Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Sociedad MIÉRCOLES 29 12 2004 ABC A lo largo de este año, el número de teléfonos móviles en España ha crecido hasta los 39 millones Todas las operadoras adoptan medidas especiales para estos días, a fin de evitar el colapso en las redes (Viene de la página anterior) Los SMS han sustituido a las tradicionales tarjetas de felicitación durante la Navidad. Y en los momentos clave, con la familia a cuestas y en plena cena, se pueden convertir en un verdadero quebradero de cabeza Noche de tostón TEXTO: MARTA BARROSO duda alguna, la Nochevieja. Las previsiones de la operadora dominante para la última noche del año no pueden ser más halagüeñas: duplicar las cifras en los mensajes cortos, incrementar en un tercio las llamadas de voz. En este punto, sí que existe una diferencia con las previsiones de Vodafone, compañía para la que no hay grandes variaciones entre las cifras de Nochebuena y Nochevieja. En ambas fechas- -apunta un portavoz de la compañía- -teníamos previstos unos incrementos que oscilan entre el 25 y el 30 por ciento En Nochevieja, la hora de mayor tráfico se desplaza hasta las doce de la noche. Desde el momento mismo en que suena la última de las campanadas y hasta la una de la madrugada, se enviaron el año pasado seis millones de mensajes cortos. Si las previsiones resultan ser acertadas, pasado mañana, a la misma hora, esa cifra habrá crecido hasta alcanzar los doce millones... La llamada de siempre A pesar de que la moda apunta cada vez más a los mensajes, parece ser que muchos españoles, en Nochevieja, siguen prefiriendo la tradicional llamada de voz. Así, mientras que en Nochebuena de 2003 se realizaron cerca de seis millones de llamadas de voz entre las siete y las ocho de la tarde (un poco antes de la hora pico de los mensajes de texto) en la última noche del año, entre la medianoche y la una de la madrugada, los españoles efectuaron el año pasado más de diecinueve millones de llamadas con sus teléfonos móviles. Y todas, además, coincidiendo en el tiempo con la hora de máximo tráfico de mensajes. En esas condiciones, el Gobierno del PP puso en marcha en 2003 un dispositivo que consiguió evitar el colapso de las redes de comunicaciones durante los primeros momentos del nuevo año. Las operadoras elaboraron planes especiales para encaminar la avalancha de tráfico, reforzaron los servidores de mensajes cortos, aumentando su capacidad de almacenamiento y el volumen de gestión de mensajes por segundo. Todas las operadoras han vuelto a tomar medidas parecidas para la prueba que se les avecina. Será pasado mañana, en Nochevieja, entre las doce y la una de la madrugada... ¿Noche de paz? ¡Noche de tostón! Beep, beep Un mensaje. Beep, beep Otro. Y otro. En mi teléfono móvil. En el de mi madre. En el de mi marido. En el de mi cuñado. En el de todos. Daba igual. Uno detrás de otro. Con sintonías iguales o diferentes. Enviados por amigos, compañeros, familiares o desconocidos. Un caos. ¿Te han mandado un mensaje? No, no, te lo han enviado a ti Que no, que no, que mi tono es distinto al tuyo Y los niños, enloquecidos de por sí en estas fiestas, histéricos con los mensajitos. Y los mayores, superado ya el borde del ataque de nervios. Lo que prometía ser una cena tranquila, relajada, en familia, se convirtió en todo menos en eso. Moratinos, María Isabel, Papá Noel, Sus Majestades los Reyes de Oriente y hasta el mismo presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, compartieron mesa y mantel con todos nosotros. Hasta cierto punto lógico. Son los protagonistas indiscutibles de estos peculiares mensajes navideños. Pero no los únicos. Mención aparte merece el paquete de los SMS que ensalzan los sentimientos del amor, la amistad, la felicidad, la alegría... Parece ser que en estas fechas- -tan entrañables para muchos- ha llegado el momento de decir todo aquello que uno no se ha atrevido a decir el resto del año. Y de pronto descubres que para alguien, cuyo teléfono móvil desconoces, eres absolutamente insustituible: ...que en estas fiestas la magia sea tu mejor traje, tu sonrisa el mejor regalo, tus ojos el mejor destino, tu felicidad mi mejor deseo... y que sigas siendo como eres: un regalo y una suerte para los que te conocemos. Te deseo una feliz Navidad Y que muchos de tus amigos se empeñan en que el próximo 2005 sea todavía mejor que el 2004... sin tener la más remota idea de cómo te ha ido este año. Realmente, con las nuevas tecnologías, las felicitaciones evolucionan. ¿Quién, si no, osaría expresarse de esta manera a viva voz? Mensajes como el de la imagen proliferaron en Nochebuena DANIEL G. LÓPEZ Los mensajes de esta Navidad A las 12, concentración ante el Ministerio de Asuntos Exteriores para evitar que Moratinos viaje a Oriente, cabree a los Reyes Magos y este año no quieran venir a España. Pásalo Al portal de Belén ha llegado una chiquilla y le ha dicho a San José... antes muerta que sensiya... Feliz Navidad y lo mejor para el 2005 Alguien dijo que estando siempre dispuestos a ser felices es inevitable no serlo alguna vez. Te deseo felices fiestas y próspero año 2005 Que a los Reyes Magos se les rompa el fondo de los sacos cuando salgan por tu ventana y no se den cuenta hasta que lleguen a casa de tu peor enemigo mo bbn los pces en el rio Las cifras del siglo XXI se mueven al ritmo de los mensajes y las compañías de telefonía móvil españolas reconocen que en esta época del año, especialmente en Nochebuena y en Nochevieja, se multiplica el número de mensajes cortos enviados. ¿Histeria colectiva? No lo sé. Si es así no puedo dejar de reconocer que formo parte de ella. Después de todo lo escrito, y a pesar del agobio que me produce recibir Te deseo todo lo mejor, aunque sé que tú eres como el inmortal: es imposible que pases a mejor vida. Muy feliz Navidad Te quería regalar un regalo muy especial esta Navidad pero tengo un problema... ¿Cómo envuelvo un beso? Si ves que entra en tu casa un tipo gordo, con barba, te mete en un saco y te rapta, no te asustes. Es que le he pedido a Papá Noel un amigo como tú. Muchísimas felicidades Se cambia de año, se cambia de sueños, se cambia de objetivos, se cambia de actitud, se cambia de ilusiones, pero nunca se cambia de amigos. Feliz Navidad y próspero 2005 tantos SMS en tan corto espacio de tiempo, confieso que soy tan pardilla que contesto a todos y cada uno de ellos. Por eso, y aunque sea emocionalmente incorrecto, ruego a amigos, familiares, compañeros e incluso desconocidos, que me liberen de esta locura en Nochevieja. Como bien dice uno de los múltiples mensajes que circulan estos días: si quieren pueden... Pásalo. Las nuevas sintonías Hay que rendirse. El tradicional sonido de zambombas y panderetas hace tiempo que ha sido sustituido en los hogares españoles por las enloquecedoras sintonías de los teléfonos móviles. Es el nuevo sonido de la Navidad. Atrás quedaron los días en que los pequeños de la casa cantaban emocionados A Belén pastores, a Belén chiquillos y Pero mira como beben los peces en el río O para ser más exactos- -tal y como se escribiría en el lenguaje de los móviles- a Blen pastors, a Blen chikiyos o pro mira co-