Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 DOMINGO 2 1 2005 ABC Sociedad Los españoles recibieron el 2005 en una de las Nocheviejas con menos incidentes de los últimos años Granada dio las campanadas con efectos visuales para las personas sordas b Barcelona pasó una noche de calma relativa ya que 60 personas, en su mayoría extranjeras, fueron detenidas por protagonizar robos, amenazas e intimidaciones R. BARROSO, J. GUIL, J. REIGADAS MADRID. La Nochevieja llegó este año un poco más senil a los hogares españoles. La tranquilidad fue la tónica dominante en una noche acostumbrada hasta ahora a los excesos, los incidentes en fiestas y a los accidentes de tráfico. Pero España se despertó ayer, tras la resaca de una de las celebraciones más relajadas de los últimos años, y en la que apenas hubo que reseñar más que las anécdotas protagonizadas por todos aquellos deseosos de pasarlo bien. La falta de incidentes en fiestas privadas y cotillones parece confirmar que los problemas de masificación y enfrentamientos ocurridos hace años han servido para concienciar a los españoles que, por otra parte, también han mostrado una mayor responsabilidad a la hora de ponerse al volante. Así, el resumen de la operación de Navidad que comenzó el pasado día 23 hasta las ocho de la tarde del día 31 se ha saldado con un total de 58 muertos, 25 heridos graves y 10 leves en 47 accidentes, según los últimos datos facilitados por la DGT y que hasta hoy domingo no quedarán actualizados. Las cifras son sensiblemente mejores a las de hace un año, aunque entonces la operación especial de tráfico con motivo de la Navidad empezó el día 19. En 2004, entre el 19 y el día 31 se registraron un total de 119 accidentes, en los que murieron 142 personas y hubo 73 heridos graves y 42 leves. La campaña de Navidad de tráfico correspondiente a este año concluirá el próximo 9 de enero, a las 12 de la noche. Y hasta esa fecha el pasado año fallecieron en las carreteras españolas un total de 195 personas. El regreso de la fiesta estuvo marcado por la normalidad en las carreteras españolas donde la circulación se desarrolló sin problemas salvo ligeras retenciones en la M- 601 a la altura de Cercedilla (Madrid) y el cierre por nieve de un puerto en Cantabria, según la Dirección General de Tráfico. confeti acompañaron a las esperadas campanadas en muchos rincones de España, pero los granadinos pusieron cierta peculiaridad al evento: por primera vez, y como iniciativa pionera en España, se transmitieron las campanadas a la comunidad sorda gracias a un proyector colocado fente al reloj municipal que reflejó con números la cuenta atrás. Proyectores y altavoces colocados sobre dos torretas emitieron 70.000 voltios de luz y de sonido para las cerca de 7.000 personas congregadas en la Plaza del Carmen, mientras que un castillo de fuegos artificiales prendió a medianoche para celebrar la llegada de 2005. Tranquilidad y ganas de estrenar el nuevo año en toda España. En Madrid, la normalidad fue la tónica dominante en las primeras horas del año y sólo hubo que resaltar algunas incidencias. El teléfono de Emergencias 112 de la capital recibió entre las 21 horas y las ocho de la mañana un total de 4.299 llamadas frente a las 4.500 de la Nochevieja del año pasado, y la mayoría fueron por intoxicaciones etílicas y accidentes de tráfico que este año sumaron un total de 65, menos de la mitad que en 2004, donde produjeron 156. Sesenta detenidos En Cataluña, la noche de fin de año se saldó también con una calma relativa, sin registrarse ningún incidente de gran importancia. Con todo, un total de 60 personas, cinco de ellas menores de edad, fueron detenidas en el centro de Barcelona. La mayoría de detenciones, que se realizaron entre la medianoche y las 7 horas de ayer en los alrededores de plaza Cataluña y las Ramblas, se produjeron por robos con intimidación, amenazas, atentar contra la seguridad viaria, lesiones y hurtos, y el 95 por ciento de los detenidos eran de origen extranjero. El incidente más severo se produjo hacia las Durante estas fiestas se han producido menos de la mitad de accidentes de tráfico que el pasado año 00.10 horas en una de las aceras de la plaza Cataluña. Un reducido grupo de personas intentó reventar botellas de vidrio y se registró un breve enfrentamiento contra las fuerzas policiales. El Abandonan en el cubo de un bar a uno de los primeros recién nacidos Poca tranquilidad fue la que vivió una vecina de Zaragoza cuando encontró a una pequeña recién nacida en el cubo de fregar del aseo de mujeres de un bar de copas. La mujer apenas podía dar crédito a lo sucedido y enseguida pidió ayuda. Cuando la ambulancia llegó al lugar, la pequeña- -que estaba en brazos de la mujer- -presentaba síntomas de hipotermia, tenía el cuerpo amoratado y se podían ver restos del cordón umbilical. La Policía ya ha emprendido la búsqueda de la madre. La niña abandonada podría ser uno de los primeros bebés del año, aunque otros pequeños se disputan esta consideración. El nuevo año parece no estar dispuesto a limar las asperezas entre Comunidad Valenciana y Cataluña. No se trata de fútbol, ni de política, ni de disputa lingüística, dos bebés Un policía sujeta el cubo en el que se encontró a la recién nacida nacidos en Valencia y Alicante comparten con la catalana Carla el hecho de haber sido los primeros pequeños en venir al mundo en el año 2005, ya que los tres han nacido puntualmente a las 00.00 horas, con las primeras campanadas del nuevo año. Jesús Ángel Lorenzo, de Alicante, nació en los primeros segundos del 2005, el pequeño salió del vientre de su madre en el momento en que los presentes en el paritorio escuchaban la segunda campanada a través de un monitor cercano. Paula, una niña valenciana de Oliva también llegó a las 00.00 horas EFE Campanadas para sordos Miles de personas se congregaron en los lugares más emblemáticos de muchas ciudades españolas para recibir el nuevo año. Las uvas, los brindis y el en el Hospital La Ribera de Alzira. La catalana Carla nació cuando el reloj marcaba las cero horas y, como prueba de ello, las enfermeras hicieron fotografías digitales con sus teléfonos móviles para demostrar que la pequeña vio la luz justo en la medianoche.