Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MARTES 4 1 2005 ABC Internacional El sureste asiático dispondrá de una red de alerta ante desastres naturales similar a la del Pacífico Naciones Unidas y varios países de la región quieren implantarla antes de 2006 que la planificación de este sistema sea discutida durante la conferencia sobre las consecuencias del maremoto que se celebrará el jueves en Yakarta ABC BANGKOK NACIONES UNIDAS. El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, anunció ayer que el sureste asiático, la región devastada por el maremoto del pasado 26 de diciembre, establecerá un sistema de prevención de desastres con la participación de varios países y de Naciones Unidas. Indonesia y otros Estados vecinos planean establecer un sistema de alerta para prevenir los desastres naturales, incluidos seísmos y maremotos. Su objetivo será evitar en lo posible las pérdidas masivas de vidas humanas precisó Yudhoyono durante una rueda de prensa en Yakarta. Se espera que la planificación de este sistema de alerta, que será similar al ya implantado en dos docenas de países bañados por el Pacífico, y cuyo coste no superaría los 25 millones de euros, según estimaciones de la Oficina de Desastres de Naciones Unidas, sea discutida durante la conferencia sobre las consecuencias del maremoto, que tendrá lugar en Yakarta el próximo jueves. La red de alerta contra desastres naturales operativa en el Pacífico- -Sistema de Alerta del Pacífico- -comparte información entre todos los países que la integran- -un total de 26- -y transmite las alertas correspondientes, en cuanto detecta un maremoto a partir de una magnitud determinada. Su sede, instalada en Hawai, es capaz de transmitir dicha alerta en sólo 15 minutos, aportando datos precisos sobre el epicentro del seísmo, su magnitud, la velocidad del posible tsunami y las zonas que podrían verse más afectadas. De haber estado operativa una red de estas características en la región asolada por el último tsunami, el desastre se habría cobrado muchos miles de vidas humanas menos de las 150.000 calculadas ahora en los once países arrasados. La Oficina de Desastres de la ONU ha emitido un comunicado en el que muestra su deseo de que, antes de 2006, todos los países de la cuenca asiática, en especial aquellos del sureste del continente, dispongan de equipamiento, siquiera sea básico, para detectar con la suficiente antelación la posible formación de tsunamis. Esta institución ha sugerido que, una vez implantada esta nueva red de alerta, pueda incluso integrarse a la operativa en el Pacífib Se espera A la cumbre del próximo día 6 en Yakarta asistirán los mandatarios asiáticos de la región, además del secretario general de la ONU, Kofi Annan, y del secretario de Estado norteamericano, Colin Powell. El Gobierno indonesio cree que esta reunión extraordinaria permitirá recaudar más ayudas para proteger a los centenares de miles de damnificados. Propuesta de Chile Por su parte, el presidente chileno, Ricardo Lagos, durante su reunión con los embajadores de Indonesia, Malasia y Tailandia propuso la puesta en marcha una red de prevención de maremotos en ambos lados del Pacífico. Ciertamente, hay también otros métodos ancestrales de detección de maremotos, no menos eficaces, como han probado seis tribus primitivas del archipiélago indio de Andaman y Nicobar que han sobrevivido a los tsunamis gracias a sus tradicionales sistemas de alarta. Estos aborígenes habían percibido un peligro inminente a través de señales biológicas como el canto de los pájaros y el cambio en los patrones de conducta de los animales marinos afirmó V. R. Rao, director de la Inspección Antropológica de la India. Los aborígenes se adentraron en los bosques del interior de la isla en busca de seguridad; gracias a ello, no ha habido víctimas entre las comunidades de los jarwas, onges, shompens, sentenaleses y gran andamaneses. Estas tribus datan del Alto Paleolítico y del Mesolítico, por lo que tienen una antigüedad de entre 20.000 y 60.000 años. Los escombros se amontonan en la ciudad de Galle, en el sur de Sri Lanka co. Tanto Tailandia como Indonesia pertenecen a la red de alerta del Pacífico, pero sólo reciben información relativa a sus costas bañadas por este océano, no así sobre sus costas del Índico, lo que explica la falta de respuesta ante el pasado maremoto. REUTERS Hay otros sistemas de alerta, como los de ciertos aborígenes que detectaron el peligro en el canto de los pájaros Florece el secuestro de niños después del maremoto en Asia CARMEN VILLAR MIR. CORRESPONSAL ESTOCOLMO. La prensa sueca denunció ayer que en varios países asiáticos existen testimonios de que bandas delictivas, dedicadas al comercio de niños, están secuestrando adolescentes en las zonas afectadas por el maremoto. Charlotte Petri, secretaria general de Rädda Barnet una organización dedicada a salvar la vida de los pequeños tocados por el desastre, confirmó estos hechos y declaró que además de la experiencia, tenemos pruebas de que han desaparecido huérfanos en Sri Lanka durante los últimos días Algunos de los niños raptados son vendidos por las mafias que se dedi- can a la explotación sexual en los prostíbulos. En Asia, donde las niñas tienen poco valor en el turismo sexual, que a pesar de haber sido condenado unánimamente por las organizaciones turísticas internacionales ha vivido un incremento durante los últimos años, hay una especial predilección por los varones adolescentes. Uno de los secuestrados puede ser Kristian, un niño sueco de 12 años, que según varios testigos fue raptado en el hospital de Khao Lak por un desconocido de aspecto occidental Carolina Ekeus, secretaria de prensa del Rikskriminalen -Policia Criminal- confirma que siete agentes de su división han viajado a Tailan- Kristian Walker AP dia para ayudar en la búsqueda a la Policía local. Por su parte, los angustiados padres de Kristian han difundido la foto del chico y ruegan a todo aquél que le haya visto que contacte con ellos.