Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 1 2005 Internacional 33 Omar Chaban, uno de los propietarios de la sala, tras ser arrestado EFE Fue por una cañita voladora... Se prendió todo de fuego... Yo no estaba en ese grupo, pero no pensábamos que se fuera a armar todo eso por una cañita voladora de mierda... Gritos de ¡justicia! entre flores, oraciones y llanto BUENOS AIRES. C. DE CARLOS La Policía custodia los cadáveres a la espera de que sean levantados EPA BUENOS AIRES. Los cuerpos se apilaban en la calle. Las ambulancias se cargaban de muertos. Sobre el asfalto derretido por el calor, seiscientos médicos y voluntarios intentaban reanimar a moribundos, a veinteañeros, a chicos de quince y a bebés convertidos en muñecos de trapo. Veinticinco hospitales recibían cadáveres y heridos en la interminable noche del 30. A la mañana siguiente y ayer, el primer día del año, por la morgue seguían desfilando almas en pena en busca de sus seres queridos. En el vallado de República Cromagnon la multitud había comenzado a reaccionar. Entre las flores, las oraciones y los llantos, se escuchaban gritos de ¡Justicia! ataques contra los políticos y, por primera vez, contra el Gobierno nacional y contra un presidente que ha estado ausente de la mayor tragedia de esta naturaleza en Argentina. Sólo el alcalde, Aníbal Ibarra, acudió al rosario de sepelios que se sucedían en el cementerio de la Chacarita. ron su misión. Estábamos de lo más bien. Fue por una cañita voladora (bengala) Se prendió todo de fuego... Yo no estaba en ese grupo, pero no pensábamos que se fuera a armar todo eso por una cañita voladora de mierda... ¿Entendés? No te podés acabar muriendo por eso, loco... No Si tiene los 20 cumplidos son muchos, el muchacho, con el deje porteño de los chicos rebeldes del under había logrado zafarse de la muerte. Mi marido me abrazó y me llevó hacia las puertas, pero estaban cerradas. Nos caímos. La avalancha se me cayó encima. Alguien me alzó y cuando abrí los ojos estaba fuera. Me salvé pero mi marido está muerto Silvina recordaba la escena en la morgue, con un collarín y el rostro golpeado. En el mismo lugar Sofía lloraba. No encuentro a mi novio, mi cuñado tiene principio de asfixia, mi sobrino está muy grave. Buscamos por todos lados pero no le encuentro ¡Queremos a nuestros hijos! Un grupo de madres se desesperó, ¿Para qué tanta autopsia si saben de qué murieron? Que nos los entreguen, queremos a nuestros hijos Pese a la celeridad del proceso, para las familias el retraso era injustificable. En el tiempo muerto, la imaginación se volvió morbosa: Dicen que los tienen apilados en un camión de soda porque no hay lugar para tantos Familiares de las víctimas pedían justicia ayer por el centro de Buenos Aires Cerradas todas las discotecas porteñas durante quince días y decretados tres días de luto por la Municipalidad- -ayer el Gobierno nacional hizo extensiva la medida a todo el país- las muestras de condolencia del Papa, los Reyes de España, el presidente chile- EFE Humo y desesperación No había fuego, era humo y desesperación por intentar salir de ahí. No se veía nada, pero pude sacar a un par de ellos El relato pertenece a un vecino del boliche La actuación de ocho dotaciones de bomberos logró sofocar las llamas con celeridad, pero los gases tóxicos cumplie- no, los gobiernos de Francia, Alemania e Italia se recibían entre lágrimas. Sin embargo, Argentina todavía no había escuchado una palabra de boca de su presidente, Néstor Kirchner, que descansaba en paz en su provincia natal, en Santa Cruz (Patagonia)