Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 12 2004 Opinión 5 Roces Nueva dimisión en la cúpula del tripartito de la Generalitat, que ahora abandona el secretario de Cooperación Exterior, Jesús Maestro. Los desacuerdos entre las dos facciones de ERC han forzado la salida de uno de los hombres de confianza de Puigcercós, cuya creciente influencia en el partido trata de recortar Carod- Rovira. El roce con el poder provoca tensiones, y ERC lo toca muy de cerca. Minuto y resultado No se encontraba ayer en su escaño del Congreso de los Diputados Federico Trillo, pero su voto subió al marcador de la Cámara Baja. La trampa- -un accidente según Carlos Aragonés, su presunto autor- -llamó la atención de sus señorías, quienes también asisten estos días al enésimo movimiento de Carmen González Lahidalga, diputada del PSOE, que, según los días y obligada por los pactos suscritos por su partido, va y viene del Grupo Mixto al Socialista. Mucho ajetreo en un Parlamento que merece compromisos responsables y en el que sobran juegos malabares. Expolio consumado Gracias al dictamen de los expertos convocados por el Gobierno, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha encontrado la excusa que buscaba para desmembrar el Archivo de Salamanca y satisfacer las demandas de la Generalitat. En esta ocasión, lo que digan los sabios, y punto redondo, aunque provoque la ira de Castilla y León. Ahora bien, cuando se pronuncia el Consejo de Estado, ni caso. PREPARADOS PARA MOVILIZAR BLANCA TORQUEMADA T DANIEL G. LÓPEZ Escrito en el aire. Millones de mensajes enviados a través de teléfonos móviles volverán a cruzarse esta Nochevieja entre los usuarios de esta herramienta tecnológica, que, en detrimento de la tradicional postal navideña, sigue ganando terreno como medio para felicitar el Año Nuevo. Telefónica prevé que en los primeros minutos de 2005 se duplique el número de mensajes registrados en el mismo periodo del año pasado, alcanzando la cifra de 12 millones, mientras que el de las llamadas a través del móvil se incremente en un tercio y alcance la cifra de 25 millones. En la imagen, uno de los mensajes telefónicos que más ha circulado estos días. RAERÁ 2005, limpio y núbil posbisiesto, quizá hasta el propio Quijote en forma de mensajitos SMS, al paso que vamos de movilización palabra que ya no entronca con su definición académica sino con el cacharro diminuto y memorioso en el que habitan nuestras relaciones sociales. Los operadores de telefonía se regocijan contando por millones, en las fechas clave de estas fiestas, la progresión geométrica, año tras año, de estas píldoras de diálogo ligero, más vehículo de saludo o chascarrillo que herramienta de agitación, por mucho que algunos les hayan llegado a atribuir un poder demiúrgico en las vísperas del 14- M. Parece ser que Telefónica Móviles registró en la hora punta de la Nochebuena, establecida entre 7 y 8 de la tarde, cinco millones de SMS, frente a los 3,6 de 2003. Un aluvión que no se corresponde con el aumento mucho más moderado del número de llamadas y que se anuncia arrollador para la Nochevieja. Los motivos son claros: el móvil y su posibilidad de multiplicar con unos pocos golpes de tecla a los receptores de un idéntico texto (es como un milagro laico y cibernético de panes y peces reconvertidos en formalismos y buenos deseos) nos barniza como amigos y parientes modélicos que no incurren en el olvido de la prima del pueblo, del vecino de la playa, del frutero o del asesor fiscal. Máxima cortesía con el mínimo esfuerzo, aunque con daños colaterales derivados de una polución creciente que lo mismo te cuela en la sobremesa de turrón y polvorones una chanza referida al ministro Moratinos (uno de los mensajes de más éxito le atribuye un serio encontronazo diplomático con los Reyes Magos) que a la pizpireta niña María Isabel, pastorcilla antes muerta que sencilla. Neocostumbrismo condensado en un chip que ya puede ir aliñado con un retrato del emisor a pie de nacimiento, villancicos ratoneros y otras virtualidades. Además, de acuerdo con su presunta trascendencia, podría llegar a sustituir las reuniones familiares. O sea, pásalo, pero no te pases.