Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 4 1 2005 ABC Prohibido el paso a la Explanada de las Mezquitas J. C. JERUSALÉN. Ningún candidato a las elecciones presidenciales palestinas del 9 de enero, tampoco el preferido en Tel Aviv, Mahmud Abbas (Abu Mazen) podrá visitar esta semana con fines políticos la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar más sagrado del Islam, tras La Meca y Medina, y lugar en el que se desató la Segunda Intifada. Abu Mazen, en cambio, será autorizado a pasear por Jerusalén Este durante su campaña. La cita con Al Quds (La Santa) como conocen y llaman los árabes a Jerusalén, será el viernes. Quienes no tienen problema alguno no sólo para visitar Jerusalén sino para sitiar los accesos a las Oficinas del Gobierno israelí son los centenares de colonos judíos de Gaza y Cisjordania que se manifiestan en contra de la evacuación de la Franja mediterránea. La tensión crece día a día entre colonos y Fuerzas de Seguridad. Ayer llegaron incluso a las manos durante la evacuación de un asentamiento ilegal y salvaje (todos los son según la legislación internacional) en el norte de Cisjordania. Un militar israelí se enfrentó a golpes con sus compañeros de armas, al solidarizarse con los colonos. Como una quincena de ellos, el soldado, de uniforme, También fue detenido. Policías israelíes desalojan a un colono durante una manifestación de protesta ayer en un asentamiento de Cisjordania REUTERS La segura victoria de Mahmud Abbas en las elecciones; la evacuación judía de Gaza; la nueva ventana para la paz en la región... Mientras, se impone la política de hechos consumados a ambos lados del muro Sharón, el tapado de las presidenciales palestinas TEXTO JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Ni uno más ni uno menos: 43 son los puntos de ventaja, según el último sondeo, de Mahmud Abbas (alias Abu Mazen) sobre su más inmediato seguidor, Mustafá Barghuti, en la carrera electoral del domingo en la Palestina que no existe pero sufre. No es pues la emoción una de las características principales de estos comicios boicoteados por todos los partidos de la oposición, salvo por el marginal del FDLP. La campaña apenas importa. Los discursos de los candidatos entran dentro de lo previsible: por ejemplo, el de ayer en Gaza de Abu Mazen, en el que se declaró en contra de levantar las armas contra sus hermanos palestinos por muy radicales o fundamentalistas islámicos que sean. Los observadores internacionales, desplegados por centenares, en los Territorios Ocupados Palestinos, sentenciarán la legitimidad de la victoria del cabeza de cartel preferido por los Gobiernos y las instituciones internacionales que les han enviado hasta aquí. La clave pues no radica en el hoy. Mucho menos en el ayer. La clave es el día después. Así lo entiende el propio Mahmud Abbas. Así lo comprende esa comunidad internacional tan poco neutral. Así lo atisba la población palestina, ansiosa por enterrar su sufri- miento y no sólo a sus muertos. Y así lo ha captado desde hace ya tiempo el otro seguro vencedor de estas elecciones, el tapado israelí de las presidenciales palestinas: Ariel Sharón. La secuencia de acontecimientos después del día 9 de enero, obvia: Abu Mazen es proclamado vencedor sin oposición; EE. UU. la UE, Egipto y Jordania, Gran Bretaña, con su minimizada conferencia de febrero, se lanzan a la arena diplomática y apuestan por resucitar el diálogo y rescatar la Hoja de Ruta Sharón y Abbas se reúnen cara a cara y chocan contra el muro de hechos consumados. Y estos son algunos de los más recientes, según han denunciado organizaciones de derechos humanos y el diario israelí Haaretz. El nuevo trazado del muro ilegal, una vez maquillado a instancias del Tribunal Supremo hebreo, incluirá del lado israelí todo el bloque de asentamientos de Gush Etzion, entre Belén y Hebrón. Es decir, 50.000 judíos; 10 colonias; 4 aldeas palestinas con 18.000 habitantes, y un buen puñado de hectáreas de la región de Belén quedarán bajo control de Israel. Las constructoras israelíes trabajan en la actualidad en la ampliación, con más de 3.500 viviendas, de varios asentamientos de Cisjordania. La nueva línea férrea entre Tel Aviv y Jerusalén se adentrará en los territorios palestinos, con una nueva anexión de tierras, con dos túneles a la altura de las localidades de Latrún y Mevaseret Zion, con un proyecto ya aprobado por el ministro de Transportes, Meir Sheetrit, que debe estar terminado en el año 2008. Dov Weisglass, mano derecha de Sharón, ha declarado que la intención última de la evacuación de Gaza es forjarse una coartada ante la comunidad internacional para apropiarse de la mayor parte de Cisjordania. El Ejecutivo israelí ha aprobado un presupuesto de decenas de millones de El Ejecutivo israelí ha aprobado un plan para blindar los tejados de las viviendas de las colonias de Gaza Sharón ha dado carta blanca a su Ejército para lanzar operaciones de castigo contra los campos de refugiados shekels para blindar los tejados de las viviendas de los asentamientos judíos de Gaza, los mismos que deben ser evacuados en verano, contra el lanzamiento de cohetes artesanales Qassam La Oficina del primer ministro de Israel acaba de desmentir de manera tajante unas manifestaciones de Ehud Olmert, número dos aunque tres del Gobierno, a la espera de la incorporación de Simón Peres, en las que adelantaba una posible retirada, muy parcial, de Cisjordania: Esa retirada no entra en nuestros planes Ariel Sharón ha dado carta blanca a su Ejército para lanzar operaciones de castigo de grueso calibre contra los campos de refugiados palestinos del norte y sur de Gaza desde donde se lanzan contra la ciudad fronteriza de Sderot y contra los asentamientos de Gaza los citados cohetes Qassam práctica condenada ayer por Abu Mazen quien también ha acusado a Israel de que, con sus andanadas militares, torpedea y sabotea las presidenciales del domingo. El día después, con estos botones de muestra de unos hechos consumados hace demasiado tiempo en Tierra Santa, no augura nada bueno. Por mucho que algunos abran de par en par a la paz esas ventanas sin marcos ni sujeciones.