Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional BALANCE ANUAL DE TRÁFICO MARTES 4 1 2005 ABC La carretera mató a 3.516 personas, medio millar menos que en 2003 y la mejor cifra en 25 años La velocidad, las distracciones y el alcohol siguen siendo las principales causas de mortalidad b Interior se muestra satisfecho por Accidentes mortales en carretera Accidentes 2001 2002 2003 2004 Dif. 03 04 Dif. %3.525 3.434 3.443 3.038- 405- 11,76 Muertos 4.145 4.026 4.029 3.516- 513- 12,73 Heridos Graves 2.061 1.958 2.077 1.629- 448- 21,57 Heridos leves 1.959 1.918 1.970 1.559- 411- 20,86 2001 Muertos 4.145 4.026 4.029 3.516 2002 2003 2004 Las cifras de la carretera Decenso 12,7 por ciento en la cifra de personas fallecidas en accidentes de tráfico de 2004 respecto a 2003. En el año recién concluido murieron 3.516 personas en 3.038 accidentes, mientras que en 2003 fallecieron 4.029 en 3.443 accidentes. 134 muertos por millón de vehículos. La tasa de personas fallecidas por cada millón de vehículos en 2004- -134- -es significativamente inferior que en años anteriores, teniendo en cuenta que el parque móvil, en constante crecimiento, es de 26.320.000 vehículos. En 2003 fue de 160; en 2002, de 161; en 2001, de 171; y en 2000, de 185. Por ejemplo, en 1980 esa cifra fue de 442, con un parque de 10 millones de coches. El 27 por ciento de los siniestros ocurre por distracción del conductor y el 22, por exceso de velocidad. en falsas euforias porque aún falta mucho por hacer para reducir al mínimo el drama en las carreteras. Por ello, el ministro del Interior anunció que seguirán adelante las medidas que su Departamento ha puesto en marcha para el control de la siniestralidad tanto desde el punto de vista legislativo- -el carné por puntos o el control de la drogadicción al volante- -como desde el operativo: seguirán las campañas de tráfico para el uso del cinturón o la reducción de la velocidad, el incremento de los controles de alcoholemia... Evolución parque de vehículos- víctimas mortales Año 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 Cifra estimada las cifras esperanzadoras pero huye del triunfalismo y recuerda que los jóvenes están implicados en uno de cada cuatro accidentes MANUEL MARÍN MADRID. El final de 2004, no exento de malas noticias, al menos ha dejado en herencia al año recién estrenado una optimista: un descenso tanto en el número de fallecidos en accidentes de tráfico como en siniestros de carretera nunca conocido en los últimos 25 años. Durante 2004 se produjeron en nuestras carreteras 3.038 accidentes mortales, en los que perdieron la vida 3.516 personas, 513 menos que en en año anterior, lo que representa un significativo descenso del 12,7 por ciento. Las cifras de Interior revelan que en 2004 hubo 3.038 accidentes, 405 menos que en 2003 (se reduce el porcentaje en 11,76 puntos) 3.516 muertos, 513 menos (baja en el 12,73 por ciento) 1.629 heridos graves, 448 menos (inferior en un 21,57 por ciento) y 1.559 heridos leves, 411 menos (20,86 por ciento) En 2003 las cifras habían sido de 3.443 accidentes, 4.029 muertos, 2.077 heridos graves y 1.970 leves. Los datos son doblemente esperanzadores si se tiene en cuenta el importante incremento experimentado por el parque móvil, esto es, el número de vehículos en circulación, que en 2004 alcanzaron los 26.320.000, casi un 5 por ciento más que el año anterior. Para Interior resulta significativo que si en 1980, con un parque móvil que apenas superaba los 10 millones de vehículos, hubo una tasa de 442 fallecidos por millón de coches (4.507 muertos en total) ahora, con un parque duplicado con creces- -ha crecido más del 40 por ciento en la última década- la tasa es de 134. (Ver las tablas estadística en esta página) Estas cifras fueron celebradas por el ministro del Interior, José Antonio Alonso, y por el responsable de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, como el éxito repartido a partes iguales de un discurso político poderoso contra la inseguridad vial; de la creciente toma de conciencia por los conductores sobre el alcance de las tragedias que provoca el tráfico; del trabajo de las Fuerzas de Seguridad y la colaboración de asociaciones de automovilistas; y de la ayuda de los medios de comunicación. No obstante estos factores y la bondad de las cifras respecto a años anteriores, Alonso mantuvo que no es momento de incurrir en triunfalismo ni Parque vehículos 10.192.748 10.666.714 11.170.404 11.628.151 11.190.564 11.716.339 12.284.080 13.068.840 13.881.323 14.870.484 15.696.715 16.528.396 17.347.203 17.809.897 18.218.924 18.847.245 19.542.104 20.286.408 21.306.493 22.411.194 23.284.215 24.249.871 25.065.732 25.169.452 26.320.000 Muertos 4.507 4.319 3.945 4.040 4.070 4.189 4.605 5.041 5.419 6.095 5.936 5.744 5.088 4.735 4.083 4.220 3.998 4.034 4.289 4.280 4.295 4.145 4.026 4.029 3.516 Dif. -4,1- 8,66+ 2,4+ 0,7+ 2,9+ 9,9+ 9,4+ 7,7+ 12,4- 2,6- 3,2- 11,4- 6,9- 13,7+ 3,3- 5,2+ 0,9+ 6,3- 0,2+ 0,3- 3,5- 2,8+ 0,1- 12,73 Muertos Millón vehículos 442 405 353 347 363 357 374 385 390 409 378 347 293 265 224 223 204 198 201 190 185 171 161 160 134 Infografía ABC Discurso político poderoso Para Alonso, las causas de este descenso de la mortalidad se debe a tres factores- -ese discurso político poderoso las medidas de refuerzo del control por parte de los poderes públicos, y el mejor comportamiento del ciudadano en la seguridad vial- que pese a todo resultan todavía insuficientes para alcanzar el punto de tolerancia cero ante la siniestralidad. Se trata, en opinión de Alonso, de datos satisfactorios que en ningún caso deben permitir una relajación en la tendencia. Especialmente satisfecho estaba Alonso por los resultados si se analizan mes a mes. Y ello porque en agosto y diciembre, meses en los que tradicionalmente se produce un notable incremento de los desplazamientos por carretera, la mortalidad y el número de accidentes ha decrecido en casi el 25 por ciento. En todos los meses, a excepción de mayo y octubre, tanto el número de siniestros como de personas que perdieron su vida fue muy inferior al del año anterior, pero las cifras son llamativas en agosto y diciembre. En agosto hubo 306 accidentes mortales (frente a 383 de 2003) con 356 muertos, 109 menos; y en diciembre, 236 accidentes (frente a 309 de 2003) con 275 muertos, 91 menos. El número de jóvenes de entre 18 y 25 años muertos bajó en 2004 un 21 por ciento, pero aún están implicados en el 22 por ciento de los siniestros En agosto y diciembre, meses de mucho tránsito en carretera, el número de accidentes mortales se redujo un 25 por ciento Interior atribuye estas cifras en dos meses habitualmente trágicos a las medidas de especial énfasis adoptadas por la DGT para aumentar los controles de velocidad y la lucha contra el consumo de alcohol a la hora de conducir. El contrapunto lo marcaron mayo y octubre, con 299 muertos (uno más que en 2003) y 348 muertos (27 más) respectivamente. Mejor comportamiento del joven El exceso de velocidad y la distracción del conductor siguen siendo los causantes de un mayor número de siniestros (el 23 y el 27 por ciento respectivamente) así como el consumo del alcohol, si bien es cierto que este factor ha sido en 2004 menos determinante que en años anteriores. Alonso destacó el dato de que durante el pasado diciembre se realizaron 230.000 controles de alcoholemia a conductores, de los que 3.650, el 1,56 por ciento, dieron positivo. Aunque es un buen dato, sigue siendo una cifra alta lamentó el ministro del Interior.