Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 12 2004 49 Cultura y espectáculos El Ayuntamiento de Salamanca rodea con vallas y corta la calle del Archivo por obras en el pavimento Calvo hizo en 1997 con el Archivo de Medinaceli lo que hoy ve inconstitucional en el de Salamanca Como consejera de Cultura andaluza, lo blindó por ley para impedir su traslado a Toledo b En contra del criterio de la Asocia- ción de Archiveros, Carmen Calvo cambió la Ley de Archivos de Andalucía en 1999 y vinculó el de Medinaceli a la Casa de Pilatos, hecho que fue recurrido hace siete años ANTONIO ASTORGA MADRID. El 29 de julio de 1997, la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Carmen Calvo, resolvió inscribir con carácter específico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, en la categoría de Monumento, el inmueble denominado Casa de Pilatos que ya era Monumento Nacional desde el año 1931 en Sevilla y sus bienes vinculados: los fondos documentales del Archivo de la Casa Ducal de Medinaceli. Quería evitar así su traslado a Toledo. Pero lo que hizo debió sentar jurisprudencia porque las Cortes de Castilla y León han copiado su actuación así, han blindado por ley el Archivo de Salamanca al integrarlo en el sistema de archivos de Castilla y León y al declarar Bien de Interés Cultutal el contenido de aquellos. Ipso facto, la ministra Calvo consideró que esas leyes vulneran el reparto de competencias amparado por la Constitución y son inconstitucionales No debió pensar lo mismo de lo que resolvió como consejera ese año de 1997. Título de duque de Medinaceli Historia de otra polémica La consejera de Cultura Carmen Calvo inscribió en 1997 en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la categoría de Monumento, el inmueble denominado Casa de Pilatos que albergaba los fondos documentales del Archivo de la Casa Ducal de Medinaceli para impedir su traslado a Toledo Interpuso un recurso contra Cultura por denegación de coo- peración en el traslado anterior de la sección no andaluza del Archivo de Medinaceli a Toledo y multó con 14.5 millones de pesetas a la Fundación Casa Ducal En 1999 promulgó una modificación de la Ley de Achivos de Andalucía, contra el criterio incluso de la Asociación Andaluza de Archiveros, orientada a evitar cualquier traslado de documentación fuera del territorio andaluz con independencia de su origen o titularidad (las más importantes) se trasladan a Tavera y estalla la polémica. Como la Junta andaluza se opone, Cultura no recepciona los documentos, que se encuentran en una sala anexa. Allí, aunque magníficamente conservados, son investigados de forma clandestina. Entra en acción la entonces consejera Carmen Calvo diciendo que no es lo mismo la microfilmación que los documentos originales para el Archivo de Salamanca esto, al parecer, no vale Calvo interpone un recurso contra Cultura por denegación de cooperación en el traslado a Tavera y multa con 14,5 millones a la Fundación. Pero lo que se podía hacer en 1995 quedó imposibilitado en 1999 cuando Calvo no tuvo escrúpulos en modificar la ley de Archivos de Andalucía, contra el criterio de la Asociación Andaluza de Archiveros. De modo que hoy es necesaria una autorización de la Consejería de Cultura para sacar un papel de Andalucía. La Fundación Medinaceli interpuso ante el Tribunal Superior de Justicia andaluz un recurso contencioso administrativo por vincular el Archivo a la Casa de Pilatos, como resolvió Calvo en 1997, pero está en punto muerto Las argucias de la consejera La Fundación Casa Ducal de Medinaceli firmó en 1989 un convenio con Cultura por el que cedía el uso de un ala del Hospital Tavera de Toledo para albergar la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional y se comprometía a depositar su Archivo allí. De modo paralelo, la Junta de Andalucía decidió microfilmar los fondos andaluces del Archivo Medinaceli, para lo cual alcanzó un convenio con la Fundación en 1993. Como no existía cobertura legal para impedir el traslado (la Ley de Archivos andaluza permitía la libre circulación dentro de España) se ordenó la inmovilización provisional de los fondos hasta que se resolviese el expediente de inscripción de la Casa de Pilatos, que albergaba el archivo desde 1962, en el Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz (en el que ya figura como Bien de Interés Cultural por ser Monumento Nacional desde 1931) Con esta argucia administrativa, según ha sabido ABC, se pretendía vincular el Archivo con el Monumento como parte inseparable. La vinculación no se hizo con el dictamen de los expertos, sino con el de una funcionaria en tres páginas. En el verano de 1995, las Secciones no andaluzas del Archivo Medinaceli Estancias del Archivo de Medinaceli en la Casa de Pilatos, en Sevilla Los rigores del Estado de Derecho ponen a cada uno en su sitio dice la ministra MADRID. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, dijo ayer que con la decisión de devolver los documentos del Archivo de Salamanca a Cataluña el Gobierno cierra un conflicto que permanecía abierto desde hace más de 20 años. Carmen Calvo recordó que fue Manuel Fraga, actual presidente de la Xunta de Galicia, el primero que pidió en el Parlamento al Gobierno de Adolfo Suárez la devolución del archivo para cerrar una herida histórica La ministra añadió que los archivos fueron expropiados, incautados en la guerra civil por las tropas de Franco y trasladados a Salamanca Circunstancias que no se daban en el asunto del Archivo de Medinaceli, donde ella opuso todo el rigor de la ley. Una sociedad plural permite todo tipo de posicionamientos apuntó Calvo, que añadió que los rigores del Estado de Derecho colocan a cada uno en su sitio y cada uno hará lo que tenga que hacer, definido por el reparto de competencias. La ministra de Cultura consideró que es poco entendible la postura del líder de la oposición hablando de humillación