Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 29 12 2004 ABC Cartas al director Van a desgajar nuestro patrimonio El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez, no ha tenido en cuenta la espita que acaba de encender al dejar que los papeles, custodiados en el Archivo de la Guerra Civil y que reivindica Cataluña desde hace años, salgan de sus salas. Ahora cualquiera se sentirá legitimado para pedir que cualquier archivo se desmembre, que las pinacotecas tengan paredes en blanco, que los museos tengan vitrinas vacías, que las bibliotecas se encuentren con estanterías llenas de huecos... Es decir, a partir de que Cataluña reciba las cajas con los legajos, cualquier Comunidad Autónoma podrá solicitar que vuelvan a su origen piezas custodiadas en infinidad de lugares. ¿En qué país vivimos? Vamos a desgajar todo nuestro patrimonio. ¿Qué es un archivo, una biblioteca o un museo? La suma de la historia, creo. Susana Asenjo Lleó. Madrid. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es de los españoles que nos eriza de emoción el cabello de la nuca cada vez que vemos la bandera de España o escuchamos el himno nacional. Y eso no nos lo podrán quitar nunca. Fernando Sánchez. Bilbao (Vizcaya) Cuidar a los mayores Tengo 39 años y llevo siete cuidando de personas mayores y con dificultad para moverse. Reconozco que es una dedicación agotadora en muchas ocasiones. Pero, también es verdad, éstos han sido los mejores años de mi vida: descubrir la alegría en las caras casi inexpresivas de esas personas y poner todo mi empeño en sacar una sonrisa cada día me han ayudado a sacar de dentro de mí lo mejor que puedo dar. Salvador García Natera. Madrid. La naturaleza cristiana Estamos en Navidad, fiesta cristiana celebrada por cristianos y por no cristianos. Pero mientras que los cristianos sabemos que celebramos un grandísimo acontecimiento, los demás se encuentran con que no saben qué celebrar, y lo buscan afanosamente. Así hay quien pretende transformar la Navidad a su modo, se inventan o importan nuevos ídolos a los que adorar y se intenta destruir cualquier símbolo que recuerde la auténtica naturaleza cristiana de la Navidad. Se hacen auténticos malabarismos para hablar de la Navidad durante un mes sin mencionar nunca el acontecimiento cristiano que se conmemora. A esta tarea se suman acomplejadas instituciones de todo tipo, encabezadas por nuestro propio Gobierno, que, olvidándose del sentir generalizado de los españoles, evita a toda costa mencionar la Navidad en sus mensajes y felicitaciones laicas, y crea la Navidad civil Pues bien, los cristianos tenemos en esto una enorme responsabilidad. No podemos quedarnos impasibles ante la corriente anticristiana tan de moda. Frente a los belenes y villancicos laicos, frente a la transformación de la Navidad en una fiesta comercial, en el día del regalo sin motivo, hemos de proclamar a los cuatro vientos, pese a quien pese e ignorando lo políticamente correcto, el extraordinario acontecimiento que celebramos en Navidad: nada menos que la encarnación de Dios, el nacimiento de Jesucristo, Dios y Hombre, en un humilde pesebre. Carlos Sánchez de Roda. Pozuelo de Alarcón (Madrid) Diccionario del PSOE Por favor, Moratinos, instrúyanos: queremos entender. Queremos saber qué significan para usted las palabras apoyo, golpe, lealtad a España. ¡Ya es por pura curiosidad! Usted tampoco ha condenado la dictadura cubana. ¿No la estará apoyando? ¿Y el régimen de Corea del Norte? No hace falta que conteste. Sé que no. Entonces, ¿por qué condena a otros por el mismo silencio que guarda usted? En realidad, mi petición va dirigida al Gobierno. Ministra Trujillo: ¿Qué significa vivienda? ¿Solución habitacional? Todavía no conozco a nadie que haya solucionado, con su definición, su problema de vivienda. Ya, ya, que tenemos que es- perar. Bueno, pues mientras, hablemos de otros temas que tampoco sean empleo, presupuestos o nacionalismo. Este Gobierno, para seguir adelante y justificar sus destrozos, siempre pega primero una patada al diccionario, a las palabras y su significado. Probablemente, después de esta legislatura, talante sea un insulto especialmente molesto para cualquier español. Carlos Gervas. Valladolid. la primera promoción de las Milicias Universitarias, en Prado del Rey (Madrid) y volví a hacerlo en el Día de las Fuerzas Armadas del 2002, el 1 de junio, en la Base Militar de Araca, de nuevo en Vitoria. Y puedo asegurarle que el revanchismo absurdo de algunos y la falta de principios de otros podrán borrar lo que quieran de la sierra de Santa Engracia, pero hay algo indeleble grabado en el corazón de la mayoría Nieve y responsabilidad jurídica No me sorprende que tras la desastrosa gestión del problema de las carreteras nevadas por parte de la Administración, en concreto de los Ministerios de Fomento e Interior, el Gobierno diga que la culpa no es de ellos, sino de los ciudadanos. Faltaría más: los ciudadanos tenemos siempre la culpa de todo para nuestros cansados gobernantes. En cualquier país europeo organizado y serio, conozco bien la realidad de Alemania, por ejemplo, las nevadas que han caído aquí no supondrían ningún caos circulatorio, porque ocurren todos los días de un invierno normal, y los ciudadanos, con las debidas previsiones de su Administración, circulan y hacen su vida ordinaria, al igual que quitan la nieve de delante de sus casas. En este caos de los días pasados, la falta de cadenas no ha sido el problema. Hay varios aspectos jurídicos que, como abogado, quiero tratar. Si el Gobierno acusa a los ciudadanos de no tener cadenas, que pruebe uno a uno quiénes no las llevaban. Si no es así, se presume la inocencia de quien es acusado, aunque este principio a lo mejor lo quieren quitar en su deseada reforma constitucional. Con sesenta centímetros de nieve, poco pueden hacer las cadenas sin medidas serias adicionales (sal, quitanieves... y eso es responsabilidad de Fomento. ¿Dónde estaba la Guardia Civil de Tráfico? Dice el secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior que en otras tareas, cuando la suya es exclusivamente el tráfico. Han incurrido en una responsabilidad de la Administración por mal funcionamiento del servicio público, y animo a los atrapados en la nieve a que la exijan; están en su derecho. Mas allá de las responsabilidades jurídicas están las políticas, que exigen a todos menos a ellos mismos. La ministra de Fomento ha reconocido que estaba en su casa mientras sus conciudadanos corrían serios riesgos. Quizá estaba cansada, como su presidente. Puede seguir en su casa, pero para siempre. Este Gobierno está muy cansado. Íñigo Lecanda Crooke. Madrid. Lema en el corazón Me solidarizo con mi tocayo, de apellido Pardo de Santayana, y su carta del día de Nochebuena. Juré bandera en el CIR 11, en Araca (Vitoria) el 11 de diciembre de 1977, rejuré en la Academia de Infantería de Toledo el verano siguiente, renové el juramento el 2 de octubre de 1993 en el 50 aniversario de