Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MARTES 4 1 2005 ABC Cultura y espectáculos JOAN TARDÁ Portavoz en el Congreso de Esquerra Republicana de Cataluña Con la devolución del Archivo se empiezan a cerrar heridas, pero el proceso no acaba aquí Satisfecho ante el cumplimiento del PSOE y convencido de que demuestra que su apoyo al Gobierno no es a cambio de nada advierte que la superación de la historia acaba de empezar y que el próximo hito será la rehabilitación del presidente de la Generalitat, Lluis Companys, fusilado en la época de Franco TEXTO: ANA BELÉN HERNÁNDEZ FOTO: YOLANDA CARDO -Se han mostrado satisfechos ante la decisión de restituir a la Generalitat los papeles del Archivo por ver cumplido el compromiso del PSOE con su partido. ¿En qué consiste este acuerdo? -De hecho, ese compromiso fue formalizado por el Gobierno en el Congreso de los Diputados a partir de una proposición de ley de ERC que se sumaba a otra de CiU, que no consideraba correcto dar seis meses de plazo al Gobierno. La proposición finalmente aprobada reconocía el término incautación y a cambio el Gobierno se comprometía a dar solución a este contencioso en seis meses. ERC consideró que a un gobierno naciente había que darle un margen suficiente para que las cosas pudieran hacerse bien. Entendiendo que estamos a final de año y que el dictamen está en plazo y el Gobierno cumple con lo que se comprometió, ERC está satisfecha, por supuesto. ¿Y si el dictamen hubiera sido en otro sentido, si hubiera denegado la salida de los papeles -Era muy difícil que hubiera otro comportamiento, puesto que estamos hablando de una absoluta unanimidad del mundo académico, del apoyo de casi 750 intelectuales de muchas universidades de todo el mundo con el propio Noam Chomsky a la cabeza. Aunque cualquier solución sea posible desde el punto de vista político, era muy difícil que una comisión que no obedeciera a postulados políticos a priori pudiera tener otro tipo de resolución. -El PSOE primero se negó a hacer caso a su reclamación; luego, y sólo con un Gobierno sostenido por el pacto con CiU, decidió la devolución, la rectificó, y finalmente dejó el problema en el aire. ¿Qué ha cambiado para reabrirlo todo? -Creo que lo importante es el factor tiempo. Para ERC, esta legislatura, se quiera o no, tendrá como uno de los puntos importantes todo lo que afecta a la memoria republicana y antifascista. Durante 25 años no se han hecho los deberes, puesto que hubo una voluntad de confundir todo lo que entra en los parámetros de la amnistía con la amnesia de lo que fue la lucha antifranquista. La transición dejó frentes abiertos, y aun siendo importantes los papeles de Salamanca porque significan la restitución de una parte del patrimonio histórico catalán, hay otras circunstancias que habrá que discutir. Ya se habla de algunas como la anulación de las causas sumarísimas que llevaron a tantos demócratas españoles y catalanes ante pelotones de fusilamiento del Ejército español... Estamos en el inicio de un proceso de superación de la historia, y en este devenir ahora nos planteábamos la resolución de un contencioso que arranca en los mismos inicios de la democracia. Por tanto, no hablamos ni de robos ni de atracos, como se pretende hacer ver; hablamos de restitución del sta- Joan Tardá, ayer en Barcelona tu quo de 1936, cuando la Generalitat de Cataluña era Estado también, era Estado español y Estado republicano, pero además tenía las competencias exclusivas por lo que refiere al patrimonio documental. El PSOE en 2004 se atreve con aquello que no se atrevió cuando Alborch ya tomó una decisión que luego fue incapaz de ejecutar. -No me negará que la decisión de reabrir el contencioso está condicionada por el apoyo de ustedes al Gobierno de Rodríguez Zapatero. -Por supuesto, estoy convencido de que si la correlación de fuerzas hubiera sido otra las cosas hubieran sido más difíciles. Esto, aquí y en Tombuctú. Si alguna cosa nos distingue a ERC es que todavía somos bastante vírgenes políticamente, lo que nos induce a cometer más errores que los demás... Le dijimos a Zapatero que si quieren entenderse con nosotros, y el independentismo catalán intenta establecer unas relaciones de interlocución desacomplejadas con la izquierda española, este tema de la memoria republicana es clave. Lo que no hacemos es escondernos en el lenguaje. En muy pocos meses se han presentado enmiendas en favor de la recuperación del honor de los guerrilleros, una proposición de ley para restituir el honor y los bienes de la masonería, por la anulación de la causa general, que se restituya el honor y los bienes a los antifranquistas encarcelados... Estos temas afectan al patrimonio documental: que no se nos diga que no somos claros. -Los expertos han hablado de irregularidades en el trabajo de la comisión, de un grupo mayoritario de adeptos al partido en el Gobierno y a su causa. ¿Qué opina? -Conociendo personalmente a algunos expertos, dudo que en la fase de sus vidas en que se encuentran dejaran comprometer su currículum por una formulación engañosa. Me suena a argumentos que desde el otro bando suenan a no tener otros. Es más, que no haya ningún voto en contra, ni siquera de las personas de las que podía esperarse por su postura divergente... Le dijimos a Zapatero que si quieren entenderse con ERC el tema de la memoria republicana es clave El PSOE se atreve en 2004 con lo que no se atrevió cuando Alborch tomó una decisión que fue incapaz de ejecutar