Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 LUNES 27 12 2004 ABC Deportes La Copa Davis, las 19 medallas en los Juegos Olímpicos de Atenas y el título Mundial de fútbol sala han sido los momentos estelares del deporte nacional, que además apunta protagonistas individuales como Óscar Freire, Dani Pedrosa, Fernando Alonso o el ya retirado Carlos Sainz El fútbol volvió a ser la sombra de un buen año para el deporte español TEXTO MANUEL FRÍAS MADRID. El año 2004 ha tenido de todo para el deporte español, aunque pesa más la partida de los éxitos que la de las decepciones. Pese a que ha deparado muchos éxitos en deportes minoritarios- -el caso del piragüista David Cal, con dos medallas en los Juegos, la de oro en C- 1 1.000 metros y la de plata en C- 1 500 es el más claro- el análisis de los deportes mayoritarios, tanto desde el punto de vista nacional como internacional, es el siguiente: da) en un año en el que el dopaje ha tumbado a otrora ídolos como Marion Jones. España cumplió con creces en los Juegos al conseguir la medalla de plata de Paquillo Fernández en 20 kilómetros marcha, la de Joan Lino Martínez en longitud y diez finalistas. El mejor resultado tras Barcelona 92. Automovilismo Schumacher y Ferrari, incontestables Tres son los nombres propios del año en el mundo de las cuatro ruedas: Michael Schumacher, Fernando Alonso y Carlos Sainz. El primero y la escudería Ferrari han arrasado en el Mundial de Fórmula 1, precisamente en el año en el que se esperaba el final del reinado de ambos. Ferrari ganó 15 de los 18 grandes premios disputados y Schumacher lo hizo en 13, lo que le valió su séptimo Mundial. Fernando Alonso se ha confirmado esta temporada entre los grandes al ascender dos puestos en la clasificación final de pilotos para terminar en cuarto lugar, sumar cuatro puntos más que el año pasado y conseguir el mismo número de podios, cuatro, aunque le ha faltado una victoria. El Mundial de Rallys ha perdido a Carlos Sainz, que ha dicho adiós a la competición después de 18 años mundiales, 16 de ellos completos. Atletismo El Guerrouj rompe el maleficio Este año ha proclamado a Hicham El Guerrouj como el mejor mediofondista de la historia. No en vano ha ganado en Atenas dos títulos olímpicos- -galardón que venía persiguiendo desde hace ocho años, pero un tropezón en Atlanta y la velocidad del keniano Noah Ngeny en Sidney se lo impidieron- -en las carreras de 1.500 y 5.000. En la primera, ante el segundo hombre más rápido de la historia, el keniano Bernard Lagat; en la segunda, frente al plusmarquista mundial de la distancia, el etíope Kenenisa Bekele. Después le concedieron el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. El doblete del marroquí sólo ha tenido el precedente de Paavo Nurmi, el finlandés volador que lo consiguió en los Juegos de París 1924. El peso de la gloria olímpica ha sido el que decidió que El Guerrouj fuera designado atleta del año, galardón al que Bekele, el derrotado, llegó con una impresionante tarjeta de visita: campeón olímpico de 10.000, plata en 5.000, campeón del mundo de cross corto y largo (su tercer doblete consecutivo) y plusmarquista mundial de 5.000 y 10.000, marcas que hizo en siete días. Otros nombres destacados del año han sido la británica Kelly Holmes (oro en 800 y 1.500 metros) el chino Xiang Liu (igualó el mítico récord mundial de Colin Jackson en 110 metros vallas) y la rusa Elena Isinbayeva (adornó su oro olímpico con un nuevo récord mundial en pértiga, uno de los cinco que ha superado esta tempora- Baloncesto Argentina dio la campanada La selección de Argentina, con su título olímpico bajo el brazo, ha sido la gran protagonista de un año que ha visto la caída en picado de selecciones antaño potentes como las de Estados Unidos y Serbia y Montenegro (ex Yugoslavia) Los Ginobili, Montecchia, Oberto, Scola o Nocioni ya habían apuntado su clase en el Mundial de Indianápolis, pero entonces perdieron el oro en el último segundo. No eran favoritos claros, pero en Atenas liquidaron a Estados Unidos en semifinales y a Italia en una final inédita. Nadal, uno de los españoles destacados del año Si la decepción tuviese nombre propio, éste sería el de España. El equipo de Mario Pesquera realizó un campeonato soberbio, en el que ganó en la primera fase a las dos finalistas, Argentina e Italia. Perdió sólo un partido en el torneo, el de Estados Unidos, y eso le hizo bajar hasta la séptima posición y quedarse con el sabor de que nunca ha estado tan cerca de una medalla, salvo ROCIO RUZ en los Juegos de Los Ángeles 84, donde ganó la de plata. El español fue el único baloncesto que acudió a Atenas con las selecciones masculina y femenina, lo que unido al oro europeo de la selección cadete masculina- -logrado bajo la dirección del genial base del Estudiantes Sergio Rodríguez, la gran revelación de la ACB junto a Rudy Fernández-