Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional JUEVES 30 12 2004 ABC Según el jefe del Ejecutivo, ningún conductor pasó la noche atrapado en su vehículo medios de Protección Civil en colaboración con Tráfico y Fomento. Vamos a reforzar todos estos medios tras escuchar a los ciudadanos y analizar de forma exhaustiva la situación Zapatero se defendió de las críticas al asegurar que la nevada del pasado domingo fue una de las más fuertes desde la década de los sesenta, y añadió que había una alerta y se había informado Sin embargo, el presidente del Gobierno se congratuló de que ningún conductor tuviera que pasar la noche en la carretera. De esta forma, agradeció a todo el personal de la Guardia Civil y las máquinas quitanieves su actuación para que nadie quedara encerrado en el asfalto. Un dato que queda desmentido con los testimonios de cientos de conductores que, ante la imposibilidad de encontrar un hotel, tuvieron que pasar la noche en el interior de sus vehículos. Zapatero, junto a Celia Abenza, directora de Protección Civil, y los ministros Alonso, de Interior, y Álvarez, de Fomento POOL Zapatero reconoce que el temporal causó molestias a los conductores Admite que los ciudadanos tienen derecho a quejarse y anuncia medidas del Gobierno acepta que se pudo actuar con mayor inmediatez y rapidez y que la respuesta no fue suficiente y promete más eficacia S. N. MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, culminó ayer la rectificación del Ejecutivo sobre las culpas de la situación vivida el domingo en las carreteras españolas por el temporal de nieve, una situación que minimizó cuando calificó de molestias, dificultades e incomodidades lo sucedido a los miles de conductores que tardaron casi un día en un recorrido que habitualmente se realiza en poco más de cinco horas. Eso sí, prometió que todos los medios políticos y administrativos, en colaboración con las Comunidades Autónomas, se van a poner en marcha después de lo vivido este fin de semana. Si 24 horas después de que miles de conductores quedaran atrapados en la A- 1, la directora general de Protección Civil, Celia Abenza, les culpaba a ellos por no llevar cadenas, y un día más tarde fue la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, quien reconocía que había que mejorar el protocolo de emergencias, ayer fue Rodríguez Zapatero el que admitió que hubo falta de inmediatez y rapidez en la respuesta y que los españoles tienen derecho a quejarse Al término de una reunión en la sede de la Dirección General de Protección Civil con los ministros de Fomento e Interior, Magdalena Álvarez y Job El presidente Molestias e incomodidades Tras la reunión con sus ministros de Fomento e Interior, Zapatero recorrió las instalaciones de la Dirección General de Protección Civil porque, dijo, quería conocer de primera mano la información que se maneja para realizar una evaluación de las circunstancias de la fuerte nevada. Tras las primeras evaluaciones de su Gobierno a las pocas horas de que se produjera el caos en las carreteras, en las que se culpaba a los conductores por ponerse en ruta sin cadenas, Zapatero reconoció que ha recibido quejas de la población a través de los medios de comunicación y de forma directa, y que dichas quejas motivaron la reunión de ayer para que los ciudadanos se sientan apoyados y asistidos en su libre circulación por carretera. Zapatero pronunció estas palabras en presencia de la directora general de Protección Civil y Emergencias, Celia Abenza, cuya dimisión pide el PP. sé Antonio Alonso, respectivamente, Rodríguez Zapatero anunció que con carácter inmediato se acometerá un refuerzo de la coordinación, la información y la estructura de Protección Civil en cada delegación y subdelegación del Gobierno y se realizará una planificación más amplia de los efectivos de la Benemérita ante eventualidades provocadas por las inclemencias meteorológicas, como sucedió en carreteras del norte de España el pasado 26 de diciembre. El presidente del Gobierno reconoció en una conferencia de prensa que su Gabinete impulsará un sistema de respuesta organizativa con más inmediatez y rapidez que la que se dio el pasado domingo. Eso sí, el jefe del Ejecutivo quiso dejar claro que la respuesta ha salido mejor que en otras ocasiones, pero no es suficiente En este punto, admitió que los ciudadanos tienen derecho a quejarse y por ello el Gobierno ha escuchado sus quejas y ha tomado nota de ellas para afrontar estas situaciones de manera más eficaz En general, se reforzarán y revisarán algunos protocolos, decisiones y Cerradas las alertas por nieve en Galicia, Asturias, País Vasco, Cantabria, Murcia y Andalucía La Dirección General de Protección Civil y Emergencias avisó ayer por nieve y viento a cinco Comunidades Autónomas: Navarra, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, y cerró las alertas para Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Murcia y Andalucía. En Cataluña, en la provincia de Gerona hubo rachas de viento del norte y noroeste de más de 100 kilómetros por hora; en Lérida, finalizado el aviso por nieve, llegaron las rachas de viento de más de 80 kilómetros hora; en Tarragona, en la mitad sur de la provincia, de más de 100 kilómetros por hora. En la Comunidad Valenciana, Protección Civil anunció para la provincia de Castellón vientos del noroeste con rachas muy fuertes, de más de 90 kilómetros por hora. Viento del norte fuerte o muy fuerte sopló con rachas superiores a los 110 kilómetros por hora en Menorca; en Mallorca las rachas en tierra alcanzaron una velocidad superior a los 100 kilómetros hora en las cumbres y los 80 kilómetros por hora en el resto de la isla, mientras en Ibiza y Formentera hubo viento norte superior a 80 kilómetros por hora. En cuanto a la situación en la principal provincia afectada por la nevada, Burgos, la Junta de Castilla y León decretó ayer el fin de la emergencia por nevadas, con lo que se dio por desactivado el Plan Territorial de Protección Civil. El delegado de la Junta en Burgos, Jaime Mateu, en el escrito en el que se da por finalizada la emergencia, afirma que la decisión se adopta al modificarse las circunstancias que motivaron la activación del Plan el pasado 26 de diciembre. El temporal dejó más de un metro de nieve en varios municipios de la provincia y más de medio metro en la ciudad de Burgos, que hasta ayer no ha empezado a recobrar la normalidad. El delegado de la Junta precisa que aunque se haya dado por finalizado el episodio de emergencia, continúan desplegados medios materiales y humanos para la mejora de la vialidad de las carreteras, entre ellos del Ejército.