Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 LUNES 3 1 2005 ABC Cultura y espectáculos Juan Vicente Herrera, el pasado 31 de diciembre en Burgos, donde ha recibido al nuevo año, que será decisivo para el Archivo de Salamanca JUAN VICENTE HERRERA Presidente de la Junta de Castilla y León Carmen Calvo sigue instrucciones para contentar a quien la puso en el Gobierno ¿Por qué un tema tan técnico y académico como el del Archivo de Salamanca despierta pasiones? -En el fondo no es una cuestión menor ni exclusivamente técnica, como tampoco es, como algunos pretenden, una polémica local, provinciana o de enfrentamiento entre dos Comunidades. Es un episodio más de una estrategia muy complicada que nace de la infinita debilidad democrática del Gobierno de la Nación, del intercambio de apoyos políticos por bienes patrimoniales. Me gustaría plantearme si de verdad los españoles tenemos o no el derecho a que se garantice la estabilidad y el futuro de los equipamientos culturales que albergan nuestro patrimonio común, si los españoles tenemos patrimonio común. O si prefiere, haciendo un rizo con la actualidad más inmediata, si los españoles tenemos derecho ya, en este momento en el que están planteadas encima de la mesa iniciativas y retos que marcan una ruptura de nuestro modelo de convivencia, a decir que no nos da la gana que se desmantele España. Queremos abrir un debate para ver si es posible Ante el desmantelamiento del Archivo de Salamanca, Herrera denuncia la extrema debilidad democrática de un Gobierno que se rinde a los nuevos ricos de la política española a cambio de votos y haciendo concesiones patrimoniales TEXTO: ANA BELÉN HERNÁNDEZ FOTOS: VILLAFRANCA alcanzar un gran consenso que dé futuro a las instituciones que albergan el patrimonio. Por eso, la iniciativa política pasa por una invitación a los consejeros de Cultura para preparar una reunión con los presidentes autonómicos. ¿Asistirán todas las Comunidades a esa reunión? -Se invitará a todas. A una nación moderna con la historia común que tiene España no le interesa el espectáculo que ha propiciado esta desdichada iniciativa del Gobierno de la Nación, que no es más que abrir una especie de ventanilla al público donde cada cual presente sus querellas, títulos y reivindicaciones y que suponga, en definitiva, el desmantelamiento hoy de un archivo, pero mañana el de un museo o cualquier otro bien cultural. No sólo es apostar por una cultura de campanario, es también renunciar a la fortaleza de una historia común que permite reconocernos como nación. ¿Y si sólo acudieran las Comunidades gobernadas por el PP? -No es una convocatoria de partidos, sino de Comunidades, y lo que nadie duda es que esta cuestión nos interesa a todos, porque todos albergamos archivos con patrimonios comunes. ¿Se ha invitado al Gobierno? -Por el momento sólo se ha cursado invitación a los consejeros de Cultura para preparar las bases de lo que po- dría ser esa segunda iniciativa, que se tomará con sentido de la responsabilidad, y a la vista de lo que propongan y acuerden los consejeros previamente. Si no se produce una presencia por falta de interés o por una alineación partidista, lo reconsideraríamos y la encauzaríamos. Se trata de dar una opinión en un momento en que el Gobierno de la Nación no se puede limitar a expresar buenos deseos frente a iniciativas como la que produjo en el País Vasco el bloque nacionalista, legítima sin duda por venir de un Parlamento, pero absolutamente indigna. ¿Cuáles son los niveles de comunicación con el Gobierno? ¿Ha hablado ya con el presidente? -El tema se ha hablado a todos los niveles. Ha habido unas mesas de participación donde nosotros, en mayor o menor medida, hemos tenido presencia, aunque he de decir que tanto la constitución como el pretendido trabajo y las conclusiones de la famosa Comisión de Expertos constituyen una verdadera chapuza que va a ser origen de acciones jurisdiccionales; desde luego en la vía contencioso administrativa. Tam-