas en cada momento a las necesidades de la banda terrorista. Además, considera que Jarrai- Haika constituye el grupo con mayor implicación en la autodenominada lucha de masas y asegura que sus dirigentes participan directamente en contactos con los responsables del aparato político de ETA Para establecer esta vinculación, Molina se apoya en documentación intervenida tanto a miembros de la banda terrorista como a responsables de la trama juvenil. En ella figuran, entre otros, datos sobre la estructura, financiación, comunicación, planificación o balance de actividades de Jarrai, lo que lleva al Ministerio Público a concluir que desde su nacimiento, Jarrai constituyó un instrumento de ETA Este extremo se concreta, señala el fiscal, en su dependencia política, organi-