Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Cultura BATALLA POR EL ARCHIVO DE LA GUERRA CIVIL VIERNES 31 12 2004 ABC Calvo calificó el traslado del Archivo de Medinaceli de expolio a Andalucía En 1998 dijo que una copia digital no vale lo mismo ANTONIO ASTORGA MADRID. El de Medinaceli era (y es) un milenario Archivo de titularidad privada que se entregaba a una administración pública estatal para albergar la Sección Nobleza del Archivo His- Imagen histórica de las salas del Archivo del Medinaceli ABC tórico Nacional. Quería así servir de ejemplo a los propietarios de otros archivos para que depositaran en él (Hospital de Tavera, Toledo) sus fondos y así ir abriendo a la investigación a archivos inaccesibles. Sin embargo, fuentes muy cercanas al Archivo se lamentan: Eso le parecía una barbaridad a la entonces consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Carmen Calvo, que se empeñó en promulgar una serie de modificaciones legislativas que lo hicieran imposible. Parece que le importó mucho más el lugar físico (Andalucía) en el que, según ella, debía estar la documentación que la tutela de los fondos por una Sección del Archivo Histórico Nacional Según estas fuentes, la actitud de la Junta de Andalucía calificando de expolio al patrimonio documental andaluz el traslado de un archivo milenario cuyos orígenes se remontan a los condados de la Marca Hispánica ha provocado, no solamente que este archivo sea hoy más inaccesible que nunca para la investigación histórica, sino que las magníficas instalaciones del Hospital Tavera (donde está depositada su parte no andaluza) estén infrautilizadas porque el traslado del archivo Medinaceli no sólo no ha servido de acicate (de lo que se ufanaba Carmen Calvo) sino de revulsivo ante el miedo de los propietarios a ser perseguidos por la administración pública Diatriba contra Esperanza Aguirre En el verano de 1995, las secciones no andaluzas del Archivo de Medinaceli (las más importantes) se envían al Hospital de Tavera (la Ley de Archivos andaluza de 1984 permitía la libre circulación dentro de España) y arrecia la polémica. En 1997, Carmen Calvo, como consejera de Cultura andaluza, lanza una dura diatriba contra la entonces ministra de Cultura, Esperanza Aguirre, por el traslado. Calvo declaró sentirse alarmada porque Esperanza Aguirre considera el Archivo de Medinaceli como un regalo a su Ministerio cuando en realidad se trata de un expolio a Andalucía, de una auténtica brutalidad al patrimonio cultural de los andaluces que reivindicamos sea devuelto Sin embargo, ni Carmen Alborch ni Esperanza Aguirre, como ministras de Cultura, se atrevieron a recibir el Archivo de Medinaceli porque la Junta de Andalucía se opuso al traslado. En una sala anexa del Hospital de Tavera mora la parte no andaluza del Archivo. Los documentos, magníficamente conservados, son investigados de forma clandestina. Y en soporte original. Porque sobre el duelo entre papel e informática, Calvo se pronuncia en 1998: Los archivos son documentos intransferibles que no se pueden sustituir por un soporte informático