Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 5 1 2005 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca Jefes de área: Jaime González (Opinión) Alberto Pérez (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Mayte Alcaraz (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Pablo Planas (Reportajes- corresponsal político) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Ignacio Sanz IGNACIO CAMACHO ¿Y SI NO, A TORTAS al plan soberanista. Esta situación empieza a comA rueda de prensa que ayer ofreció el lendakaplicar más si cabe el discurso del PSOE, porque las ri Ibarretxe demuestra que los nacionalistas razones que oponga al plan Ibarretxe son aplicables han detectado con su agudeza habitual la fraa las pretensiones del tripartito catalán y en buena gilidad de la respuesta dada por el Gobierno de José parte al sucedáneo nacionalista alumbrado por el Luis Rodríguez Zapatero a la aprobación parlamensocialismo vasco. El problema no radica en los protaria de la propuesta del nacionalismo vasco. Miencedimientos elegidos por el lendakari, sino en los tras el jefe del Ejecutivo se recrea en anunciar obviecontenidos que ha volcado en su propuesta y en la dades- -que dirá a Ibarretxe que no negociará, que significación política e histórica de la misma, en la el plan no se aprobará en el Congreso- el lendakari medida en que fusiona de manera auténtica los inteha aumentado la presión política para dejar bien clareses del nacionalismo gobernante y de ETA, sin trero que la iniciativa es suya y que su oferta a Zapategua. Por eso, el lendakari señala la disyuntiva entre ro no es para negociar el contenido del plan si no negociación o tortas porque la banda terrorista cómo se pone en marcha pacíficamente. Hechos conestá como quería Arzalluz, quieta pero no derrotada sumados. Y es en este punto donde el lendakari emy a disposición de una violencia renovada que Ibapezó a descubrir sus cartas más duras, preguntándorretxe ha legitimado previamente como efecto futuse capciosamente si, a falta de negociación, la soluro de la negativa a negociar su plan. ción del conflicto será a tortas Zapatero ya tiene datos suficientes de por dónde va el nacionalismo SÍ no basta con que el Gobierno navegue en círvasco y la relación amable que le propone a Espaculos alrededor de obviedades, menos aún con ña. El PNV y sus socios han lanzado un plan soberaque Rodríguez Zapatero especule con los tiempos en nista, con ETA de telón de fondo y una oferta de trafunción de las expectativas electorales de su partido to bilateral entre el País Vasco y España. Hasta ahoen las autonómicas vascas de la próxima primavera, salvo los terroristas, nadie había mentado la sora. Si el socialismo vasco espera captar a los naciolución de las tortas lo que convierte a Iberretxe nalistas moderados -si es que existen después de en un lamentable pionero que rompe el tabú de las las contadísimas bajas en las filas del nacionalisalusiones al enfrentamiento civil. mo- debería empezar por recordar que el plan soEl Gobierno puede insistir cuanto quiera en que beranista lo están ejecutando los que fueron presenel plan del lendakari es inconstitucional y que el Partados como moderados del PNV, empezando por Jolamento lo rechazará, pero la ausencia de medidas su Jon Imaz y siguiendo por Ibarretxe, quien fuera políticas y legales inmediatas a la aprobación de la número dos del ex lendakari Ardanza. Ya no está propuesta soberanista está reafirmando a los nacioArzalluz, y Egibar es tratado conalistas en la eficacia de su esmo un verso suelto Los motrategia. El cáncer no se trata derados son los que han aprobacomo un catarro. Zapatero elu Salvo ETA, hasta ahora do el plan del lendakari y de de al TC, no ha sido capaz de nadie había mentado la quienes debería preocuparse recibir a Rajoy antes que a IbaPatxi López es de los socialisrretxe y tampoco ha hecho essolución de las tortas lo tas moderados que apoyan la fuerzo alguno por arropar a y los Tribunales de Justicia que que convierte a Ibarretxe Constituciónal el Estatuto. está El desafío Estado ya se comprometieron con la aplicación de la Ley de Partidos. en un lamentable pionero en marcha y con toda probabilidad no será suficiente una deEn plena crisis de Estado, el que rompe el tabú de las rrota en el Congreso, inocua y Gobierno y el fiscal general descontada desde el primer model Estado dan por bueno el aualusiones al mento por los nacionalistas. to de una juez instructora que, La alternativa es mucho más archivando la querella contra enfrentamiento civil exigente, e implica un giro a la Atutxa, pone en solfa la actuapolítica del Ejecutivo en su reción de la Sala Especial del Trilación con los nacionalismos y bunal Supremo- -formada en su actitud ante las reformas de la Constitución y por los cuatro presidentes de Sala y doce magistrade los Estatutos. El Gobierno, si es sincero en su dedos más del mismo tribunal- -y viste a Batasuna fensa de la Constitución, debe construir un acuerdo con el papel de víctima de un proceso sin garantías. expreso o no con el PP, el único partido con el que Conde- Pumpido yerra al optar por la vía contemplapuede alcanzar un Pacto de Estado en el sentido que tiva, privilegiando la solución política (la preferida Mariano Rajoy ha expuesto: defender la unidad de del Gobierno) sobre la judicial, en un intento de seEspaña y preservar la soberanía nacional. pararse lo más posible de la era Aznar. Pero cada Confiando en que Zapatero pensará que está maépoca y cada desafío tienen sus métodos. nejando bien los tiempos y en que su intención final N estas condiciones, el lendakari se crece, más es doblarle el pulso a Ibarretxe, el jefe del Ejecutivo aún cuando contempla que cuenta como apodebe tener claro lo que está en juego: esto no es una yos en el Congreso a los socios del Gobierno del disputa por más competencias autonómicas o por PSOE. Ibarretxe no puede sentirse disuadido por la una semántica nueva, sino por una sustitución de la admonición del jefe del Ejecutivo Gobierno cuando España actual por una confederación de entes pauna parte influyente de la actual mayoría que apoya raestatales, una quiebra del Estado a merced de voa Rodríguez Zapatero ya ha expresado su respaldo luntades insolidarias. L ENLACUERDA FLOJA A celebración de las elecciones en Irak el 30 de enero parece cada día más difícil, teniendo en cuenta la creciente audacia y efectividad de los golpes de los grupos terroristas que tratan de impedirlas. El asesinato ayer del gobernador de Bagdad, Ali al- Haidri, sirve para ilustrar la gravedad de una situación que en los últimos meses no ha parado de empeorar. Por ello no es de extrañar que las autoridades provisionales iraquíes hayan evocado por primera vez abiertamente la posibilidad de que la votación tenga que ser aplazada ante la evidencia de que en zonas del país la situación de violencia puede comprometer la organización de los comicios. Parece claro que la suspensión de las elecciones representaría una victoria para los terroristas, cuyo principal objetivo, como ya se ha visto con toda claridad, es impedir a toda costa el nacimiento de un sistema político basado en la democracia liberal. Ceder ante esta situación no haría más que reforzar las posiciones de los grupos de insurgentes cuyo objetivo es complicar el camino hacia la estabilidad en Irak. Por ello es fácil deducir que en caso de que se aplazase la jornada electoral tampoco hay ningún indicio que permita pensar que dentro de un mes o de tres las condiciones de seguridad vayan a ser diferentes a las actuales. Además, en amplias zonas del país la celebración de las elecciones puede tener lugar en condiciones prácticamente normales. En el Kurdistán al norte o en el sur donde están basadas las tropas británicas, los iraquíes podrían acudir a las urnas sin mayores sobresaltos. La mayor parte de los chiíes y de los kurdos goza en estos momentos de una cierta estabilidad de la que carece Bagdad y la zona de dominio de la minoría suní, vinculada históricamente a la dictadura de Sadam Husein. Las elecciones son siempre el gesto emblemático de un sistema basado en el respeto a las libertades individuales, y precisamente una parte de los problemas por los que atraviesa en estos momentos el mundo árabe y musulmán tiene mucho que ver con el hecho de que sus gentes permanecen mayoritariamente al margen de los derechos democráticos más elementales. Que se celebren las elecciones en Irak es, por tanto, un objetivo en sí mismo que habría de ayudar a que la sociedad iraquí pueda encontrar su propio camino en este mundo globalizado. Antes de renunciar a ello, Estados Unidos, como potencia ocupante, tendría que hacer un último esfuerzo- -por costoso que fuera- -para intentar mantener la palabra dada a los iraquíes y al mundo. L A E