Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 1 2005 Los domingos 61 AFP Los soldados estadounidenses rinden homenaje a sus muertos en una ceremonia celebrada en Mosul (norte de Irak) cibo y tampoco parece existir un plan B Veremos. En Francia, el referéndum llegará el 8 de mayo. Será la gran ocasión de la ultraderecha francesa para liderar un voto, el negativo, que en realidad no le pertenece. Como en otros países, es este aspecto de la cuestión, el cerrar filas ante la xenofobia, el que desvirtuará de nuevo el debate europeo y forzará que avancemos sin profundizar nunca, dejándonos llevar por unos políticos sobre cuya visión a largo plazo cabe dudar. En cualquier caso, el referéndum francés marcará el tono. Mientras tanto, los británicos tendrán ocasión de entretenerse por sí mismos. En el Reino Unido parece bastante claro que Blair y su neo- laborismo volverán a vencer en unas elecciones previstas para mayo, marcando una plusmarca de permanencia de la izquierda en el Gobierno. Lo único que le queda de izquierda al Gobierno de Blair es su amor al ansia controladora del Estado burocrático y su tendencia al gasto y a la subida de impuestos. Quizás por ello el partido conservador no tiene la menor oportunidad y la única incógnita reside en saber si los liberal- demócratas, la actual izquierda parlamentaria, logra desbancar a los AFP abril, pero ese país está aún más descontrolado que Irak. En Europa, las aguas transcurren mucho más plácidas, aunque 2005 puede ser el año del gran batacazo continental. No hace falta ser un lince para darse cuenta de que la Constitución europea tiene complicado superar todos los referendos nacionales. El pueblo europeo ha llegado a una gran desconfianza hacia un texto incapaz de afrontar que la nueva situación, con una UE de 25 miembros y otros cuantos a la puerta, exigía una especie de refundación, más profunda aún que el mismo Tratado de Maastricht en 1991. En cambio y según palabras del ministro de Exteriores británico, Jack Straw, lo que se ha hecho es una refundición de toda la legislación para- constitucional europea y ofrecerla en un cómodo volumen de 350 páginas. Los juristas estarán felices, pero ni un 1 de los votantes habrá leído semejante tocho. Así no es fácil encender un gran entusiasmo entre unos electores de suyo euro- abstencionistas. ¿Qué sucederá si la Constitución no logra superar la barrera en dos o tres países? La solución irlandesa de repetir los referendos hasta que salga lo que tiene que salir no parece ya de re- ¿Van a enzarzarse el centro sunní y el sur y sureste chiíes en una guerra civil? No tiene por qué, pero la actualidad no es esperanzadora La Constitución europea tiene complicado superar todos los referendos nacionales. La consulta francesa, el próximo 8 de mayo, marcará el tono tories como leal oposición al Gobierno de Su Majestad. Donde todo se prevé más o menos tranquilo es en el continente americano. No hay elecciones importantes a la vista excepto las legislativas y presidenciales de Chile (en diciembre) Prácticamente todos los gobiernos actuales están consolidados y no pueden intuirse grandes convulsiones internas. Pero, ¿y si muere Fidel? En África, de donde siempre cabe esperar nuevas desgracias y muertes masivas, tendrán lugar elecciones en el Congo. Su importancia radica en que si llegan a realizarse con limpieza (algo muy dudoso) quizás supusieran un factor de estabilidad para toda la región, la más peligrosa potencialmente. Los dramas de Sudán, Liberia o Sierra Leona (donde también habrá elecciones) están más bien localizados. Queda Extremo Oriente. Tampoco aquí se prevén grandes movimientos políticos internos. No obstante, si nos acercáramos a una solución en el conflicto de Cachemira, bien podría decirse que la humanidad puede respirar algo más tranquila. La perspectiva de un conflicto abierto entre Pakistán y la India es demasiado dantesca como para ser imaginada. Mejor no.