Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid MIÉRCOLES 29 12 2004 ABC MADRID AL DÍA APAGA QUE NOS VAMOS RAMIRO BUENO D iciembre tapiza el suelo con una moqueta irregular de hojas secas y lluvia, convertidas en un engrudo resbaladizo. A patinazos y traspiés la gente se va entrenando para después si sobrevive probar la pista de hielo del Retiro. Faltan escobas o barrenderos, pero, sin duda, la Navidad en Madrid es mágica como dice la propaganda del Ayuntamiento. Pura magia, oiga usted, es que con tanta baldosa suelta y tanto socavón más de uno y más de cuatro viandantes no desaparezcan para siempre cual triángulo de las Bermudas de antaño. Aquí no hay triángulos misteriosos, sino una circunferencia cerrando la ciudad en un gigantesco laberinto sin salida. A falta de cepillos, el escobón del calendario va despejando los días que faltan para decir adiós a este turbulento 2004. Un año con demasiadas palabras y hechos desgraciados. Así sucede también con la comisión del 11- M. Resumiéndose en un cornadas para todos -Ruiz Quintano dixit- Junto a la coletilla del hijos de p... era el grito de guerra completo de César Girón a sus compañeros antes de empezar el paseíllo. Un paseo por la vida política de este país ofrece un espectáculo bochornoso, merced a ese canibalismo al que somos tan aficionados. Incluidos los del tripartito catalán por mucho que renieguen. Su antiespañolismo y progresismo analfabeto son más españoles que la ñ. Tal vez para evitarnos sonrojos o llegar a las manos, las compañías eléctricas contribuyen al apagón. Ni tupido velo, ni a media luz los dos del tango, ni a media luz tres de Mihura. Apagón total. Ya sea por culpa de una avería o porque ponemos al rojo vivo los cajeros automáticos sacando pasta gansa para dar de comer a las gallinas rijosas que picotean los bolsillos. Solos en la oscuridad o iluminados con las luciérnagas de los teléfonos móviles, el caso es cumplir la ley del consumo. De poco sirven las palabras, únicamente manda el gesto de comprar, el gasto de pagar y llevárselo. Lo demás es una sopa de letras o un batiburrillo de buenas intenciones, que dejan frío al ciudadano. Lo mismo sucede con las palabras que ornamentan el paseo de Recoletos. La opinión del lector Atención primaria Con gran esperanza leo la noticia de que la presidenta regional califica de prioritario todo lo referente a la salud y por eso cada año gastarán 5.000 millones de euros. Espero, con poca esperanza, que esos millones den, no sólo para construir el nuevo centro de Latina, sino también para aumentar la dotación económica en los de Pascual Rodríguez y Cebreros. Esto permitiría incrementar el personal para no tener que esperar a que te den cita por teléfono durante más de 3 horas o largas colas. O que te citen para 2 o 3 días después de solicitarlo, o para que los médicos no tengan que utilizar su tiempo en meter datos en el ordenador o para que se produzcan sustituciones cuando haya bajas de médicos. Hoy esto es así. Ello provoca saturación en la espera y un grado de calidad deficiente. Va a comenzar el año 2005 y desde aquí escribo a los Reyes Magos para que una pequeña parte de esos 5.000 millones vayan a cubrir estas necesidades. ¿O es que lo que se quiere es deteriorar la sanidad pública para que haga negocio la sanidad privada? Javier Poveda Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 91 742 41 04. Por correo electrónico: cartas abc. es CHEMA BARROSO La pesadilla de las obras de la M- 30 El alcalde de Madrid se ha propuesto quitarnos el sueño a muchos madrileños. ¿La causa? Los insufribles, insoportables e interminables ruidos nocturnos por culpa de las ya famosas obras en la M- 30 ¿Les suena de algo? Vivo en Conde de Casal y puedo decir que las noches se han convertido en una pesadilla Además de los estruendos tenemos que aguantar unas tremendas vibraciones. ¿Hasta cuándo, señor alcalde? Marta Pérez Serrano Billetes de Metro Utilizo a diario el Metro. El primer día del mes, como es habitual a mi hora habitual, las 7,30, intenté sacarme el abono de transporte mensual. Recientemente ha sido incluido un servicio en las máquinas expendedoras para abonar mediante tarjeta de cré- dito. Al ir hace uso de él, aparece en la pantallas no funciona Acudo a ventanilla y la única respuesta es lo siento, no puedo hacer nada, es mi primer día Acudo a otra ventanilla, las 7,40, y me explican: ese servicio sólo lo da la máquina Tras insistir, a las 7,50, un tercer empleado se digna a atenderme. La abre, la mira y me dice está rota. Habrá que llamar al técnico Las preguntas se agolpan ¿no voy a poder sacarme el abono? ¿tendré que funcionar todo el día con sencillos? ¿por qué tengo que gastarme 8 euros, además de los 41 de mi abono? ¿quién se responsabiliza de mi gasto y mi pérdida de tiempo? Al final, previa hoja de reclamación, desbordada por la indefensión, me gasto los 8 euros, a las 8,05 cojo el Metro, he llegado tarde y quiero expresar mi desesperación por el maltrato y la incompetencia de Metro. Inés Serrano Fernández