Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 1 2005 67 El mundo vibró con un concierto de Año Nuevo marcado por la solidaridad con las víctimas del maremoto asiático Detenidos en Jerusalén los arqueólogos que falsificaron piezas relacionadas con la Biblia RESULTADO DE UNA ENCERRONA Y UNA FARSA EUGENIO GARCÍA ZARZA CATEDRÁTICO DESIGNADO POR EL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA PARA LA COMISIÓN DE EXPERTOS SOBRE EL ARCHIVO DE LA GUERRA CIVIL l Diccionario de uso del Español define Encerrona como Estratagema en que se coloca a alguien en cierta situación, para que acepte una cosa que se le propone o confiese algo que negaba antes En dicho Diccionario se define Farsa como Cosa que se hace para engañar Las condiciones en que se desarrolló la reunión del pasado día 23 cumplen al pie de la letra con las definiciones anteriores. Cuando acepté formar parte de la llamada Comisión de expertos, lo hice con la firme convicción de que se trataba de eso, de Expertos. Así lo creí, participé en las dos primeras y lo dije hasta que la reunión del pasado 23 me ha demostrado lo que muchos me decían antes, que, mayoritariamente y dado su origen, era una Comisión de adeptos. Tristemente acertaron. También he de decir, en honor a la verdad, que he actuado con total independencia y nadie del Ayuntamiento me ha dicho nada de lo que debería de hacer o decir, dejándome actuar con entera libertad y de acuerdo con mi conciencia. No creo que puedan decir lo mismo los 13 que, sin manifestarse ni votar y, varios, sin despegar el pico en la reunión pasada, han dado su aquiescencia, no sé cómo, a la reivindicación catalana. Como señalé en su día, las dos primeras reuniones se celebraron de acuerdo a lo esperado, manifestando quien lo quiso sus puntos de vista y argumentos, con posturas muy dispares. Pero no fue así el día 23, en que el Sr. Mayor Zaragoza se erigió en maestro de ceremonias, para que el resultado se ajustara al guión previsto. Este Sr. sin asistir a las dos primeras reuniones, sin que varios de los asistentes despegaran el pico, sin realizar votación alguna y con sólo once miembros al final de dicha reunión, supo que contaba con 13 votos favorables. ¿Cómo se enteró? ¿o es que, quizás, ya sabía previamente qué iban a votar y de ahí que no considerara necesario preguntárselo ni que se manifestaran? Ya en la presentación, sin haber asistido a las anteriores, mostró claramente a lo que iba, pues dijo que ese día teníamos que sacar el documento final y a ello encarriló su esfuerzo. Le faltó adelantar el resultado que, sin duda alguna, ya sabía. Nada más empezar nos entregó un Informe jurídico de! 42 folios ¡y nos los resumieron, pretendiendo que así tuviéramos conocimiento del mismo, siguiéramos adelante y llegáramos pronto al deseado documento final. Creo que ni expertos en derecho hubieran podido enterarse del citado Informe en la apresurada forma de presentárnoslo. Algunos pedimos suspender la reunión varios días para estudiarlo y recabar el asesoramiento necesario antes de emitir ninguna opinión al respecto, puesto que era fundamental para el resultado final. Era lo lógico si se trataba E de una Comisión de expertos. El Sr. Mayor Zaragoza se negó rotundamente a esta justa y lógica petición, alegando que no era oportuno, que eran malas fechas y alguien dijo, pásmense, que ocho días más tarde el resultado sería el mismo. Carezco de la formación jurídica que me permita valorar el citado Informe y menos con las prisas del Sr. Mayor Zaragoza, pero sí he comentado ciertas cosas del tema con expertos, lo que me permite tener cierto conocimiento general del mismo y pensar que lo que nos facilitaron era bastante sospechoso, por su absoluta adecuación a la reivindicación catalana. Se ajustaba a ella como anillo al dedo, no permitía que nadie más pueda reclamar ni un sólo papel, y anteponía el Derecho de procedencia a todos los demás derechos que amparan la integridad del Archivo. Más que sospechoso. Si esto era así, cómo no se habían dado cuenta antes de esto y hace tiempo habrían conseguido lo que buscaban? ¿Tan torpes eran como para no haberse percatado antes de esto? Otras serias du- Rigol, Mayor Zaragoza y Álvarez Junco, tras la reunión del 23 de diciembre das que me suscitaba el Informe era que no tenía en cuenta la condición de BIC por tratarse de un Archivo General, estatal, formar parte del patrimonio nacional, su interés general, su demostrada y reconocida utilidad social, cultural y académica, entre otros muchos aspectos que avalan su integridad. Daba a entender dicho Informe que este Archivo General es un simple fondo documental, sin consideración, valor o interés de algún tipo y sobre el que sólo la Generalitat tiene fundados derechos En ningún caso se habla de la Ley de Patrimonio que protege los Bienes Culturales, Archivos y Museos, no se citan los artículos 33 y 46 de la Constitución Española que amparan el patrimonio nacional, ni el Informe elaborado por Archiveros a petición de la UNESCO, siendo Mayor Zaragoza su Director General, sobre Archivos de la Represión y que insta a mantener su integridad, por encima del derecho de propiedad. Pero ni el citado Director General, ni el que redactó dicho Informe técnico, que también estaba presente, mencionaron tal Informe en defensa de la integridad del Archivo. ¿Pensarán lo mismo si este Informe se aplica para reclamar los fondos que hay de otros lugares, como el Museo Marés o en el Archivo de la Corona de Aragón que, curiosamente, está en Barcelona? Ante tal cúmulo de irregularidades, por llamarlo de alguna manera, no cabían más que dos soluciones, retirarme porque no podía opinar sobre algo que desconocía y no me permitía el Presidente asesorarme como era mi derecho, o quedarme e inhibirme de la discusión, no abstenerme, como se ha manipulado después, por no tener en ese momento conocimiento para opinar adecuadamente. Ahora me explico por qué no nos dieron el Informe Jurídico en la reunión anterior. No querían que pudiéramos sacarlo de allí y que, expertos en la materia, nos asesoraran sobre el mismo, antes de que cumpliera los fines para los que se había hecho. No me creo que ese Informe, con 42 páginas, lo hicieran en el plazo de tiempo entre las dos reuniones, 10 y 23 de diciembre. Pensé en retirarme, pero me imaginé los calificati- ABC Mayor Zaragoza, sin haber asistido a las dos primeras reuniones y sin dejar que algunos despegaran el pico, se erigió en maestro de ceremonias Nada más entrar nos entregó un informe jurídico de 42 folios y lo resumió pretendiendo que así tuviéramos conocimiento del mismo Ni siquiera cita el informe de la Unesco sobre Archivos de la Represión, de la época de Mayor Zaragoza, que defiende su integridad por encima del derecho de propiedad Pedimos suspender la reunión, pero alguien dijo- -pásmense- -que ocho días más tarde el resultado sería el mismo vos que provocaría tal decisión: intolerante, radical, no dialogante, fascista, etc. Por esto, y porque no estaba por mí sino en representación de una institución, consideré que debía aguantar hasta el final. Así lo hice y me fui convenciendo de que no era una Comisión de expertos sino de Adeptos, pues entre los presentes éramos mayoría los que estábamos en situación similar de ignorancia pero, excepto los tres de marras, nadie dijo nada al respecto. Todo el esfuerzo del Sr. Mayor Zaragoza, negando suspender la reunión para poder asesorarnos y sin más que diez minutos para tomar unos pinchos, se encaminó a redactar un documento final, adaptado a los intereses de la Generalitat de Cataluña, según el citado Informe Jurídico, junto con otras conclusiones que, como dije allí, eran ya conocidas en Salamanca desde hacía dos meses, por lo que me sorprendía tal coincidencia. Y así se llegó al sorprendente final de lo que se puede calificar de auténtica Encerrona y farsa. Sin votación de ningún tipo, sin que nadie manifestara expresamente su aprobación o su delegación de voto en el presidente, ni siquiera los que ya se habían marchado, alguno antes de las 13 horas, con sólo 11 miembros de los 16 que habíamos iniciado la reunión por la mañana y con la única manifestación expresa de nuestra inhibición, que no abstención, por lo expuesto antes, el Sr. Mayor Zaragoza consideró que contaba con 13 votos afirmativos y tres abstenciones. ¿Cómo se enteró de lo primero, si no hubo votación, y por qué consideró que lo segundo era abstención? Quien dice que en dicha reunión hubo votación y que nosotros nos abstuvimos, es capaz de cualquier cosa. Eso califica por sí sólo el comportamiento del Sr. Mayor Zaragoza. No tengo reparo alguno en hacer un careo con él y que me demuestre que miento. También creo que si el resultado de la Comisión hubiera sido otro, habrían creado otra Comisión hasta que le hubiera sido favorable. Ya lo han hecho cuando una votación no salió como querían, ¿por qué iban a actuar en esto de otra manera?