Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 DOMINGO 2 1 2005 ABC Internacional Secuencia del desastre. Imágenes del poder destructivo del maremoto. Arriba a la izquierda, una playa de Phuket instantes antes del tsunami. La primera ola se traga la AFP playa (arriba a la derecha) Llegan después una segunda y una tercera olas. Abajo a la izquierda, el mar arrasa el restaurante. A la derecha, estado final en que quedó la playa Nuevos seísmos e inundaciones dificultan la llegada de ayuda a Indonesia y Sri Lanka La Organización Mundial de la Salud asegura que 5 millones de personas necesitan agua y comida Lanka, las lluvias torrenciales obligan a evacuar a casi dos mil personas, mientras las autoridades indonesias dejan de contar muertos al llegar a 80.000 LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL PHUKET (TAILANDIA) La réplica sísmica de cinco grados de la escala Ritchter registrada al sureste de Sumatra y las lluvias intensas caídas durante todo el día de ayer en Banda Aceh dificultan gravemente la llegada de la ayuda humanitaria a la remota región indonesia de Aceh, la más castigada por el efecto del tsunami, donde las autoridades dejaron de contar muertos cuando el viernes se alcanzó la cifra de 80.000 cadáveres, aunque se teme que se superarán los 100.000. La situación de la zona, la más desesperada de todas las que han sufrido el b En Sri impacto letal del maremoto, sólo tiene comparación con la que atraviesa Sri Lanka, en la que también se han registrado inundaciones que han obligado a evacuar a casi 2.000 personas de las zonas más bajas, próximas a la golpeada ciudad de Ampara, mientras se multiplican los esfuerzos para tratar de localizar a 5.240 desaparecidos, muchos de los cuales se sumarán a la lista de 28.729 bajas ya confirmadas. Siete días después del desastre del 26 de diciembre, que asoló las costas del sureste asiático y convulsionó el eje de la tierra, los números que hablan de los miles y miles de muertos han dejado de tener valor, y de lo que se trata ahora es de activar las condiciones necesarias para paliar los daños a los damnificados y los desplazados- -casi un millón en Sri Lanka- -y conseguir hacerles llegar lo más básico para salir adelante. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y según los datos aportados ayer por el director de su Unidad de Crisis, David Nabarro, 5 millones de personas necesitan alimentos, agua, servicios sanitarios o cobijo, mientras que otras 50.000 corren el riesgo de contraer enfermedades como diarrea, disentería o neumonía. Según informó ayer el coordinador de ayuda humanitaria de las Nacionaes Unidas, la ayuda para las víctimas de la tragedia alcanza ya los 2.000 millones de dólares, aunque ahora el mayor desafío es llevar la asistencia a los cinco millones de personas cuyas vidas están en peligro. El propio Kofi La ayuda internacional para las víctimas alcanza ya los 2.000 millones de dólares, según informó la ONU Annan, secretario general de Naciones Unidas, ha anunciado que el próximo jueves viajará a Indonesia para coordinar esa ayuda internacional. Por el momento, existen datos que apuntan a que sobre las Maldivas y la India pesan las peores perspectivas. En Birmania ya han comenzado a recibir medicinas y apoyo de las organizaciones humanitarias. Al igual que en Tailandia, donde, en las playas de Khao Lak y la isla de Phuket, se amontona la ropa para uso de la población. Aquí no hay preocupación por la propagación de enfermedades, y con el esfuerzo de las fundaciones y organismos públicos locales se han distribuido con abundancia comida y agua en los puntos más conflictivos. El pánico también hizo mella en este país el jueves, cuando una falsa alarma provocó que la población de las playas de Phiphi huyera despavorida ante el anuncio de un terremoto que nunca llegó.