Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 1 2005 Sociedad 45 animales. Se la cita entre las más antigua de España (junto a las de Sevilla y Alcoy) El Molar (Madrid) Se encienden luminarias por los cerros para alumbrar la llegada de los Reyes y se pasean las calles con teas encendidas. Oropesa (Castellón) Los Reyes Magos llegan por el mar en barca. Santillana del Mar (Cantabria) Unas doscientas personas participan en el auto sacramental de los Reyes Magos de Oriente a las ocho de la tarde. La comitiva real recorre las históricas callejas. San Sebastián. Por la tarde, los Reyes llegan en barca al dique exterior del puerto acompañados por numerosas embarcaciones. Sevilla. Participa en la disputa por el título de la cabalgata más antigua. Día 6 de enero Aledo (Murcia) Auto Sacramental de los Reyes Magos, interpretado por vecinos de la localidad. Cañada (Alicante) Días 6 y 7 de enero. Auto Sacramental que se realiza desde 1764. Churra (Murcia) Es uno de los autos más famosos de la región murciana. Muchos de sus personajes hablan en panocho (dialecto de la Huerta) Murcia. En pueblos cercanos a la capital (La Raya, La Ñora, El Palmar... se celebra una función tradicional de Reyes y Pastores. Sangüesa (Navarra) Representación del Misterio de los Reyes Magos. Información elaborada por César Justel Varela, psicóloga, habitual en los medios de comunicación. Varela cree que la ilusión ayuda a vivir, y que es bueno que la tengamos. Es capital en nuestro banco psicológico, que dará su rentabilidad en la vida Ella siempre la tuvo. En su infancia, en Linares recuerdo los grandes pasillos de casa, la larga noche de espera y aún hoy, con dos hijas mayores. Claro que vivimos en una sociedad de consumismo exagerado, pero regalar no significa necesariamente muchas cosas y muy caras. Es más, a menudo, la expectativa es más gratificante que el desenlace Melchor, en Pozuelo de Alarcón (Madrid) se encarnará en Félix Alba, médico, concejal de Sanidad y Participación Ciudadana, un ejemplo de adoración por la figura de los Reyes. Nunca me he perdido una cabalgata reconoce este padre de dos hijas. Hacía años que Félix Alba quería participar activamente en la gran fiesta de la noche del 5. El año pasado, cuando entró en política, vio el cielo abierto. No pudo ser entonces, pero ahora, al fin, seré Melchor, mi preferido. Y tengo una ilusión tremenda, porque nuestra cultura es la de los Reyes Magos. Yo sigo dejando los zapatos la noche del 5, con turrón y agua al lado, y sigo esperando nervioso qué habrán dejado en casa EFE La cabalgata de Alcoy, en la que participan 2.000 personas- -antorcheros, sirvientes, pajes y, por supuesto, los Reyes- -se celebra sin interrupción desde 1885 ta dice Alfonso Jordá, cronista de la Asociación San Jorge, organizadora- -junto al Ayuntamiento- -de la cabalgata de Alcoy, una de las más antiguas de España. Alcoy tiene sesenta mil habitantes: unos dos mil participan directamente en la comitiva, y el resto sale a la calle como público, se emociona en la Adoración, junto al belén viviente en esta campaña por otra razón- -añade- en Reyes, todo el mundo regala, padres e hijos, y abuelos, y tíos, y primos, y hasta amigos, lo que no ocurre en otros países de nuestro entorno Los Reyes Magos son un juego maravilloso y bendito se emociona Pilar Días ambiguos La Navidad es ambigua, alegre, pero también triste en esta sociedad en la que encontramos cada vez más gente sola reflexiona Juan Antonio Estrada, catedrático de Filosofía de la Religión de la Universidad de Granada. Estrada navega entre el pesimismo y el optimismo cuando le planteamos el papel de los Reyes Magos. Por un lado, la sociedad de consumo engulle todos los símbolos, también éste; por otro, en los países latinos la familia es una institución muy fuerte, en la que el niño es el rey, y en la que funcionan elementos profundamente arraigados, con mucha capacidad de resistencia Los españoles nos gastamos cada año cerca de mil millones de euros en juguetes, según José A. Pastor, director general adjunto de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes. El 72 por ciento de esa cantidad se concentra en la campaña de Navidad, lo que da idea de lo que de negocio tienen estos días. Sobre el pulso entre Papá Noel y los Reyes, la consultora NPD Eurotoys ha aportado datos que no dejan lugar a dudas. Dice Guadalupe Corzo, su responsable en España, que sólo en uno de cada cinco hogares se intercambian regalos en Navidad, y que Papá Noel invierte menos que los Reyes en cada regalo: diez euros en el primer caso, entre 11 y 30 en el segundo. Gastamos más que en el resto de Europa LA ESTRELLA DE LOS REYES MAGOS VALENTÍN MARTÍNEZ- OTERO PSICÓLOGO E La nieve acompañó la pasada semana el paso de los Reyes Magos por León MANUEL DE LA FUENTE l 6 de enero se celebra la Epifanía, festividad cuyo origen religioso queda en nuestra sociedad ampliamente rebasado y con frecuencia desvirtuado. Más allá de adulteraciones e interpretaciones, lo cierto es que la conmemoración del viaje que los Magos de Oriente realizaron para adorar a Jesús en Belén perdura. La fecha no deja indiferente a nadie. Año tras año pequeños y grandes reviven la visita de los Reyes Magos con renovado alborozo. El arraigo de esta tradición ha de buscarse, al menos en parte, en la virtualidad del relato para explicar misterios e ilusionar. Es bien sabido que estructuramos nuestra vida de forma narrativa y damos sentido a la experiencia por medio del lenguaje. La versión que nos llega de los Reyes Magos se inserta en un relato magno que nos describe y descubre personal y culturalmente. Los Magos que ahora recordamos parece que eran sabios astrónomos que, según el Evangelio de San Mateo, honraron al Niño regalándole oro, incienso y mirra. En nuestros días estos presentes amorosos aspiran a perdurar simbólicamente mediante los regalos. Si pensamos, por ejemplo, en los que realizan los padres a sus hijos, es preciso fortalecer su significado prístino, hoy amenazado por el consumismo. El regalo posibilita la entrada del adulto en el mundo infantil siempre que se haga con el tacto y la calidez que muestra la iconografía de Reyes Magos que se arrodillan para estar a la altura del Niño. En verdad, los niños no necesitan que los deslumbren con juguetes caros o sofisticados, sino que los alumbren con donación cordial. Por eso, el objeto material es secundario y lo genuinamente principal es la relación afectiva que se establece con el pequeño, mucho más necesitado de juego vital que de juguetes, aunque esta afirmación atente contra la consigna comercial imperante. Ojalá la estrella rutilante que un lejano día guió a los Magos de Oriente ilumine a cuantos desean satisfacer necesidades e ilusiones de otras personas.