Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid JUEVES 30 12 2004 ABC Cae una banda del Este dedicada a extorsionar a cambio de protección b Exigían un canon mensual por sus servicios de protección Si se negaban a pagar no dudaban en golpear y vejar a sus víctimas y familiares ABC MADRID. La Policía Nacional ha detenido a ocho personas, integrantes de una banda de ciudadanos ex soviéticos, que se dedicaba a extorsionar a compatriotas en Madrid, a los que exigían un canon mensual por protección bajo amenazas de palizas a ellos o sus familias en sus países de origen, que ejecutaron con su última víctima a la que fracturaron el cráneo y la nariz. Las investigaciones comenzaron hace un mes, tras la agresión sufrida por un ucraniano, secuestrado en Fuenlabrada y trasladado a un piso de Móstoles donde recibió una brutal paliza hasta que se comprometió a abonar lo que le exigían los extorsionadores. La mercancía intervenida, en la que abunda ropa, calzado y complementos, sobre estas líneas AYUNTAMIENTO Decomisan 18.000 artículos de lujo falsificados valorados en tres millones Desde un almacén de Santa Ana la mercancía se distribuía por la región perfumes y diversos complementos de moda de marcas prestigiosas se acumulaban en un local dispuestos para su salida ABC MADRID. La piratería no afecta sólo a la industria videográfica, sino también a la textil, a la zapatera, y a los complementos, sobre todo de grandes marcas. La Policía Municipal ha dado al traste con uno de estos lucrativos negocios ilegales que hubieran reportado a los infractores unos beneficios de unos tres millones euros. Ése es el valor que hubieran alcanzado en el mercado el material intervenido. En total había 18.000 artículos, convenienteb Prendas de vestir, zapatos, Fractura craneal y de nariz La víctima sufrió fractura de cráneo y de los huesos de la nariz, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía. Ocho personas- -cuatro ucranianos, dos lituanos, un bielorruso y un armenio- -fueron apresadas el día 20, aunque tres de ellas quedaron en libertad por falta de pruebas y otras dos después de pasar a disposición judicial, informe Efe. Tras la agresión al ucraniano, al que la banda utilizó como gancho para contactar con un ruso al que también quería extorsionar, se hizo cargo de las investigaciones el Grupo XVI de la Brigada de Policía Judicial, y se centró en una vivienda de la calle de Malvarrosa de Móstoles donde aquél había estado secuestrado. Esto les permitió averiguar la existencia de otras dos viviendas de la banda, en las calles de Costanilla de los Olivos y Sáhara de Madrid. Cuando la Policía tuvo identificados a todos los implicados, estableció un dispositivo en torno a los tres domicilios y finalmente los detuvo a todos. mente falsificados, principalmente prendas de vestir, zapatos, perfumes y complementos de moda de lujo de prestigiosas marcas que iban a ser vendidos en mercadillos de la región y diversas zonas de la región a muy buen precio, como si de originales se tratara. Cien mil etiquetas y embalajes Todos los productos estaban preparados en un almacén situado en la calle de Santa Ana, dispuestos para ser distribuidos. Para ello había preparadas más de cien mil etiquetas y embalajes. La intervención se ha desarrollado tras una serie de investigaciones llevadas a cabo por los agentes de la Unidad Central de la Seguridad 2 de la Policía Municipal en una nave próxima a la plaza de Cascorro, donde se distribuían los diversos artículos fraudulen- tos. Tras una vigilancia continuada, los agentes localizaron el almacén en la calle de Santa Ana. Alrededor de las una de la tarde del pasado 28 de diciembre, Día de los Inocentes, se procedió a inspeccionar el amplio local, de tres plantas. Parecía un centro comercial. Dos plantas se dedicaban íntegramente al depósito y venta de la amplia gama de productos falsificados que acumulaban para que los compradores seleccionarán la mercancía, mientras que la tercera se empleaba para el almacenaje de etiquetas, cajas de cartón y embalajes de plástico. En ese momento, los agentes procedieron a la incautación y recuento de los artículos falsificados y la apertura de diligencias al titular de la actividad por un presunto delito contra la propiedad industrial. Una denuncia destapa una red de rumanos que obligaba a mujeres a prostituirse en Montera ABC MADRID. Es la historia habitual. Engañar a sus compatriotas con falsas expectativas laborales, introducirlas en España de manera ilegal para después obligarlas a ejercer la prostitución. A ello se dedicaba una banda de nacionalidad rumana, integrada por cuatro personas, que ha sido desarticulada por la Policía gracias a la denuncia de una de las víctimas de la explotación sexual. Las jóvenes- -dos de ellas menores- -eran obligadas a vender su cuerpo en la calle de la Montera, y, por si eso fuera poco, debían entregar todo lo recaudado a los jefes de la organización. La acusación de una de las coac- Ocho detenidos El presunto líder de la banda es Igor S. ucraniano de 28 años, con antecedentes por hechos similares y con orden de expulsión de España, que también se ha incoado ahora para el resto de los detenidos en situación irregular. Además de Igor S. pasaron a disposición de un juzgado de Móstoles Sofiya L. e Ihor K. y el juez ordenó su ingreso en prisión. Por último, Boris S. y Gurgen N. pasaron a disposición de un juzgado de Madrid quien dictaminó su libertad, según las mismas fuentes. cionadas se interpuso el día 22 de diciembre. La infortunada explicó que en el domicilio utilizado por la red había otras cuatro o cinco mujeres, todas ellas rumanas. Cuchillos y menores de edad Como la denunciante manifestó tener miedo a posibles represalias por parte los integrantes del grupo, fue acogida por la Ley de Protección de Testigos. Como demostración de que estaba siendo coaccionada, denunció que sufría agresiones y amenazas de muerte, y mostró una gran cicatriz en su brazo izquierdo que le hizo el cabecilla de la red por negarse a sus exigencias. Una vez comprobada la veracidad de su testimonio, los agentes registraron el lugar donde se encontraban las mujeres y las menores retenidas, sometidas a la vigilancia de varias controladoras En el piso se intervino diversa documentación relacionada con la denuncia, así como una colección de cuchillos de varias dimensiones que eran utilizados para amenazar y lesionar a las chicas que no eran obedientes. Igualmente se detectó la presencia de dos menores, una de las cuales fue trasladada a un centro de acogida; mientras que otra compatriota en su misma situación, se encontraba en un hospital debido a su mal estado. Los detenidos son Mustafá Z. de 27 años; Mustafá I. de 26; Agustina N. de 28, y Adalet Sali A. de 25, quienes vigilaban a las explotadas. Las tres jóvenes: Zeore M. Mirela S. y Mihaela Ch. que estaban siendo explotadas, tras ser arrestadas quedaron en libertad.