Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional OLA DE FRÍO EN LA PENÍNSULA MARTES 28 12 2004 ABC Burgos recupera el pulso tras el peor temporal de nieve de las últimas décadas El tráfico pudo reanudarse, mientras los servicios de trenes y autobuses se vieron desbordados versiones oficiales hablan de buena coordinación los ciudadanos que se vieron atrapados se quejaron de falta de información y de ayuda MAR GONZÁLEZ BURGOS. Burgos estuvo durante toda la noche del domingo y hasta bien avanzada la mañana de ayer en el nivel 2 de emergencia del Plan de Protección Civil de Castilla y León (Plancal) debido al temporal de nieve. Tanto la provincia como la capital estuvieron durante horas prácticamente aisladas por la nieve. Unas 10.000 personas quedaron atrapadas en las carreteras, sobre todo en el trayecto Lerma- Burgos- Briviesca, tanto en la A- 1 como en la autopista de peaje AP- 1. Para atenderlas, se dispusieron diversos alojamientos en polideportivos y colegios de estas localidades donde, sobre todo en la capital, se echó en falta comida y mantas, así como asistencia médica. La Junta de Castilla y León activó a las diez y veinte de la mañana del domingo el Plan Territorial de Protección Civil en su nivel 1 como consecuencia del aislamiento de poblaciones y cortes de carreteras. A medida que avanzó el día la situación se fue complicando, y ocho horas más tarde se decretó la activación del nivel 2. A las seis y media, la nieve había obligado a cortar gran parte de la red vial. b A pesar de que las lesas 364 vehículos de diverso tipo (desde una moto quad de nieve a camiones y ambulancias) y más de 800 personas trabajando, incluidos los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja. A pesar de las versiones oficiales, los ciudadanos que se vieron atrapados en la provincia de Burgos se quejaron de falta de información y ayuda. Hoteles y hostales completos Paralelamente a la actuación en las carreteras, a media tarde se comenzaron a preparar los lugares de emergencia para acoger a aquellas personas que se vieran obligadas a pernoctar en la provincia. En este sentido, se dispuso en la capital burgalesa de una residencia juvenil, tres centros de día y tres polideportivos. Y en la provincia, se dispudieron tres instalaciones en Miranda de Ebro, así como los polideportivos de Aranda de Duero, Briviesca, Pancorbo y Lerma. Según fuentes oficiales, en estos lugares pernoctaron unas 6.500 personas, a las que hay que sumar las que optaron por hoteles, hostales y pensiones que colgaron ayer el cartel de completo, así como las que fueron alojadas en domicilios particulares. Este último caso fue frecuente, sobre todo, en Lerma y Briviesca. A lo largo de la mañana de ayer la provincia burgalesa fue retomando poco a poco el pulso y, a partir de las nueve y media, se dispuso la salida escalonada de las miles de personas que estaban alojadas en los polideportivos. A las once y media, se volvió al nivel de gravedad 1 y progresivamente se fue restableciendo la circulación de todos los vehículos, camiones y autocares incluidos, en la práctica totalidad de las carreteras, aunque seguían cortados los puertos de montaña y la N- 120 a la altura de Tardajos. Se mantuvo la recomendación de que no se utilizara el coche salvo en situaciones de necesidad. Muchos viajeros optaron por otros medios de transporte alternativos para intentar llegar desde Burgos a sus lugares de destino. Por ello, tanto las compañías de autobuses, que no comenzaron a circular hasta la una de la tarde, como Renfe, que únicamente mantuvo los trenes de largo recorrido, se vieron desbordados por los ciudadanos que querían un pasaje. Salir de Burgos ayer seguía siendo una odisea. Lapolémica del pago de los peajes también dio que hablar, e irritó a los usuarios. Un portavoz de Europistas indicó que durante el domingo se cobró peaje en la AP- 1 en dirección nor- El caos de tráfico se prolongó durante toda la noche del domingo al lunes Actuación del Ejército A las nueve de la noche, una unidad de intervención del Ejército formada por dos vehículos oruga y tres camiones en los que viajaban una veintena de militares se desplazó por la A- 1 hasta Lerma con mantas, alimentos y todo lo necesario para evacuar a los viajeros que se encontraban atrapados en este tramo de apenas 35 kilómetros. A la misma hora, la Junta informó de que en otra zona de la provincia, en la autopista de peaje entre Briviesca y Burgos, se estaban haciendo verificaciones en los vehículos sin cadenas, a los que no se les deja circular Pasadas las once de la noche, la Junta realizó un recuento de los medios materiales y humanos con los que se estaba haciendo frente al temporal. Sumando la aportación de las diferentes administraciones, nacional, regional, provincial y locales, así como de los distintos cuerpos de seguridad y emergencias, había en las carreteras burga- La capa de nieve en Burgos superó, en algunas zonas, el medio metro te, pues se circulaba con más o menos dificultad pero sin cortes de tráfico. Sin embargo, explicó que en dirección sur (hacia Burgos) el peaje en las salidas de Burgos, Briviesca y Rubena se dejó de cobrar poco después de las tres de la tarde a la vista del colapso. Empezó a cobrarse de nuevo a partir de las VILLAFRANCA cuatro y media de ayer, cuando se normalizó el tráfico. Por su parte, la autopista de La Coruña, la AP- 6, en la que también se registraron importantes retenciones, recibió alrededor de diez reclamaciones de los usuarios que habían pagado el peaje, según informó un portavoz de Iberpistas.