Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MARTES 28 12 2004 ABC Mueren dos jóvenes en un municipio de Vizcaya al arder la casa en la que vivían Otros dos fueron trasladados al hospital de Galdácano con lesiones de importancia b Según el alcalde de la pequeña localidad de Izurtza, el fuego pudo originarse en una estufa de la vivienda, aunque la Policía vasca aún investiga el siniestro LOREA ORTIZ DURANGO. Dos jóvenes murieron y otros dos resultaron heridos de carácter reservado como consecuencia del incendio desatado ayer por la mañana en la vivienda del municipio vizcaíno de Izurtza en la que residían. Los cuatro jóvenes, de entre 21 y 25 años, y naturales de la vecina Durango, fueron sorprendidos por el fuego cuando se encontraban en el interior de la vivienda, en torno a las diez de la mañana. Al parecer, dos de ellos pudieron salir del edificio por su propio pie, pero uno de los jóvenes perdió la vida abrasado en el interior del piso, mientras que I. A. J. de 21 años, pudo ser rescatado, pero murió poco después en el lugar pese a los intentos de los servicios médicos por reanimarle con un masaje cardíaco. El alcalde de la pequeña localidad, Juan María Alberdi, comentó que el fuego pudo originarse en una de las tres estufas de la casa, una vivienda antigua y con estructura de madera, si bien este extremo no ha sido confirmado aún por la Ertzaintza. Los dos jóvenes que pudieron escapar del incendio, M. I. B. y A. O. G. ambos de 22 años de edad, fueron trasladados al hospital de Galdácano con lesiones de carácter reservado por inhalación de humo. Miembros del equipo de emergencias DYA apuntaron que uno de ellos se encontraba totalmente derrumbado mientras el otro parecía no ser consciente de lo que había ocurrido. Al parecer, en un primer momento comunicaron por error a los bomberos que en el interior de la casa sólo había una persona más, lo que despistó a los equipos de rescate y dificultó el salvamento. Uno de los heridos, atendido por los servicios sanitarios LUIS CALABOR Los chavales daban golpes y portazos tratando de salir relataban los vecinos Los vecinos de Izurtza, municipio unos 250 habitantes, se mostraron consternados por la tragedia. Aunque los jóvenes procedían de la vecina Durango y apenas eran conocidos en la localidad, la situación de la casa incendiada- -en pleno casco urbano, junto a la iglesia- permitió a muchos de ellos ver el fuego desde sus propias viviendas. Una de las más afectadas era Ludivina Verduras, que ante la alarma despertó a su hija, que todavía estaba en la cama. Para ella, que conocía de vista a dos de los jóvenes, la impresión fue mayor aún cuando escuchó los golpes y portazos que los chavales estaban dando desde dentro para tratar de salir de la casa. La familia de una de las víctimas era muy conocida en Durango, ya que su padre dirigió una imprenta en la localidad durante años.