Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional APROBADO EL PLAN IBARRETXE CON LOS VOTOS DE ETA ENTREVISTA DOMINGO 2 1 2005 ABC JOSÉ BLANCO Secretario de Organización y Coordinación del PSOE El plan Ibarretxe- Otegi- Ternera no se va a convertir en ley porque nace en vía muerta -Ya se ha comprobado que el plan Ibarretxe no es ningún farol, sino un proyecto independentista en toda regla. ¿Cómo se frena ahora? -El plan conocido hasta ayer como plan Ibarretxe, que llamaremos a partir de ahora plan Ibarretxe- Otegi- Josu Ternera, es un proyecto que tendrá que ser discutido en las Cortes Generales y han de ser éstas las que decidan si se convierte en ley o no. Y no se va a convertir en ley porque no va a haber una mayoría parlamentaria que lo avale. Por lo tanto, el plan Ibarretxe- OtegiJosu Ternera nace en vía muerta. -Y si el Parlamento vasco no respeta las reglas del juego y no obedece una eventual suspensión por parte del TC o un rechazo de las Cortes... ¿qué puede ocurrir? -El Estado de Derecho tiene instrumentos legales para obligar al cumplimiento de las decisiones que emanan de la soberanía popular. Y, en este caso, quien tiene la palabra para aprobar un proyecto que cambia el Estatuto de autonomía de Guernica es el Parlamento nacional. ¿En qué medida altera este escenario la estrategia del PSOE para los comicios autonómicos vascos? -En ningún sentido. No la cambia. Más bien al contrario. Nosotros vamos a decir a los vascos que se puede profundizar en el autogobierno, que se puede cambiar el Estatuto, que el País Vasco puede tener más competencias y que eso se puede hacer dentro de las reglas de juego, respetando el Estatuto de Guernica y respetando la Constitución. Ese va a ser nuestro planteamiento. Y los vascos van a observar cómo otras Comunidades autónomas van a ver reformados sus Estatutos de autonomía, van a tener más capacidad de autogobierno, y ellos no lo van a conseguir por el empecinamiento del PNV, ahora aliado con Batasuna. Por eso, nosotros vamos a ir explicando a los vascos que hay un proyecto para la convivencia, para el acuerdo, para el consenso y para el diálogo frente a una propuesta excluyente que divide y confronta a unos vascos con otros. -Los gestos de Zapatero y del Gobierno hacia Ibarretxe no parecen haber dado resultados, al menos para reducir el clima de crispación del que ustedes culparon al PP. ¿Se siente el PSOE traicionado en alguna medida por Ibarretxe? -No. Creemos que hay que tener respeto entre las instituciones y que el diálogo es positivo. Nosotros vamos a seguir utilizando la fuerza del diálogo para tratar de convencer al PNV y a Ibarretxe de que han emprendido un camino muy complicado y que pueden y deben dar marcha atrás. Además, han El número dos del PSOE advierte de que si el PNV y Batasuna desobedecen la desautorización que las Cortes harán del plan soberanista el Estado de Derecho tiene instrumentos para obligarles TEXTO: MANUEL MARÍN FOTO: JAIME GARCÍA Blanco defiende la propuesta de Patxi López como única alternativa al plan Ibarretxe emprendido un camino incumpliendo la palabra dada: Ibarretxe anunció en la campaña electoral que él nunca utilizaría los votos de Batasuna para llevar adelante sus objetivos. Y no sólo los ha utilizado, sino que los ha pedido. Ha solicitado expresamente el voto a Batasuna para sacar adelante su proyecto. Por lo tanto, además de emprender un camino equivocado, lo ha hecho faltando a su palabra. ¿Y no teme el PSOE dar una cierta imagen de transigencia, de debilidad por apelar siempre a un diálogo franco y sincero y luego recibir esta moneda como pago? -En absoluto. El Gobierno y el PSOE se han manifestado claramente a favor de la reforma de los Estatutos de autonomía, siempre que se respeten las reglas de juego y siempre que se hagan dentro del marco de convivencia que nos hemos dado todos españoles y también los vascos, que es la Constitución y, en este caso, también el Estatuto de Guernica. Quien vulnera estas reglas de juego está quebrando la posibilidad de entendimiento y de diálogo. Pero nosotros, desde la firmeza de nuestras convicciones queremos seguir siendo respetuosos y buscando la posibilidad de entendimiento porque creemos que es lo más positivo. Pero siempre manifestando una posición inequívoca desde el primer momento: el plan Ibarretxe no irá adelante porque vulnera claramente la Constitución Española. -Y en este escenario, ¿descarta ya de antemano el PSOE un hipotético acuerdo de gobierno con el PNV tras las autonómicas vascas? -El Partido Socialista de Euskadi quiere ser decisivo, quiere ser una fuerza determinante en la próxima etapa política. ¿Qué significa una fuerza determinante? Significa que evite que un plan como el que se ha presentado vaya adelante, que se pueda favorecer un gobierno en Euskadi desde la cooperación y no desde el enfrentamiento. En este sentido, aspiramos a liderar Ibarretxe ha incumplido su palabra: dijo que no utilizaría el voto de Batasuna, y no sólo lo ha utilizado, sino que además lo ha pedido expresamente una alternativa en el País Vasco, y será al día siguiente de las elecciones cuando analicemos cuál es el mejor escenario para garantizar un futuro de entendimiento. De todas formas, es muy difícil que podamos entendernos con el PNV. Tendría que renunciar a muchas cosas, entre ellas al plan Ibarretxe. ¿Se arrepiente el PSOE de haber alentado la supresión de la reforma penal del PP que castigaba la convocatoria de referendos ilegales, como el que ya ha anunciado el lendakari? -No, en absoluto. El Estado de Derecho ya tiene mecanismos suficientes para que aquellas actuaciones que no se ajusten a Derecho y que sean ilegales puedan ser punibles. -Como estrategia política, ¿pudo precipitarse Patxi López al presentar su alternativa al plan Ibarretxe antes de que éste haya sido aprobado, sin esperar a hacerlo ahora como posible solución al desaguisado? ¿Se equivocó el PSOE? -Creo que es justo al contrario. La sociedad vasca, el conjunto de los españoles, sabemos ya hoy que frente a un planteamiento rupturista, soberanista y que no respeta las reglas, hay un planteamiento que permite profundizar en el autogobierno del País Vasco dentro de las reglas de juego. Por tanto, hoy el planteamiento de los socialistas vascos tiene todavía más sentido porque la sociedad observa con claridad que hay una alternativa clara al plan Ibarretxe que permite a los vascos más autogobierno, pero desde las reglas del juego. ¿Contribuirá este episodio a rehacer las relaciones entre el PSOE y el PP, tan maltrechas en los últimos tiempos? ¿Cómo se va a escenificar esa reconstrucción de relaciones? -A nosotros nos gustaría tener un mayor entendimiento con el PP en asuntos de interés general. Nos gustaría que el PP superara la estrategia del aznarismo y definiera un campo de oposición útil para buscar lugares de entendimiento... sabiendo que en muchas políticas vamos a estar en desacuerdo. Pero es verdad que en relación al plan Ibarretxe mantenemos desde hace tiempo posiciones que compartimos, las hemos puesto de manifiesto estos días y desde luego el PSOE y el PP tenemos clara nuestra oposición al plan Ibarretxe. Este diálogo que se ha abierto estos días puede favorecer también el diálogo respecto a otros asuntos de interés general y, desde luego el PSOE, antes en la oposición y ahora en el Gobierno, ha dado siempre muestras inequívocas de estar por favorecer espacios de entendimiento y de acuerdo.