Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 31 12 2004 Nacional 15 CRISIS DE ESTADO EN EL PAÍS VASCO REACCIONES Rajoy exige a Zapatero una reunión inmediata y la impugnación ante el TC El líder de la oposición llamó al jefe del Ejecutivo para trasmitirle la preocupación de los populares b Acebes leyó una declaración de Artículo 161.2 de la Constitución El Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades autónomas. La impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida, pero el Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses Cortes Generales, que el lendakari celebre un referéndum ilegal sobre su proyecto soberanista y que se imponga la discriminación entre los vascos y se ultraje la memoria de las víctimas Acebes arremetió contra los tres partidos que conforman el Ejecutivo de Vitoria (PNV, EA e IU) por haber iniciado un proceso para la independencia del País Vasco y concedido a la banda terrorista lo que ETA les había pedido Desde hoy llevan la responsabilidad histórica de poner en grave riesgo la convivencia sentenció. Para los populares, el plan Ibarretxe es también el plan de ETA pues la banda terrorista ha obtenido en sede institucional aquello por lo que ha matado tantos años: un proyecto nacionalista radical de ruptura de España y de fractura y exclusión en la sociedad vasca Horas antes de la votación en el Parlamento vasco, Acebes señaló en rueda de prensa el rechazo absoluto de su partido al plan Ibarretxe y las dudas sobre la actitud del Gobierno socialista para hacer frente al proyecto secesionista del PNV. Los populares no se fían de los socialistas y temen que el su partido en la que señala que ETA ha obtenido en sede institucional aquello por lo que ha matado tantos años J. L. LORENTE MADRID. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, telefoneó al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, instantes después de que el Parlamento vasco aprobase el plan Ibarretxe por mayoría absoluta. Durante la conversación- -que se prolongó por espacio de unos minutos- el presidente del Partido Popular reclamó al líder socialista una reunión inmediata para analizar la situación, así como la impugnación del proyecto secesionista ante el Tribunal Constitucional. Fuentes del principal grupo de la oposición explicaron que el presidente del Gobierno transmitió a Rajoy que aceptaba mantener el encuentro. Los populares señalan ya la vía que tiene el Ejecutivo socialista para proceder a la impugnación: el artículo 161.2 de la Carta Magna. El Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades autónomas. La impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida, pero el Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses establece el citado artículo de la Constitución. Rajoy y Acebes, en una imagen reciente en el Congreso de los Diputados Ejecutivo de Zapatero trate de minimizar el riesgo del plan Ibarretxe. Nos preocupa mucho que, ante una amenaza seria y cierta, tengamos un Gobierno complaciente con los nacionalistas. Esa complacencia hace que tengamos dudas sobre la reacción que pueda tener el Ejecutivo socialista subrayó el secretario general del PP. IGNACIO GIL En manos de los nacionalistas Acebes quiso expresar de esa forma la preocupación del PP por el hecho de que el Gobierno se encuentre en manos de partidos nacionalistas, que- -como ERC- -no dejan pasar un sólo día sin manifestar su odio por España Los populares ven a esas fuerzas nacionalistas como malos socios para el Gobierno de Zapatero en un momento en el que las amenazas son reales Por contra, Acebes subrayó que el Ni un paso atrás Así lo expresó ayer el secretario general del PP, Ángel Acebes, que- -con una declaración de su partido leida en la sede popular de la calle Génova- -ofreció todo el apoyo de los populares para terminar con la grave amenaza que representa el plan Ibarretxe y preservar el marco de convivencia constitucional tanto frente a ese proyecto secesionista como a otros que están en marcha El principal partido de la oposición basa su petición al Ejecutivo de que impugne el plan Ibarretxe en la sentencia que dictó el Tribunal Constitucional cuando el Gobierno del PP recurrió el proyecto antes de que fuera tramitado en el Parlamento vasco. El Alto Tribunal resolvió que no cabía recurso hasta que fuera norma y tuviera efectos jurídicos. Los populares entienden ahora que, con su aprobación ayer, el proyecto secesionista ya es norma y, por lo tanto, cabe un recurso. Además, el número dos de los populares garantizó que su formación va a hacer todo lo que está en su mano para evitar que el plan se apruebe en las PP tiene muy claro cómo hacer frente al plan Ibarretxe. Los populares- -dijo- -no van a dar ni un paso atrás en la defensa de la Constitución ante quienes pretenden la ruptura y la desestabilización Ése es el objetivo que algunos tienen en estos momentos en España. Que nadie se engañe, porque esta es realmente la pretensión y el fin último advirtió el número dos del PP. Además, Acebes avisó al Ejecutivo de Zapatero de que los nacionalistas vascos intentarán por todos los medios posibles imponer sus aspiraciones e hizo hincapié en que para hacerles frente es necesaria la mayor fortaleza para defender el marco de convivencia que nos hemos dado El principal patido de la oposición considera el plan Ibarretxe un atropello al ordenamiento jurídico, a la Constitución y al Estatuto que obedece a un delirio soberanista Declaración leída por el secretario general del PP, Ángel Acebes, tras la aprobación del plan Hoy es el día en el que se confirman algunos de los más graves augurios sobre los que el Partido Popular lleva largos meses advirtiendo y también combatiendo. Se ha consumado el pacto de Estella iniciado en el año 1998, al sumarse los votos de Batasuna al plan del lendakari. El plan de Juan José Ibarretxe es desde hoy, también, el plan de ETA. La amenaza de secesión planteada por el señor Ibarretxe sigue adelante: -El PNV ya tiene su plan independentista y de ruptura constitucional aprobado por el Parlamento del País Vasco. Y lo tiene con el apoyo de ETA. -Batasuna ha vuelto a jugar con los demás nacionalistas para acabar protagonizando un proyecto nacionalista independentista común. -Atutxa y la mayoría del Parlamento vasco, que se negaron a aplicar la sentencia del Tribunal Supremo, han permitido que un partido ilegalizado como brazo del terrorismo decida una cuestión tan grave. Ahora queda claro el por qué de tanto desacato. -Y la mayor satisfacción es la de ETA, que hoy ha obtenido en sede institucional aquello por lo que ha matado tantos años: un proyecto nacionalista radical de ruptura de España y de fractura y exclusión en la sociedad vasca. Ante todo ello el Partido Popular manifiesta: 1. -Al señor Ibarretxe, al PNV, a EA, al señor Llamazares y a Izquierda Unida: Que lamentamos que hayan iniciado un proceso para la independencia y que le hayan dado a ETA lo que ETA les había pedido. Desde hoy ya llevan la responsabilidad histórica de poner en grave riesgo la convivencia. 2. -A los ciudadanos vascos: Que el Partido Popular va a hacer todo lo que está en nuestra mano para evitar que: -Este plan se apruebe- -Se celebre el referéndum prometido por Ibarretxe- -Se imponga la discriminación entre los vascos y se ultraje la memoria de las víctimas 3. -Y al conjunto de los españoles: Decirles que nos han colocado ante un reto real los que quieren romper la unidad de España y la convivencia democrática. A todos nos corresponde impedirlo sin que nadie mire para el otro lado. Ahora procede una respuesta clara y firme de toda la sociedad Española. Hoy más que nunca el Partido Popular se ofrece al Gobierno de la Nación para terminar con la grave amenaza y preservar el marco de convivencia constitucional. Tanto respecto de este plan como de otros que están en marcha. Y hacerlo con todas las medidas que proporciona nuestro Estado Democrático de Derecho. Y, en particular, con la inmediata impugnación del acuerdo del Parlamento Vasco de hoy ante el Tribunal Constitucional en virtud de lo dispuesto en el artículo 161.2 de la Constitución Española. Por último, quiero informarles que el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha llamado inmediatamente al presidente del gobierno para transmitirle la preocupación por la gravedad de lo ocurrido en el Parlamento Vasco y para ofrecer todo el apoyo del PP ante el desafío nacionalista. Y desde la unidad de los dos grandes partidos políticos, hacerle frente. Y que, a estos efectos, se deben reunir en fecha muy próxima.