Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 28 12 2004 ABC M. MARTÍN FERRAND ¿Bastan las maneras como energía capaz de mover la máquina del poder al ritmo deseado y en la dirección conveniente? LA OPERACIÓN MÁS SINIESTRA Eran los planes de ZP: las naciones contra la Nación. ZP y los nacionalistas y los artistas y los periodistas afines y los intelectuales- de- toda- la- vida intentarían ganar en la calle lo que no podrían en el Parlamento zón la dirección del PP teUANDO algunos nía miedo a ganar las elecanunciábamos que el ciones. La prueba sería muPSOE iba a utilizar la cho más dramática que la cuestión nacional para desvivida en los últimos tiemestabilizar al Gobierno del pos. ¿Qué sucedería cuanPP y, de paso, el sistema dedo el Gobierno del PP intenmocrático, en cuanto éste gatara detener el referéndum nara las elecciones, hubo CÉSAR ALONSO DE de Ibarretxe? ¿Se atrevería quien dijo que se trataba de LOS RÍOS a pararlo con el Ejército? una exageración. Cuando dijimos que el L editorial que publicaba ayer frente social- nacionalista, desde ZP El País ha confirmado lo que a Llamazares, desde Ibarretxe a Mapreveíamos algunos... Decía así: ragall, desde Patxi López a Carod Las estrategias de cambio instituRovira y Labordeta, iba a acorralar cional que venían del País Vasco y al Gobierno del PP, al día siguiente de Cataluña estaban pensadas en de su toma de posesión, estábamos función de la permanencia en el poen lo cierto. der del Partido Popular. Eran proceCuando advertíamos de que la sos que tenían entre sus cálculos los kale borroka que habían organiréditos políticos internos a cada cozado Zapatero, Llamazares y los munidad del inevitable rechazo de sindicatos con motivo de la catásMadrid. Pero la situación ha camtrofe del Prestige y contra la guebiado. Y es hora de razonar en térmirra de Irak quedaría como un juenos de lo posible, y no al revés. Zapago de niños al lado de la nueva tero se dispone a lanzar ahora un ofensiva, estábamos haciendo una aviso a navegantes al advertir que predicción certera: el editorialisno avalará ninguna reforma que no ta de El País nos dio ayer la rahaya sido consensuada en el Ejecuzón. tivo central, algo que puede entrar Ésos eran los planes de ZP: las en contradicción con su promesa de naciones contra la Nación. Toapoyar el Estatuto que salga del Pardos contra el PP, con el coro de arlamento catalán. Ya es tiempo de tistas y de intelectuales- de- toda- laque empiece a definir el horizonte vida, intentarían ganar en la calle de lo que pretende. Lo que no es de lo que no les permitiría la relación recibo es que el secretario de organide fuerzas parlamentarias. Con razación del PSOE, José Blanco, diga que no sabe si está de acuerdo o no con el proyecto del PSE. El momento de escuchar, de tomar nota de lo que dicen los demás ya ha pasado Perdón por la extensión de la cita. Merecía la pena dar, tal cual, el texto en el que el editorialista de El País reconoce que ZP había preparado un gravísimo proyecto de desestabilización institucional y que iba a ser utilizada la propuesta de un nuevo modelo de Estado para hacer saltar por el aire al Gobierno de la derecha. Merecía la pena esta larga cita y de forma muy especial el párrafo en el que se advierte que al haber cambiado la situación ha perdido sentido la estrategia que se había preparado. Así pues, ZP debe aclararse a juicio del editorialista. Pero ¿acaso cree éste que ZP es capaz de convencer a los socialistas vascos de que renuncien a la idea de comunidad nacional como alternativa al Plan Ibarretxe? Y aún más, ¿es tan ingenuo como para pensar que Maragall podría renunciar a la idea nacional catalana en función de las conveniencias políticas de ZP? N todo caso cabe preguntarse por qué ha tardado tantos meses el editorialista de El País en pedir una reorientación de la estrategia socialista. Es posible que se haya visto obligado a hacerlo públicamente después de comprobar que era inútil hacerlo de forma discreta. Ha corrido un riesgo grave: ha venido a reconocer que estaba en los entresijos de una operación política verdaderamente siniestra. LA MARAÑA DE ZAPATERO SEGURAN los hagiógrafos de José Luis Rodríguez Zapatero, que no son pocos, que el líder socialista, para bien y para mal, no se corresponde con los modelos clásicos a los que estamos acostumbrados por experiencia, lecturas y observación de los del exterior. Es muy posible que tengan razón, si bien es verdad que el argumento de la singularidad- -o de la rareza- -igual sirve para el más encendido de los elogios que para la más acerada de las críticas. Personalmente no tengo ningún reparo en aceptar la hipótesis de Zapatero como acuñación única, y hasta irrepetible, en el muestrario político español. Un hombre que, en el poder, en un estado de gracia que le regalan los asistentes parlamentarios que compensan su minoría y con una Oposición tan ausente e inexplicable como la que maneja en exclusiva el PP, no utiliza las páginas del BOE- ¡una ley en nueve meses! -es, sin duda, un caso a considerar como excepcional. Tras la zafiedad formal de José María Aznar, que fue mucha, Zapatero obtuvo un gran crédito ante la opinión pública en aras de lo que sus adictos cantan como talante y es, con más precisión y clasicismo, lo que antes se llamaba buena educación; pero ¿bastan las maneras como energía capaz de mover la máquina del poder al ritmo deseado y en la dirección conveniente? Evidentemente, no. Así, de concesión en concesión, de gesto en gesto, de carencia en carencia y, además, poco y mal acompañado, el maestro del talante va acreditando escasez de talento y tejiendo en su entorno una maraña que, especialmente en lo que afecta a los asuntos autonómicos, no permite presagios de esperanza. Hay que enfrentarse a la responsabilidad del momento. Como decía el cura de mi pueblo, haz lo que debas aunque debas lo que haces. Para mayor inquietud, en donde más se enreda y oscurece la maraña de Zapatero es en Cataluña, el lugar de donde le viene la fuerza que le permite gobernar. Él y Pasqual Maragall sabrán los matices y la profundidad de su pacto de poder, del mismo modo que Maragall conocerá los que aglutinan al tripartito; pero los hechos, siempre más sinceros que las personas, resultan evidentes y testimonian una escalada disgregadora de la unidad nacional que, junto con la vasca, resulta inquietante hasta para un observador poco apasionado en la idea de España. Dando por buena la sinceridad del presidente del Gobierno, ¿cómo puede utilizarse el talante como herramienta eficaz para negar la bilateralidad en las relaciones CataluñaEspaña tal y como pretende, entre otras lindezas, el proyecto de Estatut que ahora anima al Parlament y es, de hecho, la tasa que Maragall debe pagarles a sus socios, especialmente a ERC, por haber llegado a president cuando las previsiones de la lógica ya descontaban su protagonismo político y, al margen de su intimidad, le reservaban para lo que en Castilla llaman sopitas y buen vino? Fausto se debe al diablo, su pacto le esclaviza. A C E E REVISTA DE PRENSA zador brasileño Walter Salles, a quien Granado asesoró. El viaje comenzó en diciembre de 1951 y concluyó nueve meses más tarde en Venezuela, donde Granado consiguió trabajo como bioquímico y luego se casó, mientras Guevara volvía a Buenos Aires a terminar sus estudios. Estoy muy orgulloso de ser el amigo del Che. Si el Che no hubiera sido quien fue, ese viaje habría sido un viaje turístico más señaló. Hoy Granado vive en Miramar, cerca de La Habana, con su mujer, cinco hijos y tres nietos, y regresó varias veces a Argentina, pero en cambio no pudo viajar a Estados Unidos para la presentación de la película. Tenía que ir a Sundance, al centro que tiene Robert Redford, productor de Diarios de Motocicleta Lo que pasa es que en 1946 ó 1947 firmé una declaración contra la bomba atómica, contra (el senador) McCarthy; por eso es muy difícil que me dejen entrar en los Estados Unidos explicó. S. I. El mito del Che Guevara Alberto Granado, el bioquímico argentino amigo de Ernesto Guevara desde antes de que se convirtiera en el Che advirtió que del famoso guerrillero se está creando una imagen falsa Hay mucha gente valiente y trabajadora, muchos Che Guevara en el mundo. El Che no es un mito, es un hombre que hizo y pagó las consecuencias dijo Granado, de 82 años, en una entrevista publicada por el diario argentino Clarín. Granado fue compañero de Guevara en el viaje que hizo por Iberoamérica cuando tenía 23 años y aún no había terminado sus estudios de Medicina. La historia fue recientemente llevada al cine en Diarios de motocicleta del reali- Turquía y la libertad de culto Después de felicitarse por la apertura de negociaciones de adhesión de la Unión Europea con Turquía, el semanario The Economist advierte al Gobierno de Ankara que el camino que debe recorrer pasa necesariamente por el respeto efectivo de la libertad religiosa. Una cosa es que el Estado turco se declare secular, y otra que de hecho intervenga en los asuntos del Islam y discrimine abiertamente al resto de las confesiones religiosas. Turquía no podrá ser europea hasta que la regla se convierta en excepción, y hasta que todas las organizaciones religiosas tengan acceso al culto, al derecho de asociación y a la propiedad privada S. I.