Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 12 2004 Opinión 7 JAIME CAMPMANY Sucede mucho con los sociatas. Ha resultado cierto el dicho de los italianos: Piove, porco governo Llueve, o nieva, cochino gobierno INFIERNO PARA ESPAÑOLES IENE razón el Gobierno ¡qué novedad, don Celedonio! al quejarse de que muchos automovilistas se echaron a las carreteras de la Navidad cubiertas por medio metro de nieve sin tomar las mínimas precauciones: cadenas, gasolina, abrigos, alimentos, agua. La llegada de la ola polar y la nieve abundante había sido anunciada con reiteración, casi con machaconería, y nadie puede quejarse de falta de información y de que la manta de nieve y la agresión del frío le pillaran de improviso. Si es verdad que el setenta por ciento de los conductores detenidos en Burgos no disponían de cadenas, es justo acusarles de grave irresponsabilidad. Mayor irresponsabilidad es la del Gobierno. Sucede mucho con los sociatas. Ha resultado cierto el dicho de los italianos: Piove, porco governo Llueve- -o nieva- cochino gobierno. Porque gran parte de las situaciones que se produjeron eran más previsibles para las autoridades encargadas de remediarlas o aliviarlas, y por mucho que queramos creer al Gobierno cuando dice que hizo cuanto pudo para aliviar el gran número de las emergencias, tendremos que reconocer que lo que acertó a hacer fue bien poco. Los cronistas del suceso de esta ola polar relatan escenas de escalofrío: coches atrapados y cubiertos por la nieve, máquinas quitanieves escasas y averiadas, falta absoluta de agentes y personal de ayuda y asistencia a lo largo de muchos kilómetros, gentes acogidas en polideportivos y otras dependencias, sin agua y sin comida, falta casi absoluta de información y de instrucciones, y en definitiva, imprevisión, desorganización, caos. Gestión lamentable y pésima de las autoridades. Porco governo El enemigo mayor de los políticos está en las hemerotecas. Y allí se encuentran aquellas palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba, hoy ninfa Egeria de Zapatero, cuando un temporal causó situaciones lejanamente parecidas a las de estas Navidades. Álvarez- Cascos fue acusado de estar cazando mientras se producía en España una situación tercermundista No sé dónde estarían la ministra Magdalena, también Álvarez, mire usted por dónde, el sonriente Zapatero y su Egeria barbuda, pero en algunos puntos la situación que se produjo era, no ya tercermundista, sino prehistórica. Al leer los relatos de los graves apuros, quebrantos, zozobras y peligros que han producido al alimón el temporal de nieve y la ineptitud del Gobierno, he recordado aquel cuentecillo desalentador del Infierno para españoles. Mientras en los demás infiernos, el de ingleses, alemanes o norteamericanos, los pecadores se achicharran y fríen a conciencia, en el departamento para españoles se está tan ricamente, en un ambiente grato y con una temperatura primaveral. Aquí- -se explica un réprobo- mire usted, las calderas tienen grietas; el aceite para freírnos se acabó; se terminó también la leña; el diablo encargado de encender el fuego llega a las once de la mañana, no hace nada, firma y se va, y al jefe de los demonios ni lo hemos visto Si yo voy al Infierno como merezco por mis muchos pecados, espero que el jefe de la sala de calderas sea Rodríguez Zapatero, acompañado de Pérez Rubalcaba y de Magdalena Álvarez. T EL RECUADRO ANTONIO BURGOS Bono, que es un caballero, que a la nación le tiene puesto el nombre de Ejpaña, que se le llena la boca de suj rajgoj foneticoj manshegoj con la palabra Ejpaña, no puede sentarse en la misma mesa de quien dice que nación y nacionalidad son lo mismo LA EJPAÑA DE BONO, LA EXPAÑA DE ZP ONO fue novicio de la Compañía de Jesús. Luchó por la democracia en la parte jesuítica del PSP de Tierno Galván, como muchos antiguos alumnos de la Compañía, cual Borbolla. Para derribar la dictadura de Franco, los niños del Colegio Claret como González se metían en el PSOE vía Hermandad Obrera de Acción Católica. Y los niños de los Jesuitas, pijos de su época, se metían en el PSP. Tierno hablaría luego de su famoso voto de calidad porque tenía una militancia pija, de calidad jesuítica. La unificación del socialismo no solamente fue entre PSP y PSOE: fue entre los pijos y los canis. Guerra, que era completamente cani, tras la absorción del PSP por el PSOE se volvió pijo de niña bien como novia, y Bono, pijo de los jesuitas, se hizo cani de lucha de clases y traje de pana. Más que antiguo novicio de la Compañía, Bono parece viejo cadete de la Academia de Infantería: Estos que en la Academia toledana sienten que se apodera de sus pechos con la épica nobleza castellana el ansia altiva de los grandes hechos A Bono, de vez en cuando, le sale el antiguo novicio, y es cuando para cristianar a su hija llama al cardenal primado y al patriarca de las Indias Occidentales si se tercia. Quien tuvo, retuvo A. M. D. G. Es lógico. Lo que no es lógico es que a Bono le salga el ansia altiva del cadete de la Academia de Toledo que nunca fue, del teniente al que nunca entregaron el despacho. Una novela de José María Carrascal se titula El capitán que nunca mandó un barco La novela de Bono podría titularse El capitán que nunca mandó una compañía Su antecesor en Defensa, Trillo, era marino de secano, jurídico de la Armada y lo disimulaba perfectamente, por el complejazo de la derecha a proclamar cuanto es. Bono, como (dice que) es de izquierdas (no lo creo) puede permitirse el lujo de proclamar lo que piensa: ¡Viva Ejpaña, viva la unidaj de la Patria! B Y tras despechugarse proclamándolo hasta puede sacar pecho, pecho tatuado con el escudo de la Legión: -Sí, he dicho Ejpaña y he dicho Patria, ¿pasa algo? Pues pasa que muchos nos estamos preguntando de qué partido será Bono. Dicen que Bono es del PSOE. ¿De verdad? ¿Cómo va a ser Bono del partido que cede y cede y cede ante los separatistas y que está poniendo a España, a la nación y a la Patria en almoneda? Bono, que es un caballero, que a la nación le tiene puesto el nombre de Ejpaña, que se le llena la boca de suj rajgoj foneticoj manshegoj con la palabra Ejpaña, no puede sentarse en la misma mesa de quien dice que nación y nacionalidad son lo mismo, y al avío que se va el tío; de quien manda que en la Academia de Suboficiales quiten ese letrero que pone A España servir hasta morir de quien se avergüenza de la bandera y se pone en la solapa las barras catalanas y las barras libres de estatuto y reforma de la Constitución. Si Bono es de verdad de ese partido y al mismo tiempo cree en cuanto dice sobre España, la Patria y la nación, ¿cómo no dimite como ministro de un Gobierno que se avergüenza de España y que asegura que nación, nacionalidad, región, partido judicial, provincia, comarca, pedanía, comunidad, comunidad de vecinos o peña de dominó, que todo es lo mismo? Si, por el contrario, visto desde ese Gobierno, Bono va en contramano y en contraflecha de su práctica en materia constitucional, ¿por qué ZP lo mantiene de ministro y no lo cesa? Si Rajoy dijera un diez por ciento de la mitad de las cosas que dice este Bono, sentaba directamente plaza de facha. ¿O es que Bono está precisamente en esa plaza, en la plaza de facha, gorila blanco del patriotismo en el zoo del Gobierno? Un Gobierno cuadrado y en primer tiempo de saludo ante Carod, entre la Ejpaña de Bono y la ex España, la Expaña de ZP.