Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 28 12 2004 ABC Nacional Maragall pidió opinión a 30 jueces y fiscales El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, se reunió en Madrid con unos 30 magistrados y fiscales de las más altas instancias judiciales para exponer la reforma que plantea del Estatuto catalán en materia de Justicia, según informaron a Ep algunos de los asistentes. Maragall quería su opinión para saber si estaba dentro de los márgenes de la Constitución. El encuentro fue el 15 de diciembre y asistieron, entre otros, los miembros del Supremo Fernando Ledesma, Clemente Auger, José Antonio Martín Pallín y Margarita Robles; los fiscales Mariano Fernández Bermejo y Javier Moscoso, y magistrados del Tribunal Constitucional como Eugeni Gay, Elisa Pérez Vera y Pascual Sala. La ejecutiva de ERC con Josep Bargalló en primer plano, que ayer debatió las opciones de pacto con el PSOE ELENA CARRERAS El nuevo Estatuto catalán se blinda para impedir que el Estado legisle sobre materias transferidas El texto abre la puerta a que la Generalitat realice actuaciones extraterritoriales IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El nuevo Estatuto de Autonomía que se debate en el Parlamento catalán abre la puerta a la posibilidad de realizar actuaciones extraterritoriales desde el Gobierno de la Generalitat con el objetivo de que el Estado no pueda laminar las competencias autonómicas bajo el argumento del bien general en los ámbitos en los que esas competencias superan su ámbito territorial. Así lo reconoce el Título quinto del texto estatutario- -el que recoge las competencias de la Generalitat- -que el Instituto de Estudios Catalanes (IEC) entregó recientemente a los miembros de la ponencia parlamentaria. La propuesta del IEC abre indirectamente la posibilidad de realizar actuaciones extraterritoriales y, sobre todo, intenta que el alcance supraautonómico de los objetos de las competencias de la Generalitat comporte el traslado de la competencia al Estado Se trata, sin embargo, del texto preliminar elaborado por el IEC, en base al cual los ponentes designados por todos los partidos catalanes deben debatir el alcance competencial del nuevo Estatut, un debate que debe abordarse tras las Navidades. Junto a la posibilidad de ampliar el alcance territorial de las decisiones de la Generalitat, el texto propuesto por el Instituto de Estudios avala la asunción de compentencias exclusivas del Estado por la vía del artículo 150.2 de la Constitución y establece una nueva clasificación de competencias autonómicas divididas en exclusivas, compartidas y ejecutivas, eliminando las transversales. En el capítulo primero de este apartado, el que hace referencia a la tipología de las competencias, el texto advier- te que, aunque el ámbito territorial de las competencias de la Generalitat es Cataluña, este hecho no comporta que sus disposiciones y actos no produzcan efectos jurídicos fuera de este territorio. En cualquier caso, la cuestión de la eficacia territorial de estas disposiciones y actos se regulará en el título preliminar del Estatuto- -todavía por elaborar y debatir- -donde de- be quedar clara esta posibilidad de extraterritorialidad Tras esta formulación se oculta el temor de los ponentes del nuevo Estatuto a que las competencias asumidas por la Generalitat se vean posteriormente limitadas por leyes de bases promovidas por el Gobierno de turno. Los partidos catalanes, especialmente los nacionalistas, señalan que la confianza en el principio de buena fe ha servido en la práctica para que tanto el PP como el PSOE legislaran hasta el extremo sobre competencias autonómicas, y ponen como ejemplo el caso de la Ley de horarios comerciales, que regula un ámbito de competencia exclusiva de la Generalitat, según el Estatuto, como es el comercio. Sin embargo, el Gobierno central decidió hacer una normativa sobre este asunto aludiendo al interés general. Así, la nueva fórmula es una reinterpretación del principio de territo- ERC propondrá al PSOE una hoja de ruta que veta los acuerdos bilaterales con el PP I. A. BARCELONA. El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, anunció ayer que la Ejecutiva republicana prepara una hoja de ruta sobre la que propondrá un pacto legislativo con el PSOE, que garantice la estabilidad del Gobierno, que los republicanos consideran imprescindible para que se complete con éxito la reforma del Estatuto y del sistema de financiación autonómica, auténticas prioridades de ERC para esta legislatura. El texto, que ERC presentará en febre- ro al PSOE, establecerá como primera condición que el Ejecutivo concrete sus objetivos con reformas como la del Senado. Además reclamará la ejecución de los Presupuestos para 2005 tal y como han sido aprobados; la revisión de la deuda sanitaria; un acuerdo para completar la reforma educativa y la concreción de infraestructuras prioritarias para ERC. Junto con estas condiciones, el dirigente republicano se refirió también a las reformas institucionales proyectadas por el PSOE, en las que los repu- blicanos pretenden evitar que los socialistas lleguen a acuerdos en exclusiva con el PP. Así, el documento elaborado por Esquerra alude también a la reforma de la financiación de los partidos o la del reglamento del Congreso, en las que ERC teme verse marginada junto con el resto de las fuerzas minoritarias. En este sentido, Puigcercós aseguró que comprende que no se puede gobernar sin llegar a acuerdos con el principal partido de la oposición pero reclamó que esos acuerdos no excluyan al resto de los partidos. No obstante, quiso dejar claro que ERC no está dispuesta a convertirse en un salvavidas de urgencia y señaló que el Gobierno ya ha perdido una votación parlamentaria en esta legislatura y que esas derrotas generan inestabilidad