Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 12 2004 Sociedad 43 Los científicos Ramón y Cajal son una cantera extraordinaria, no un problema El presidente del CSIC aspira a un notable aumento de plazas en 2005 A. AGUIRRE DE CÁRCER MADRID. El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Carlos Martínez- Alonso, afirmó ayer que los investigadores contratados a través del programa Ramón y Cajal lejos de representar un problema para esa institución, son una cantera extraordinaria para rejuvenecer el CSIC, donde la edad media de los científicos supera los 54 años Frente a las quejas manifestadas por ese colectivo, ante su incierto futuro una vez culminados los cinco años de contrato, Carlos Martínez recordó que todavía queda un año por delante para la búsqueda de fórmulas que propicien la incorporación definitiva de esos jóvenes investigadores de calidad contrastada. En ese sentido, a preguntas de ABC durante la presentación de los actos del Año Internacional de la Física, matizó que el CSIC trabajará en tres vías. Por un lado, el presidente de este organismo precisó que la oferta pública de empleo para el CSIC que ha sido solicitada asciende a 842 plazas para 2005, tres veces más que la presentada cualquier otro año. De esa cifra, 225 plazas serían de nueva creación para investigadores, mientras que el resto se reparte entre personal técnico, promoción interna y personal auxiliar. Para ilustrar la ambiciosa oferta, Carlos Martínez dijo que las 225 plazas superan con creces el número de ramones y cajales (119) que afrontan su penúltimo año de contrato en el CSIC. Otra vía será el programa de incentivos a la contratación permanente del Ministerio de Educación, cuya primera convocatoria de 300 ayudas se publicará en enero. Por último, Carlos Martínez aludió a la reforma de la estructura jurídica del CSIC, que debe abrir la puerta a la incorporación de científicos a través de contratos laborales indefinidos, frente al sistema actual en el que sólo cabe la funcionarización. Respecto a la política dirigida a los jóvenes investigadores, Carlos Martínez precisó que en la convocatoria de 2005 el CSIC duplica el número y la cuantía de las becas y contratos predoctorales. te a las Administraciones públicas y Hacienda. La transformación jurídica es una necesidad imperativa, porque sino difícilmente logrará sobrevivir más allá de 2005 por inoperancia aseveró su presidente. Carlos Martínez y Gerardo Delgado, investigador del CSIC que preside la Real Sociedad de Física, lamentaron ayer la deplorable enseñanza de la Física y de la ciencia en general en Secundaria. Sensibilizar sobre ese problema será un objetivo del Año Internacional de la Física, que el CSIC impulsará con exposiciones, conferencias e iniciativas parlamentarias. Carlos Martínez- Alonso Presupuesto razonable El presupuesto para el año 2005 de este organismo público se elevó durante la tramitación parlamentaria hasta niveles razonablamente satisfactorios según el presidente del CSIC, en la medida que la aportación del Ministerio de Educación creció un 18,2 el doble que el año anterior. Si se tienen en cuenta otras partidas, los fondos finalmente disponibles por el CSIC aumentaron en conjunto alrededor del 11 en la línea del año anterior. Para el investigador Carlos Martínez, finales de 2005 es la fecha límite para que se haya producido la reforma jurídica que dote al CSIC de agilidad y autonomía en la gestión y del nivel de independencia más alto posible fren-