Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 1 2005 Opinión 5 Propósito y realidad Sólo en Madrid se empadronan a diario unos 300 inmigrantes, lo que depara unos 100.000 más cada año. Si desde la secretaría de Estado de Inmigración, que dirige Consuelo Rumí, se insiste en que España sólo puede asumir e integrar entre un 8 y un 10 por ciento de población extranjera, crecimientos del 15 como los que se producen no se compadecen con esos propósitos. ¡Estaba en el Congreso! Ahora resulta que el motivo principal de pendencia, el documento original del borrador del Estatuto de autonomía de Catalunya, está en el Congreso y no en el Archivo de la Guerra Civil. Es de esperar que, en breve, ERC formule a sus socios socialistas la petición de que se devuelva. La estrella del expolio el paradigma del oprobio insuperable para los independentistas de Esquerra, estaba pues en las Cortes. ¿Y para eso había que ordenar el desmembramiento del Archivo de Salamanca? ¿Qué opina al respecto la comisión de expertos? expertos en copias, claro Haciendo caja Los españoles se gastaron el año pasado en juegos del Estado 9.000 millones, un diez por ciento más que en 2003. Los sorteos y apuestas del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas se han convertido en una muy estimable fuentes de ingresos (el año pasado 2.500 millones) para el Tesoro. El Ministerio de Economía, que dirige Pedro Solbes, lo sabe y sigue inventando. POR LA CARA FERNANDO R. LAFUENTE E CHEMA BARROSO Cuestión de imagen. Deportistas, artistas, escritores y periodistas serán el soporte mediático de la campaña publicitaria con la que el Gobierno dará a conocer la Constitución europea, que el 20 de febrero será sometida a referéndum. Los protagonistas aparecerán leyendo artículos del Tratado. El fútbol será elemento esencial de la campaña, pues además de contar con la colaboración de Cruyff y Butragueño, se aprovechará el partido entre Atlético y Real Madrid para repartir 57.000 insignias con el logotipo de la campaña, Los primeros con Europa y un folleto explicativo. En la imagen, el ministro Moratinos con el anuncio en el que aparece Cruyff al fondo. L tedio que ha logrado transmitir la clase política, es decir, los políticos en activo, y de manera especial los que se denominan portavoces de sus grupos, respecto al referéndum europeo es tal que la única manera que el Gobierno ha descubierto para despertar el interés de los ciudadanos resulta de una originalidad apabullante: llénese la campaña de caras conocidas y queridas, así en general. De todos los ámbitos y todas las procedencias. ¿No somos plurales, no somos diversos, no somos muchos? Al escucharlos narrar las bondades del texto, habrá pensado Moratinos, y verlos en las vallas y en la tele, lucirá esplendorosa, cercana, ecuánime, irresistible la Carta Magna europea. Toma ya. Nadie se resistirá a la recomendación. Y como hoy la vida es una continua cara popular, un prolongado rostro que sale y triunfa, un guiño cariñoso de complicidad, qué mejor solución para dulcificar la pesada letra constitucional europea que sea leída, y apoyada, por gentes de notable- -irá por barrios- -reconocimiento público. Al fin y al cabo son famosos. Sin fama no hay Constitución. Viva el espectáculo. Más de uno pensará que si no eres famoso- -aunque sea mediante la fórmula Warhol, cinco minutos de tu vida en pantalla- -no vales ni para promocionar un referéndum, por muy europeo que sea. Esta obsesión por la fama tendrá sus consecuencias. Con lo bien que se vive de manera anónima e invisible. Lo curioso es que a la hora de dar la cara, la de verdad, para apoyar, promocionar, proponer el voto a la futura Constitución europea, los del gremio se abren y echan mano de otros, no vaya a ser que la cosa se chusque, les pasan la papeleta por si acaso. Todo eso de la pedagogía, los debates, la información tranquila y sosegada, los pros y los contras (si los hubiera) las ventajas y los incovenientes, la conveniencia o la inconveniencia, todo eso se resume en la cara de alguien conocido. Y uno no duda de la mejor intención de todos. Pero la vida son formas, apuntar maneras. Para colmo, cuando pinten bastos los mismos portavoces, que no paran de hablar, ni salen de su ensimismamiento gremial arremeterán, muy dignos, contra la frivolidad de la fama. Pero son los de la fama, quienes, al final, les sacarán las castañas (europeas) del fuego (general.