Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional DOMINGO 2 1 2005 ABC Se quita la vida el joven que amenazó con tirarse al vacío con un niño EP VALENCIA. El joven de 29 años que el pasado jueves amenazó con tirarse desde un balcón de la calle Luis Mayans de Valencia con un niño al que intimidaba con un cuchillo, y que en la mañana del viernes se lanzó desde la terraza del mismo edificio, falleció por la tarde en el Hospital La Fe, según informaron ayer fuentes del centro sanitario. El hombre se lanzó sobre las 8. 45 horas del viernes desde la terraza del edificio, según explicó el padre del menor, Francisco Pérez. Trasladado al Hospital la Fe, en estado muy grave, según fuentes del centro sanitario, pasó varias horas en la Unidad de Urgencias y llegó incluso a entrar en quirófano, pero no se pudo hacer nada por salvar su vida y falleció sobre las 17 horas. El joven habia sido detenido por la Policía, tras haber amenazado con arrojarse al vacío con un niño, hijo de su compañera sentimental, pero, posteriormente, quedó en libertad con causa abierta por violencia doméstica, daños e insulto a la Policía, y con una orden de alejamiento del menor. El viernes volvió al inmueble y se lanzó desde la terraza. Sigue la llegada de inmigrantes en pateras ABC. El fin de año no ha supuesto un frenazo en la llegada de inmigrantes a nuestras costas. En la imagen, varios hombres procedentes de África Subsahariana a su llegada al Gran Tarajal, después de que la Guardia Civil interceptara el pasado día 31 en alta mar una patera con 36 personas a bordo cuando navegaba a unas cuatro millas de la costa este de Fuerteventura. Ayer. la Marina Real marroquí apresó en aguas próximas a Alhuceima, una lancha neumática en la que 58 emigrantes clandestinos trataban de llegar a las costas españolas. AFP Un guardia civil se suicida en Fin de Año tras matar a su cuñado y herir a un primo Estaba desequilibrado desde su separación matrimonial dice la familia la vida de su primo porque se quedó sin munición. El agente volvió a cargar el arma, que no era la reglamentaria, y se disparó MANUEL MORENO TOLEDO. La noche de Fin de Año estuvo teñida de dolor y sangre en Gálvez, un pueblo de 3.300 habitantes situado a 30 kilómetros al sur de Toledo. Los vecinos de la calle del 27 de Marzo se tomaron las tradicionales uvas apenados, sin detenerse a formular un deseo para 2005. No se les iba de la cabeza el brutal crimen que a las seis y media de la tarde del 31 de diciembre había ocurrido en la casa de los Puente, en el número 24. Su hijo, Rafael Puente Peña, guardia civil de 48 años, se suicidó tras matar a tiros a su cuñado, Antonio Cobisa Sánchez, peón de albañil de 46 años, y herir a un primo, Francisco Cruz, quien se libró de una muerte segura al quedarse Rafael sin proyectiles en su arma, que no era la reglamentaria, sino su revólver particular. Todos iban a celebrar la Nochevieja en familia, como manda la tradición, pero la muerte se cruzó en sus vidas. No se sabe con certeza si hubo alguna discusión entre Rafael y Antonio antes de que el agente empuñase el arma- -de calibre corto- -y disparase contra su cuñado. Según explicaron a ABC familiares del agente, la escena ocurrió en el patio de la casa de sus padres, de planta baja y a la que se accede por una puerta de chapa de color verde claro. Rafael llevaba diez años separado de su mujer y estaba desequilibrado, tenía depresiones, le habían embargab Rafael no pudo acabar con Fallece un vigués por el impacto de un petardo en Nochevieja E. MONTAÑÉS VIGO. Apenas habían transcurrido doce minutos del nuevo año 2005 cuando un accidente pirotécnico provocaba la muerte de Enrique Riobóo Dapresa, de 57 años de edad y vecino de la parroquia viguesa de Castrelos, cuando se encontraba celebrando el Año Nuevo en el hogar de unos familiares, según informó la Consejería de Sanidad de la Xunta. Al cierre de esta edición, las causas que motivaron la explosión del material pirotécnico todavía se desconocen. El Hospital Policlínico de Vigo (Povisa) comunicó a este periódico que la víctima fue trasladada con inmediatez por una ambulancia del servicio 061 desde la parroquia de Coruxo, en la zona de Las Roteas, donde se registró el siniestro. Los servicios sanitarios del centro nada pudieron hacer por salvar su vida, pues el hombre presentaba una severa herida en el abdomen. La víctima fue trasladada a media tarde de ayer a la sala número 4 del Tanatorio de Pereiró, en Vigo, donde permanecerá hasta su incineración hoy domingo a partir de las 18.30 horas. do todo, creo que hasta el sueldo dijo un familiar, desconsolado y extrañado por la acción bárbara de Rafael. Él y Antonio habían cortado leña por la mañana tan amigos añadió. La madre de Rafael se encontraba en el patio cuando su hijo disparó a Antonio, quien cayó al suelo arrastrando a su suegra. Acababa de dar muerte al marido de su única hermana, Mari, madre de dos hijas. Al oír los tiros, el primo del guardia civil salió al patio, donde Rafael le esperaba con el arma cargada. Efectuó dos disparos contra Francisco, quien pudo huir a la carrera de la escena, aunque herido: llevaba un impacto de bala en el brazo derecho, por encima del codo, y otro en el hombro izquierdo. Le salvó que Rafael se quedó sin munición aseguró un familiar. El guardia civil volvió a cargar el arma, se dirigió al patio, vio muerto a Antonio y se suicidó. Si es cierto que tenía depresiones, que estaba tal mal de la cabeza, ¿por qué seguía en activo? se preguntaba un vecino. separan la vivienda de la gasolinera que hay a la entrada de Gálvez por la carretera de Polán. Temía que Rafael le siguiese los pasos. Malherido, pidió ayuda al único empleado de la estación de servicio, fue ingresado en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo y ayer pasó a planta. Vecinos, familiares y guardias civiles del puesto de Gálvez acudieron al domicilio de los Puente. También se personó el juez de paz de la cercana localidad de Totanés, Humberto Medina Gamero, quien se sintió indispuesto y falleció, debido a un infarto, cuando era trasladado al Centro de Salud de Menasalbas. Todo parecía producto de un maleficio, del guión de una película funesta, pero solamente se debió a la casualidad. Juntos en la misma sala del tanatorio Humberto, Rafael y Antonio fueron enterrados ayer por la tarde. El guardia civil y su cuñado, en el cementerio de Gálvez y a la misma hora. También se reservó para los dos cuerpos la misma sala, la número 8, del tanatorio de Toledo. Pero los familiares lloraron durante horas la muerte de Rafael y Antonio sin saber qué cadáver estaba tras las cortinas de la cámara del velatorio, ya que el segundo cuerpo llegó pasadas las tres de la tarde debido a los problemas que el forense tuvo para encontrar uno de los proyectiles. Este crimen remueve la crónica negra más reciente de Gálvez, que se iba recuperando de otro homicidio, sucedido el 31 de agosto de 2003, cuando un hombre de 72 años zanjó viejas rencillas familiares matando de un disparo a un vecino, al que esperó escondido en una calle. Mañana debía ir a su nuevo destino Rafael, destinado en Granada, ponía así fin a unos días de permiso, puesto que mañana debía haberse incorporado a su nuevo puesto, en Guadalajara. El agente se quitó la vida mientras su primo recorría a pie los 150 metros que El juez de paz de una localidad cercana que acudió al lugar de los hechos falleció luego debido a un infarto