Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 MARTES 28 12 2004 ABC Economía El euro rebasa sin esfuerzo la barrera de los 1,36 dólares y ya apunta hacia los 1,40 El mercado cree que la debilidad del dólar es una estrategia estadounidense para enjugar déficit b Los analistas están convencidos de que la política de dólar fuerte ha quedado reducida a palabrería ante la necesidad estadounidense de reducir su alarmante déficit M. LARRAÑAGA MADRID. A mediados de año, expertos y políticos europeos hacían saltar las alarmas ante la posibilidad de que el euro rebasara la barrera de los 1,30 dólares. Ahora, algunos analistas hablan tranquilamente y con total naturalidad de la perspectiva de un 2005 en el que la moneda única pueda cotizar en torno a los 1,5 dólares e incluso por encima de esta cota. Por el momento, ayer pasó como un meteoro por la barrera de los 1,36 dólares y hubo momentos en los que pareció incluso peligrar la cota de los 1,37 dólares, al cotizar frente al dólar a 1,3670 unidades, lo que supone una nueva marca histórica que, sin embargo, si se cumplen las previsiones mañana mismo puede quedar anticuada. Y es que entre los expertos y operadores a ambos lados del Atlántico se coincide en dar por enterrada la política de dólar fuerte de la administración estadounidense y se subraya que las repetidas aunque cada vez más infrecuentes manifestaciones de las autoridades norteamericanas en respaldo del dólar vienen a ser una escenificación sin base real. Evolución del cambio oficial euro dólar (dólares por euro) 1,4 1,3 1,2 1,1 1,0 0,9 0,8 Máximo 1,3542 Mínimo 0,8252 I II III IV 1999 I II III IV 2000 I II III IV 2001 I II III IV 2002 I II III IV 2003 I II III IV 2004 Infografía ABC de la tarde hasta llegar a 1,3670 uniades. La amplia diferencia entre el cambio oficial y el cambio de mercado viene explicada en el caso de la jornada de ayer por la inactividad de Londres. Como quiera que durante la mañana de ayer sólo estuvieron abiertos los mercados de la Eurozona, la moneda europea no sufrió grandes fluctuaciones e incluso apuntó un mínimo retroceso, mientras que cuando abrió Nueva York, el dólar se precipitó en su caída libre sin encontrar en el mercado londinense un contrapunto, ya que ayer fue festivo en esta plaza financie- ra, la más importante del Viejo Continente. En opinión de los expertos, la extrema debilidad apuntada por el dólar es, en realidad, una estrategia política de la administración Bush que ve en la depreciación de su moneda una fórmula para contrarrestar a nivel macroeconómico los perniciosos efectos de los déficit corriente y presupuestario. Algunas fuentes subrayan que cuando comenzó el movimiento a la baja del dólar existía una incógnita que ahora se ha amortiguado: su efecto, posiblemente muy negativo, sobre el mercado de deuda americano. Entonces, con los tipos de interés en mínimos históricos, la caída de la cotización del dólar suponía un factor de riesgo para el mercado de bonos. Pero, indican estas fuentes, a medida que se ha ido aposentando la idea de que la recuperación de la economía estadounidense ha entrado en la senda adecuada y la Reserva Federal ha podido ir subiendo los tipos de interés, este riesgo ha disminuido considerablemente. En definitiva, lo que los inversores dejen de encontrar atractivo por la paridad del dólar respecto a sus monedas nacionales lo van a recuperar por la mayor rentabilidad de la deuda. Acuerdo multilateral Este tipo de análisis tiende a ponerse en la peor de las perspectivas posibles para intentar una reacción por parte de las autoridades políticas y monetarias europeas que, sin embargo, tiene pocos visos de producirse. A este lado del Atlántico se tiene experiencia en este tipo de intervenciones en contra del mercado y se sabe que no suelen dar los resultados buscados, por lo que se preferirá buscar un acuerdo multilateral para mantener la caída del dólar dentro de unos niveles que no perjudiquen en exceso. En este empeño, las autoridades europeas siempre van a encontrar la colaboración de Japón, más preocupado aún que Europa por el cambio del yen frente al dólar, por lo que los analistas esperan que las reuniones del G- 7 durante el próximo año puedan ser decisivas para la evolución del cambio del dólar al resto de monedas. Pero mientras se producen las respuestas y consensos políticos, el mercado va dictando su veredicto. Aunque ayer el Banco Central Europeo fijó un cambio oficial de 1,3527 dólares, la cotización se disparó desde primera hora El precio del crudo cae en Nueva York al nivel que tenía en julio ABC NUEVA YORK. El precio del petróleo Texas cayó ayer casi 3 dólares por barril en el mercado de Nueva York, donde las ventas se aceleraron tras los informes de la semana pasada que desvelaban que habían aumentado las reservas de crudo y derivados en Estados Unidos. El petróleo Brent no cotizó ayer porque el mercado de Londres estuvo cerrado por ser festivo. El viernes pasado cerró a 40,07 dólares el barril. En el New York Mercantile Exchange, el barril de crudo de referencia para entrega en febrero acabó a 41,32 dólares el barril, su punto más bajo del día. Este precio no se repetía desde mediados de julio pasado. En este mes, el crudo Texas ha sufrido importantes oscilaciones. Empezó a 43 dólares el barril, llegó a ba- jar hasta los 41,46 dólares y volvió a subir a 46,28 dólares. Ayer, los intercambios en el mercado neoyorquino fueron bajos debido al periodo de vacaciones, lo que acentuaba las variaciones de precios, según dijo Marshall Steeves, analista de Refco. El sismo y los maremotos registrados el domingo en el sur y sureste de Asia, que han dejado más de 23.000 muertos, han tenido poco impacto en el mercado. Los maremotos en Asia probablemente no golpeen el mercado petrolero según los analistas. Podría solamente bajar un poco la demanda matizaron. La semana pasada, el Departamento de Energía informó sobre un inesperado aumento de las reservas estadounidenses de crudo, gasolina y productos destilados, que incluyen el ga- sóleo para calefacción, lo que generó un descenso de los precios. Además, las previsiones meteorológicas anuncian un clima mucho más benigno que lo normal en esta época en los próximos días en Estados Unidos, hasta comienzos de enero añadió el analista. Las condiciones meteorológicas en Estados Unidos serán el factor clave para los precios del crudo, indicaron algunos operadores. Gran parte (de los precios) dependerá de las temperaturas dijo Christopher Bellew, de Bache Financial. Si tenemos un clima cálido y no hay problemas de aprovisionamiento en Medio Oriente, probablemente el mercado bajará. En cambio, tiene potencial para subir si el clima es frío y si hay huelgas en Nigeria o problemas de aprovisionamiento desde Irak añadió. Algunos analistas indicaron también que el mercado estaba más tranquilo con las exportaciones de Rusia ahora que el Gobierno de Vladímir Putin controla al gigante petrolero Yukos.