Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 1 2005 Cultura 51 Les Halles Situado entre el Louvre y el Pompidou, el barrio de Les Halles de más de treinta hectárea dispondrá de una nueva fisonomía con un techo gigante y transparente, jardines colgantes, ramblas de paseo y una Universidad de todos los saberes Iglesia de Saint Eustache C Louvre C Louvre C Louvre Centro de Arte Contemporáneo Georges Pompidou Les Halles M Iglesia de Saint Eustache e gu or il C M t on Jardín des Halles C Berger La Pradera M Bolsa de Comercio El Patio Juegos Monte Bajo Chátelet Les Halles Café- concierto C Louvre Bolsa de Comercio Estado actual Tras la remodelación E. SEGURA ABC El barrio de Les Halles (Los Mercados) de la capital francesa, situado junto al Louvre y el Pompidou, va a sufrir una profunda transformación urbanística, que llevará a cabo un equipo dirigido por el arquitecto francés David Mangin El corazón de París muda su piel TEXTO: JUAN PEDRO QUIÑONERO PARÍS. El corazón y vientre de París, en el barrio de Les Halles (Los Mercados) va a sufrir una profunda transformación urbanística, con un techo gigante y transparente, jardines colgantes, ramblas de paseo, cubriendo, reanimando y dando una nueva fisonomía a una geografía histórica, donde se encuentra la estación de metro más grande de Europa, en las inmediaciones de dos de los museos más visitados del mundo, el Louvre y el Pompidou. Le ventre de París (1873) es la famosa novela de Emile Zola que lanzó la leyenda de las antiguas Halles, los mercados centrales de París desde 1789. En 1848 el arquitecto Victor Baltard ganó el concurso público que le permitió construir los diez pabellones en hierro y vidrio que fueron, durante ciento veintitrés años, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital. Les Halles fueron entre 1848 y 1971 el pulmón, el vientre y el corazón de París. A dos pasos del corazón cultural (el Museo del Louvre) en la encrucijada de todos los caminos de la ciudad. En 1969, se tomó la trágica decisión de destruir ese inmenso monumento, con el pretexto del traslado a Rungis de los mercados de abastos. Ricardo Bofill ganó el concurso que debía dar un nuevo rostro a aquella inmensa herida urbana. Recién nombrado alcalde, en 1978, Jacques Chirac enterró el proyecto Bofill y concedió los trabajos de reordenación urbana a Claude Vasconi y Georges Pencreac h. Aquel proyecto tardó siete años en realizarse. Y envejeció vertiginosamente en menos de una década. Elegido alcalde hace dos años, Bertrand Delanoë tomó la decisión de convocar un nuevo concurso internacional, para remodelar Les Halles. Un equipo dirigido por el arquitecto francés David Mangin ha ganado el concurso, con el La Iglesia de San Eustaquio, vista desde el fórum de Les Halles AFP objetivo de dar una nueva vida a un barrio histórico, sin romper completamente con Les Halles reconstruidas entre el 78 y 85 pero con nueva fisonomía. Treinta y tantas hectáreas de terrenos, donde se encuentra un gigantesco hoyo comercial, con millares de tiendas, cines, teatros, salas de conciertos, salas de juego y recreo, van a sufrir un lifting radical. Un techo gigante de nueve metros de alto cubrirá dos hectáreas privilegiadas, rodeadas de jardines y ramblas comerciales, artísticas, culturales y de puro ocio y recreo. Las nuevas Halles intentarán responder a numerosos imperativos capitales. Es imperativo facilitar la vida diaria en un barrio situado en el corazón de la ciudad, entre dos monstruos culturales como son el Louvre y el Centro Pompidou, con un número impresionante de librerías, galerías de arte, cines y teatros. Se aspira a incrementar las zonas verdes y los espacios de ocio o recreo. Será indispensable facilitar el tráfico de los 800.000 pasajeros que transitan diariamente por la estación de metro que se encuentra en el subsuelo de la zona. Y se proyecta crear una Universidad de los Saberes, una Ciudad del Diseño, varios centros de expresión artística callejera. El proyecto de Mangin ha sido presentado oficialmente como un compromiso entre distintas alternativas, posibilidades y exigencias. La destrucción de Les Halles de Baltard fueron una tragedia urbanística. Les Halles de Boffill no llegaron a ser realidad. Les Halles de Vasconi y Pencreac h envejecieron en una década. El antiguo vientre de París se dispone a sufrir una nueva, compleja, imprevisible y ambiciosa operación quirúrgica. Durará una década y de su resultado feliz o catastrófico depende el futuro del corazón histórico de París.