Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes LUNES 27 12 2004 ABC El Athletic mantiene en el Supremo el positivo de Carlos Gurpegui dos años y medio después. El Consejo Superior de Deportes es firme en su negativa al indulto, pese al deseo de Villar. La nueva nomenclatura del AMA sobre la 19- norandrosterona nada cambia, a juicio de los médicos del COI La sentencia interminable TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Tres días antes del 10 de diciembre de 2002, cuando la Federación Española de Fútbol comunicó oficialmente el positivo por 19- norandrosterona de Carlos Gurpegui, desde el despacho de Andoni Zubizarreta en Ibaigane salió una llamada en dirección al bufete de abogados de Uría y Menéndez. A la asesoría en la que trabaja el ex fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bueren llegaba un encargo de primera categoría: la defensa contra la acusación de dopaje de un jugador del Athletic y con una sanción de dos años a cuestas. Al nivel de Quatrecasas, Uría y Menéndez tienen fama ganada en el sector de contar con los mejores y más caros abogados de la geografía española. En sus filiales por suelo ibérico trabajan más de 200 letrados especialistas. Su capacidad tentacular para abarcar subcontratas y manejarse con firmeza en cualquier terreno está fuera de toda duda, en opinión de los analistas. Uría mantiene una contrata de trabajo con el club bilbaíno, aunque el caso de Gurpegui no guarda ninguna cercanía con sus colaboraciones habituales en Lezama. El reciente historial del bufete en cuestiones deportivas describe como un triunfo la exculpación del médico Nicolás Terrados en el proceso judicial en Lille por los sucesos del Tour 98. Tres años largos de litigio en los juzgados franceses y victoria final. Liber- tad sin cargos para Terrados. Un alivio para el equipo de Manolo Saiz, que no ha quedado marcado en suelo francés, y una minuta de 170 millones de pesetas para Uría y Menéndez a cuenta de la ONCE. Las cábalas de Zubizarreta El contenido del mensaje es transparente. Carlos Gurpegui está en buenas manos. Se encuentra por tiempo indefinido en las salas del Tribunal Supremo, hasta donde ha acudido el Athletic en su empeño por defender la inocencia de su jugador. Zubizarreta ya no ejerce como director deportivo del Athletic. Su cese en el cargo estaba sentenciado desde que aterrizó el nuevo presidente, Fernando Lamikiz. Él gestionó el caso Gurpegui durante dos años y aún hoy, apartado del club y en relación laboral con la consultora de Valdano, se toma la historia con una vehemencia insospechada. La irregularidad existe- -cuenta el ex portero- Todas las pruebas que le hemos realizado al jugador nos dicen que existe una producción endógena. La prueba capilar, entre otras, a la que apenas se le dio repercusión. Eso no quiere decir que tenga que dar positivo siempre que se le realice un control, porque no siempre se dan las mismas condiciones físicas, ambientales y demás. Es como decir que el cáncer de pulmón sólo lo pueden sufrir los fumadores. Sin embargo, lo padece más gente. La ciencia es compleja y avanza a través de estudios. Ahora, si lo queremos reducir todo y cerrar el proceso sin descubrir la verdad, la ciencia se estanca Aclaración del AMA Por encima de esa tesis, reside una evidencia. Gurpegui fue declarado positivo por el metabolito que genera la nandrolona. El límite de la legalidad establece dos nanogramos por mililitro de sangre. El jugador dio 9,8 en la versión del Athletic y 13,8 en la del Consejo Superior de Deportes. El Athletic pudo alegar el argumento recurrente de muchos otros deportistas, la contaminación por nandrolona en determinados suplementos nutritivos que provienen de laboratorios de Estados Unidos vía internet. Sin embargo, se decantó por la tesis del cuerpo especial del futbolista que produce de forma endógena el metabolito. En el último listado de la Agencia Zubizarreta: No nos ha perjudicado el nombre de Padilla. Me gustaría pensar que la justicia se mueve por otros caminos Mundial Antidopaje (AMA) se especifica que la 19- norandrosterona puede generarse de manera natural en el organismo. A ese argumento se ha enganchado el Athletic como fuente de su defensa. Sin embargo, la discrepancia surge al primer vistazo. Jordi Segura es miembro de la comisión médica del Comité Olímpico Internacional (COI)