Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 4 1 2005 ABC Nacional Zapatero recibirá a Ibarretxe antes de estudiar respuestas conjuntas con Rajoy El lendakari escuchará una cosa muy clara: fuera de la Constitución no se puede dialogar nada del Gobierno reitera que el plan Ibarretxe no tiene ninguna virtualidad jurídica y no va a prosperar y recuerda al PP que su recurso al TC fue baldío G. LÓPEZ ALBA JOSÉ CEJUDO MADRID SEVILLA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibirá al lendakari Juan José Ibarretxe antes que al líder de la oposición, Mariano Rajoy, según confirmaron ayer fuentes gubernamentales. La fecha de la entrevista se acordará telefónicamente el viernes y la previsión es que la reunión con el presidente del PP se produzca prácticamente de inmediato tras aquélla. La decisión de recibir primero a Ibarretxe obedece, según las fuentes consultadas, a una cuestión de protocolo institucional y al deseo de Zapatero de escuchar previamente el planteamiento del lendakari antes de estudiar una posible respuesta conjunta con el PP, que el jefe del Ejecutivo quiere que conjugue firmeza y prudencia El presidente del Gobierno aprovechó ayer su visita a una residencia de ancianos en Sevilla para advertir con toda solemnidad que el plan Ibarretxe al día de hoy no tiene ninguna virtualidad jurídica ya que no pasa de ser una propuesta y que, además, como bien sabe el lendakari, no va a prosperar b El presidente su caso se puedan dar en el ordenamiento jurídico En este punto, resaltó que hay una ley de leyes, una ley que está por encima de todas las decisiones, que es la Constitución que nos ha permitido vivir los mejores tiempos de la España moderna, de una España cada vez más solidaria y más progresista Ante la posibilidad de un solapamiento del debate del plan Ibarretxe en las Cortes y de la campaña de las elecciones vascas, que corresponde celebrar en mayo, respondió: Una propuesta no respeta la Constitución antes o después de las elecciones. Una propuesta no respeta lo que ha de ser un procedimiento conforme a las reglas democráticas haya elecciones o no. Es una circunstancia que tenemos en el horizonte, pero la democracia son dos reglas básicas: una, el gobierno de la mayoría, y otra, el respeto a las reglas establecidas A renglón seguido insistió en los argumentos constitucionales para subrayar que el plan Ibarretxe no respeta principios esenciales de la Constitución, no respeta los procedimientos que están establecidos para cambiar leyes, normas, estatutos o marcos jurídicos. Y, por tanto, no va a contar con el apoyo del Gobierno ni con el apoyo del Partido Socialista Zapatero explica ante Manuel Chaves sus argumentos sobre el plan Ibarretxe ser aprobada por las Cortes. Recurrir ahora sería otorgarle políticamente al plan una validez legal que no tiene según esas fuentes. Zapatero, en clara referencia a Rajoy y al PP, apuntó en esta línea que aquellos que emprendieron aquella iniciativa que no condujo a buen puerto deberían tener la prudencia de esperar, analizar y estudiar lo que pueden ser respuestas en el ámbito jurídico institucional. Lo que va a hacer el Gobierno es actuar con firmeza, con prudencia y con sentido común, y no vamos a dar ningún paso en falso Abundó en la idea de que todavía se está sólo ante una propuesta, por lo que no hay nada aprobado que puede provocar un cambio en el Estatuto vasco. De ahí que en el proceso de su tramitación, el desenlace será- insistió- que la propuesta del Parlamento vasco no se convierta en algo real Iniciativas con el PP, si puede ser En cuanto a la posibilidad de adoptar medidas conjuntas con el PP, Zapatero confirmó su intención de reunirse con Evitar pasos en falso En cuanto a la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, como reclama el PP que se haga de inmediato, pidió cautela porque el Estado de Derecho no debe dar pasos en falso Recordó que ya existen antecedentes por lo que sería bueno que las hemerotecas nos refrescaran la memoria de alguna iniciativa que se planteó en su momento ante un acto que iniciaba el camino de la propuesta que conocemos como plan Ibarretxe, y que no tuvo buen destino Se refería al recurso que el Gobierno presidido por José María Aznar presentó ante el Constitucional tras la aprobación del plan por el ejecutivo vasco y ante el que el Alto Tribunal respondió que no podía entrar en el fondo de la cuestión por tratarse de una iniciativa carente de efectos jurídicos en ese momento. La situación ahora es la misma, a juicio de fuentes gubernamentales y socialistas, ya que para que el plan adquiera categoría de ley debe EDURNE URIARTE Nadie está por encima de las leyes Zapatero, que se refirió al plan Ibarretxe como el acontecimiento político que se vive a raíz del pleno celebrado por el Parlamento Vasco el 30 de diciembre, dijo que escucharé al lendakari, pero añadió que él también me va a escuchar a mí una cosa muy clara: en la convivencia democrática en nuestro país cabe todo y se puede dialogar de todo dentro de la Constitución; fuera de la Constitución, nada Para el presidente del Gobierno, ésa es la garantía de nuestra libertad, de la libertad de todos, pero también de la libertad de la sociedad y de los ciudadanos vascos, la garantía del buen funcionamiento de una democracia En democracia- enfatizó- nadie está por encima de las leyes, y son las leyes las que gobiernan el destino de los pueblos, los comportamientos y los cambios que en POR QUÉ HA GANADO EL NACIONALISMO la vista de las primeras reacciones del Gobierno ante el proceso de ruptura de la nación iniciado por el nacionalismo vasco, es preciso reconocer que hay motivos para la preocupación en torno a la capacidad de respuesta de nuestra democracia. Los factores que explican por qué hemos llegado hasta aquí y por qué el nacionalismo vasco ha ganado el debate político, como acertadamente afirmaba el editorial del domingo de este periódico, no sólo permanecen inalterables, sino que han sido nuevamente reforzados con la acti- A tud del Gobierno. Si el nacionalismo ha llegado tan lejos es porque nunca ha tenido una oposición fuerte y compacta en el conjunto de la nación española. Y es que ha contado tradicionalmente con la ventaja que le han otorgado dos ideas fuertemente instaladas en una buena parte de los líderes intelectuales y políticos. La primera y fundamental, que todas las ideas son legítimas mientras no se defiendan con violencia; y la segunda, que los que disentimos de esa creencia y, además, reivindicamos la españolidad del País