Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 12 2004 Internacional 27 La explosión de una casa bomba mata al menos a treinta iraquíes en Bagdad La mayoría de las víctimas eran civiles ABC BAGDAD. Al menos 30 personas murieron ayer en Bagdad tras la explosión de una casa que contenía más de 700 kilos de explosivos. Aunque los insurgentes habían atraído a fuerzas de la Policía iraquí al edificio convertido en una casa bomba la mayoría de las víctimas fueron civiles, vecinos de la vivienda que se vieron atrapados por la explosión. La guerrilla ha experimentado en Irak todo tipo de trampas explosivas, pero el ataque de ayer ha sido algo nuevo. La población iraquí está habituada a los rutinarios coches bomba, a minas de carretera, a ataques suicida con camiones o ambulancias. Pero nunca se llegó a creer posible que se inventase la casa bomba para la que ha sido necesario almacenar durante varios días cientos de kilos de explosivos. El coronel Adnan Abdul Rahman, portavoz del Ministerio del Interior, explicó que los vecinos llamaron a la Policía después de que un individuo armado empezase a disparar desde el tejado. Cuando llegó la Policía, la casa estalló. Era una emboscada señaló el coronel. La explosión mató a seis policías y a 24 civiles, según un balance todavía provisional, en el que no se tiene en cuenta que al menos cuatro agentes de las fuerzas del orden están desaparecidos, aunque se teme que sus cuerpos se encuentren bajo los escombros provocados por el atentado. Vecinos del barrio en el que fue perpetrado el ataque afirmaron que la vivienda desde la que partió la explosión estaba habitada por árabes extranjeros, entre ellos un sudanés. Indicaron que vieron cómo esos nuevos vecinos descargaban dos vehículos llenos de armas. La población iraquí, no obstante, ha aprendido a callar por alarmante que le parezca lo que ocurra frente a sus ventanas. rra, un camionero turco murió en una emboscada tendida por hombres armados. Y en los alrededores de Yethrib dos policías resultaron heridos por disparos de insurgentes, según la Policía local. Los equipos de rescate buscan supervivientes en los escombros AP Ataques en Tikrit y Samarra Al balance cotidiano de víctimas hay que añadir la muerte de un camionero turco y de seis iraquíes, entre ellos un guardia nacional y una ingeniera que trabajaba para el Ejército norteamericano. Todos ellos perdieron la vida en diferentes ataques en la conflicitiva zona situada al norte de Bagdad. La Policía encontró los cuerpos de Alí Joder Jassem, un empresario de 36 años, y de una ingeniera, Ahlam Hazem, de 40 años declaró el teniente coronel Alí Abdalá, quien explicó que los cuerpos acribillados a tiros de estos dos iraquíes que trabajaban para el Ejército norteamericano fueron hallados en la carretera que conduce de Tikrit, a 180 kilómetros al norte de Bagdad, hasta Tuz, a 70 kilómetros más al este. Por otro lado, en los alrededores de Bidiyah, al sur de la ciudad de Sama-