Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 31 12 2004 11 Zapatero subraya ante la cúpula militar que las Fuerzas Armadas son un elemento de estabilidad del Estado El Gobierno no percibe miedos ni peligros para la unidad de España Reitera que el plan independentista de Ibarretxe vulnera la Constitución y no tiene ningún futuro b El Ejecutivo y el PSOE denun- cian que el lendakari se haya dejado caer en los brazos de Batasuna, ilegalizada por ser una organización terrorista MANUEL MARÍN MADRID. Horas antes de que el plan Ibarretxe recibiera luz verde en el Parlamento vasco y muy pocos días después de que el líder del PP, Mariano Rajoy, advirtiera al Gobierno- -precisamente desde el País Vasco- de que no permitirá la ruptura de la unidad de España, el Ejecutivo reiteró ayer su llamamiento a la tranquilidad Lo hizo la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, tras la reunión del último Consejo de Ministros del año aseverando que el Ejecutivo no percibe los peligros y miedos de desmembramiento que denuncian otras voces El Gobierno mantiene que no hay ningún problema de peligro territorial y se reafirmó en su mensaje de que el plan Ibarretxe no tiene ningún futuro ya que, pese a su aprobación por el Parlamento vasco, no superará el filtro del Congreso de los Diputados. De la Vega fue taxativa al respecto: No hay nada nuevo. Nada ha cambiado. El plan Ibarretxe está fuera de la Constitución y, por lo tanto, no puede ser aprobado. Esta es la posición que ha mantenido, mantiene y mantendrá el Gobierno De la Vega defendió el modelo de Estado que ha venido funcionando durante 26 años dándonos estabilidad Esto es, defendió la Constitución como el límite que no deben rebasar las reformas de los Estatutos. Ahora hay Comunidades autónomas que consideran necesario revi- sar sus Estatutos... y estamos en esa fase, que hay que ver en positivo porque ha de servir para mejorar el funcionamiento de nuestros sistemas legales, políticos y de cooperación Por ello, el Gobierno dijo ver esos procesos con tranquilidad, sin peligro y de forma apasionada, sabiendo que los límites están puestos; y por mucho que haya voces que quieran transmitir miedo o peligro, nosotros no los vemos Declaración institucional Unas horas después, una vez que quedó confirmado que el PNV se entregó a los proetarras para sacar adelante el plan secesionista al menos en el Parlamento vasco, fue el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, el encargado de leer una declaración institucional por la que el Ejecutivo rechaza de plano las pretensiones independentistas de Ibarretxe y sus aliados. Desde La Coruña, Sevilla, erigido en portavoz del Gobierno- -Zapatero no habló- mantuvo que el plan no tiene ninguna posibilidad de ser aprobado ni aplicado y lamentó que al reclamar el voto de Batasuna Ibarretxe no sólo ha incumplido su compromiso, sino que también ha dado al entorno de los violentos un papel decisivo en la vida política vasca Para el Gobierno, no es factible plantear iniciativas sobre la base del apoyo de quienes respaldan a los terroristas y tildó de inadmisible un plan que no respeta las reglas del juego También el PSOE se apresuró a emitir una nota tras la votación del Parlamento vasco en la que denuncia que el plan Ibarretxe es una propuesta de ruptura de la convivencia política plural en Euskadi que nace con el estigma de los votos de Batasuna Ibarretxe celebra con Errazti, Madrazo e Imaz el resultado del Pleno quiere que el lendakari centre el debate político hasta las elecciones autonómicas y saque rédito con ello. En paralelo y mientras el Gobierno eludía dar respuesta concreta alguna al desafío salvo recordar que el proyecto será rechazado en el Congreso, el secretario general del PP, Ángel Acebes, exigía al Ejecutivo que planteara un recurso al Constitucional por la vía del artículo 161.2 que permite la suspensión de las disposiciones adoptadas por órganos de las Autonomías. TELEPRESS Fiel oposición El aparente desconcierto del gabinete de Zapatero aumentó la inquietud en el PP tras comprobar que la política de cesiones ante los nacionalistas en general aplicada por sus sucesores en el poder, lejos de frenar los planes independentistas, los han acelerado con un inesperado protagonismo para ETA en el caso vasco. No obstante, en el PP aseguran que se mantendrán en su papel de fiel oposición para apoyar al Gobierno en todas las medidas que habrá que tomar ante el desafío planteado ya formalmente al sistema democrático, a la unidad de España y a los derechos de los ciudadanos en el País Vasco. En la última reunión del Pacto Antiterrorista, Rajoy recordó al Gobierno que debía instar al Fiscal general del Estado para que recurriera el archivo de la causa abierta contra Atutxa por desobedecer al Tribunal Supremo en amparo de Batasuna, pero hasta el momento ni el Ejecutivo ni el fiscal han dado paso alguno en ese sentido. El plan Ibarretxe llegará al Congreso la próxima semana para su tramitación. Cuenta con el rechazo anunciado de PP, PSOE e IU- -el noventa por ciento de la Cámara- -e incluso puede ser rechazado en la Mesa por su evidente inconstitucionalidad y no ser admitido para debate en pleno.