Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 1 2005 Nacional 13 APROBADO EL PLAN IBARRETXE CON LOS VOTOS DE ETA REACCIONES Maragall se compromete a no pedir la luna a Zapatero en el Estatuto El líder de CiU, Artur Mas, teme rebajas en el texto estatutario que se apruebe en el Congreso del PP catalán, Josep Piqué, recuerda que el futuro Estatuto requiere de los votos de esta formación para ser aprobado en las Cortes S. C BARCELONA. En la línea del discurso pronunciado en Nochevieja, el presidente de la Generalitat catalana, Pasqual Maragall, insiste en que sus intenciones estatutarias pasan por un proyecto que siga el cauce constitucional, sin sorpresas ni experimentos secesionistas. No pediremos lo imposible aseguró en una entrevista a Efe. En el marco de la polémica que ha provocado la aprobación del plan Ibarretxe en el Parlamento vasco, Maragall reitera que el nuevo Estatuto de Autonomía del que se dotará Cataluña consistirá en una fórmula aceptable para España y suficiente para Cataluña Y añade que Zapatero nos conoce y sabe que nosotros no pediremos lo imposible, sabe que no pediremos la luna Según recuerda, el Parlamento de Cataluña, como el resto de Cámaras autonómicas, tiene el derecho de iniciativa para pedir cambios constitucionales aunque añadió que, a su juicio, no vale la pena hacerlo b El presidente El presidente insiste en que el debate de las palabras no es crucial ABC BARCELONA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió ayer a restar trascendencia al debate sobre la acepción lingüística que cada Comunidad elija en sus respectivas reformas estatutarias para identificarse. En una entrevista a El Periódico de Catalunya Zapatero se reafirma en que el debate sobre las palabras no debe ser crucial. Hay en esto un sinfín de ejemplos. Se dice, y está institucionalizado, País Vasco, se habla de país, y eso no ha generado ninguna polémica, está absolutamente asumido En alusión a Cataluña, sostuvo que podrá denominarse en el nuevo Estatuto como la voluntad mayoritaria del Parlament y de las Cortes establezcan Para Zapatero, que arguyó que el Estatuto catalán demostrará que los cambios mejoran la historia y que el apoyo de Batasuna al plan Ibarretxe lo empeora lo importante no es cómo se denominen, sino cómo resuelven los problemas de la sanidad o la justicia. Maragall dice que sus intenciones estatutarias no rebasan el cauce constitucional Este próximo semestre será decisivo para la historia de este país, todo este año si incluimos la reforma de la Constitución indicó. La oposición considera que Pasqual Maragall mira demasiado a Madrid cuando habla de nuevo Estatuto. El presidente de CiU, Artur Mas, expresó ayer a Ep su temor a que el texto que se apruebe en Cataluña sufra rebajas en el Congreso, por lo que reclamó a los partidos catalanes que no acepten que se modifique ni una coma Según Mas, no se trata de una hiperexigencia de CiU, sino simplemente es pedir a Zapatero que cumpla su palabra Tras la aprobación del plan Ibarretxe, Mas admitió no obstante que el trabajo en Cataluña debe ser procurar que el Estatuto encaje en los contornos del marco constitucional y se saque to- EFE Todo está abierto El presidente de la Generalitat explica que a nadie se le escapa que Cataluña y Euskadi no son simplemente dos autonomías más sino que son las que tienen un pasado histórico más robusto, por lo que el cambio de sus estatutos marca la pauta del cambio de la Constitución La España plural es un nombre que tiene dos apellidos, que son estas dos autonomías, y esto ya viene de la época de la República añadió para reafirmar que siempre que se ha producido una reforma estatutaria ha conllevado una reforma constitucional. Preguntado por si la reforma estatutaria estará dentro de los límites de la Constitución, Maragall respondió que la propia Carta Magna también está en proceso de reforma y que, por tanto, todo esta abierto por lo que cabe lo que el pueblo catalán decida y lo que el pueblo español decida En su opinión, no es necesario que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reitere su compromiso de que aceptará el Estatuto que surja del Parlamento catalán y apeló a la confianza demostrada por el PSC en el Congreso del PSOE que lo eligió máximo líder del partido. El presidente catalán maneja un calendario en el que el nuevo Estatuto sea una realidad a mediados del 2005. do el jugo posible a la Carta Magna. Según Mas, si aun así Zapatero no cumple, el fraude de los socialistas al pueblo de Cataluña será descomunal y sólo quedaría el camino de cambiar el Gobierno de Cataluña Mas recordó que CiU tiene la llave del Estatuto en la Cámara catalana y la utilizaremos a fondo. En términos parecidos se expresó el presidente del PP catalán, Josep Piqué, quien recordó que el Estatuto no es una Ley Autonómica sino una Ley Orgánica del Estado y por tanto hay que tener en cuenta la opinión de los dos partidos mayoritarios en las Cortes A su juicio, las declaraciones recogen por primera vez la línea que defendemos desde el PPC, porque el nuevo Estatuto ha de tener límites: la propia Constitución y el sentido común El PSE defenderá en su campaña una verdadera patria vasca con forma de comunidad nacional EP BILBAO. Con el plan Ibarretxe rumbo al Congreso de los Diputados y la alternativa propuesta por los socialistas vascos, encabezados por Patxi López, en un segundo plano, el PSE ha dado a conocer el borrador de lo que será su programa electoral para las próximas elecciones en esa Comunidad con la intención de recuperar protagonismo. El programa, que reproduce algunas de las expresiones empleadas en la propuesta de reforma estatutaria defendida por López, apela a la constitución de una verdadera patria vasca en forma de comunidad nacional pero integrada en el ámbito español y europeo El PSE acuña de este modo la misma expresión- comunidad nacional -defendida sema- nas atrás por el presidente de la Generalitat catalana, Pasqual Maragall, como idónea para definir a su Comunidad autónoma tras la reforma del Estatuto. El documento, repartido entre las agrupaciones de socialistas vascos para su debate y eventuales correcciones antes de su aprobación definitiva el próximo marzo, aspira a imprimir en el País Vasco un cambio necesario ante el desafió planteado por Ibarretxe y el PNV con su plan soberanista. Por ello, los socialistas abogan por fomentar un acuerdo sobre el futuro del autogobierno vasco; destacan su propuesta de reforma estatutaria como única alternativa posible al plan independentista del PNV y Batasuna; buscarán un pacto social entre el Gobierno y los agentes sociales; y propondrán la recuperación de un acuerdo similar al que en su día supuso el de Ajuria Enea para acabar con ETA. Este acuerdo se firmaría sobre la base de hacer pedagogía democrática contra el totalitarismo de los terroristas y con especial atención a las víctimas. La construcción de una verdadera patria vasca pasa, según las expectativas de los socialistas, por acoger a todos sus integrantes independientemente de su origen, sus convicciones religiosas o sus tesis ideológicas. Una verdadera comunidad política- -señala el documento- basada en la ciudadanía y el derecho a la ciudadanía. Una verdadera comunidad nacional integrada en su espacio natural, que es el ámbito español y europeo Otro de los objetivos de los socialistas es cerrar previo consenso de todas las fuerzas políticas, la crisis sobre el marco jurídico- político abierta irresponsablemente y de forma unilateral por Ibarretxe. En definitiva, el PSE aboga por un proyecto de país que acogerá de forma simultánea más Euskadi, más España y más Europa