Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 1 2005 11 El rechazo de los españoles a los inmigrantes pasa del 8 al 32 por ciento en sólo ocho años, según el CIS El Congreso puede despachar el proyecto secesionista en mes y medio El Parlamento vasco asegura que hoy mismo enviará el texto a las Cortes b La Mesa de la Cámara lo califica- rá a mediados de enero para que el Pleno, con más del noventa por ciento de los diputados en contra, se pronuncie al mes siguiente A. COLLADO MADRID. Si el Gobierno nacionalista vasco cumple el anuncio de enviar hoy mismo al Congreso de los Diputados el plan secesionista de Juan José Ibarretxe, aprobado en la Cámara autonómica la pasada semana como proyecto de ley para la reforma del Estatuto de Guernica, la Mesa de la Cámara Baja podría calificar el texto este mismo mes para que pasara a su debate en Pleno y, en sesión ordinaria, el próximo mes de febrero sería debatido y votado. El recurso ante el Tribunal Constitucional que exige el PP como primera respuesta al reto de Ibarretxe no obstaculiza ni tiene nada que ver con las decisiones del Parlamento nacional. De hecho, una vez que el plan entre en el registro del Congreso puede ser despachado en mes y medio, mucho antes de que el TC tenga tiempo de pronunciarse. índole parlamentaria. Pese a que el plan Ibarretxe rompe con los principios y preceptos de la Constitución y es un desafío en toda regla al sistema democrático, a la unidad de España y a los derechos de los vascos- -pretende establecer una doble nacionalidad en medios parlamentarios se descarta la posibilidad de que sea este órgano el que devuelva el texto a la Cámara autonómica, pues PP y PSOE prefieren un rechazo contundente y claro del Congreso en su conjunto. La Mesa está compuesta por cuatro miembros del PP, tres del PSOE incluido su presidente, Manuel Marín, más un diputado de CiU y otro de Izquierda Verde. También hay una abrumadora mayoría en contra del proyecto. Pleno para admisión a trámite Una vez calificado por la Mesa e incluido en el orden del día del Pleno, el debate sería de admisión a trámite. En esta primera instancia, tres representantes de la Cámara vasca acudirían a defender su texto y los distintos grupos parlamentarios fijarían su posición a favor o en contra. No caben enmiendas ni transacciones. Se pasaría después a votar. El plan necesita la mayoría absoluta para pasar al siguiente trámite, donde sí caben negociaciones y cambios. TELEPRESS gún subrayan los expertos antiterroristas. Aspectos positivos como el mecanismo del referéndum y en cuanto que la iniciativa de Ibarretxe permite, según ETA Batasuna, que no sólo los nacionalistas cuestionen el marco constitucional, sino que se mantenga en toda su intensidad el debate sobre la autodeterminación del País Vasco. En este contexto se encuadra la oferta presentada por Batasuna el pasado 14 de noviembre en el Velódromo de Anoeta, en la que incluso aparca la reivindicación de Navarra y el País Vasco francés para acoplarla al plan Ibarretxe en una primera fase de negociaciones con los nacionalistas. Juan José Ibarretxe TELEPRESS Remitido por la Cámara vasca En fuentes de la Cámara vasca reiteraron ayer que una vez publicado en el boletín de ese organismo, el plan Ibarretxe se remitirá hoy mismo al Congreso de los Diputados en forma de proposición de ley. En el Congreso, donde reside la soberanía nacional, el proyecto secesionista cuenta, de entrada, con el rechazo de los 312 diputados que suman el PSOE (164) y el PP (148) Los 5 de Izquierda Verde se podrían dividir, aunque Gaspar Llamazares asegura que votará en contra. Entre los partidos de ámbito regional o local, el plan cuenta con el apoyo fijo de los 7 diputados del grupo del PNV, más los 8 de Esquerra Republicana de Cataluña y, en principio, también con los 10 de Convèrgencia i Unió si todos mantienen la posición sostenida por Artur Mas. Coalición Canaria (3) no se ha pronunciado. En el Grupo Mixto (5) hay otros dos diputados nacionalistas vascos (EA y NB) dos del Bloque Nacionalista Gallego y el de la Chunta, José Antonio Labordeta, que tampoco está dispuesto a avalar el proyecto. En resumen, el plan Ibarretxe cuenta con el rechazo anticipado de más del noventa por ciento de los diputados de la Cámara Baja y sólo es considerado asumible por los dos grupos más abiertamente independentistas, ni siquiera con el de todos los partidos nacionalistas o regionalistas, algunos de los cuales, como CC, podrían abstenerse. La negociación Si Rodríguez Zapatero estuviera dispuesto a negociar en el Congreso sobre el plan de Ibarretxe avalado por ETA, tendría que ordenar a sus diputados que votaran a favor para en el posterior trámite parlamentario, ya en la Comisión Constitucional, enmendar el texto de los nacionalistas y buscar un acuerdo que debería pasar después al pleno de la Cámara. De hecho, ése sería el trámite ordinario para la reforma de un estatuto de Autonomía. Calificación por la Mesa El estatuto de Autonomía vasco vigente incluye en su artículo 46 que la propuesta de reforma del mismo debe ser remitida a las Cortes para su aprobación por mayoría absoluta. Aunque el plan Ibarretxe es un estatuto nuevo entero- -y no de Autonomía- -y enmienda de raíz a la propia Constitución, por lo que vulnera todo el ordenamiento legal, puede ser calificado por la Mesa del Congreso para su trámite en Pleno inmediatamente. El órgano rector de la Cámara Baja, compuesta por el presidente, cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios, tiene convocada una reunión ordinaria para el día 11 de enero. Si no hubiera tiempo en esa cita para calificar el proyecto de ley, de cualquier forma se podría dejar preparado para rematarlo en la cita de la semana siguiente, según fuentes parlamentarias. De esa forma, una vez que terminen las vacaciones de enero, el debate sobre el plan se podría incluir en los primeros plenos de febrero. La Mesa está facultada para declarar la admisibilidad o inadmisibilidad de los escritos y documentos de Administrar el terror Los expertos están convencidos, y así se lo han hecho saber al Gobierno, de que en este proceso abierto tras la aprobación del proyecto del lendakari ETA no va a abandonar el terror sino que lo va a administrar conforme a sus intereses y al papel de gendarme de la izquierda abertzale que tradicionalmente se ha arrogado El dato objetivo es que en la actualidad mantiene una estrategia de atentados más o menos calculados para evitar víctimas mortales, al menos entre la población civil, con el objetivo de presionar al Gobierno, pero sin tensar demasiado para que no se rompa la cuerda No obstante, Interior tiene datos que apuntan a que la banda podría dar una vuelta de tuerca si el Gobierno no mueve ficha y no cede a las reivindicaciones independentistas, y buscar muertos entre sus enemigos tradicionales como los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado y del Ejército, incluso entre funcionarios de prisiones como respuesta a la dispersión. El rechazo Si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantiene el compromiso anunciado por los dirigentes de su partido de rechazar de plano cualquier negociación sobre el plan Ibarretxe, el texto será rechazado por el Congreso con los votos de más del noventa por ciento de los diputados, con lo que dejaría de ser un texto legal ni siquiera en apariencia. No obstante, el Ejecutivo vasco ya ha adelantado que obviará esa decisión y llevará a cabo una consulta popular sobre el texto, pese a carecer de competencias para ello.