Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 12 2004 Cultura 59 La Habana recuerda a Alejo Carpentier en el centenario de su nacimiento Su prolífica obra ha sido proclamada Patrimonio Cultural de la Nación Cubana el centenario del nacimiento del autor de El siglo de las luces Nació en La Habana el 26 de diciembre de 1904; moría en París en 1980 ABC LA HABANA. Las más importantes propuestas culturales del año han sido dedicadas a Alejo Carpentier en La Habana, ciudad que él bautizó como la ciudad de las columnas en una de sus crónicas. Diversas instituciones se han sumado a los homenajes por el centenario del nacimiento del primer escritor iberoamericano en recibir el premio Cervantes (1978) considerado el más universal de los escritores de la isla, informa Efe. Concursos, ciclos de cine, conferencias, presentaciones de nuevas ediciones de sus libros, exposiciones de grabado y pintura, tertulias sobre su vida y obra y amplios espacios en los medios de comunicación han conformado el programa de celebraciones. Entre ellas, la Oficina del Historiador de la Ciudad ha acuñado una medalla para conmemorar los cien años del natalicio del autor de El siglo de las luces y Los pasos perdidos La investigadora Ana Cairo comparó la trascendencia histórica- -aunque en distintos terrenos del conocimiento- -de Carpentier con la de Cristóbal Colón. La académica del Instituto de Literatura y Lingüística considera que ambas personalidades realizaron descubrimientos que redimensionaron toda la cultura occidental: el primero, en lo concerniente al ámbito geográfico, en tanto que el cubano abrió las puertas a un universo cultural distinto al del llamado Viejo Continente. Ambos vivieron con un pie en Europa y otro en América y abrieron caminos por donde transitan hasta nuestros días otros hombres subrayó. b Ayer se conmemoraba Carpentier (La Habana, 26 de diciembre de 1904- París, 24 de abril de 1980) es uno de los grandes novelistas, ensayistas, periodistas, musicólogos y críticos cubanos del siglo XX. También valora a Carpentier como figura cimera de la literatura universal de la pasada centuria y uno de los forjadores de la cultura moderna en Cuba, a la que incorporó el legado africano en diálogo fecundo con otras vanguardias Ayer, la Oficina del Historiador convocó a los habaneros a realizar un recorrido por los lugares vinculados a la vida de Carpentier en el Centro Histórico de la capital, y los homenajes se cerraron anoche con un acto central y un concierto de la orquesta Sinfónica Nacional en la Universidad de La Habana. Premiosque llevan su nombre Por otra parte, tres intelectuales cubanos han sido reconocidos con el premio Alejo Carpentier, enmarcado en los homenajes y celebraciones organizados en la isla por el centenario del natalicio del escritor. El premio fue concedido a la investigadora Zaida Capote, por su ensayo Contra el olvido (otra lectura de la obra de Dulce María Loynaz) Reinaldo Montero, por su novela La visita de la Infanta y Adelaida Fernández de Juan, por el cuento La hija de Darío Los galardones se entregarán en una ceremonia que tendrá lugar en la Feria Internacional del Libro de La Habana, que se celebrará entre el 3 y el 13 de febrero de 2005. Alejo Carpentier, durante la recepción del premio Cervantes, en 1978 ABC Abre sus puertas en Suecia el primer Cervantes del Norte de Europa CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. En espera de su inaguración oficial, el Instituto Cervantes ha abierto sus puertas en Estocolmo. Con un triunfante s in i Norden! -que quiere decir algo así como Español hasta la médula o Tremendamente español documentado con una foto de Dalí, el Svenska Dagbladet el diario con más prestigio de este reino, dedicaba la portada de su edición cultural a uno de los grandes acontecimientos en la vida sueca la apertura en Estocolmo del primer Instituto Cervantes en el Norte de Europa. No se trata de la inaguración propiamente dicha, que tendrá lugar la próxima primavera y será presidida por los Príncipes de Asturias. Pero su director, el valenciano Gaspar Cano Peral, experto en Filología y drama- Forjador de la cultura moderna Diversos especialistas coinciden en que el éxito de la obra de Carpentier radica principalmente en su modo de ver a Cuba, siempre relacionada con el resto del mundo en los principales sucesos de cada época. Pero también por su depurado uso del lenguaje y sus detalladas investigaciones, lo mismo en un tema puramente literario que en otras áreas de la cultura, como la música, la arquitectura y la plástica. Esta semana, su prolífica obra fue proclamada Patrimonio Cultural de la Nación Cubana a partir de una resolución del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la isla. La decisión se sustenta- -afirma el texto- -en el hecho de que turgo, que tiene además la ventaja de hablar sueco por haber trabajado en el Dramaten (templo de teatro nórdico) pensó con buen tino que, dado que ya estaba casi terminado el edificio, que cuenta con un espléndido anfiteatro, sala de exposiciones, ocho estupendas aulas, espacio para Internet y otras dependencias, era lógico abrir las puertas al público con la exposición Dalí, Gala y Lacroix. El privilegio de la intimidad vino español y un aperitivo surrealista en espera de su inauguración oficial en 2005, fecha en que se conmemora el IV centenario del Quijote. Explica Gaspar Cano que en el instituto, un regalo para los suecos se ofrecerá la posibilidad de estudiar español a todos los niveles, obtener Diplomas del Español como Lengua Extranjera (DELE) asistir a las clases de Literatura e Historia de España... Además, su avanzado sistema de ordenadores brinda la posibilidad a todos los nórdicos que no viven en esta capital a seguir esos cursos on line El pasado día 17 empezaron las clases en esta casa de la cultura. Los interesados pueden encontrar allí además de una sólida y amplia documentación en la base de datos en la sala multimedia, una extensa biblioteca provista de literatura española e iberoamericana con traducciones del español a los idiomas nórdicos y viceversa. Según cuenta a ABC Franco Biglino, mano derecha de Gaspar Cano y flamante administrador del Instituto, todavía no se había secado la pintura de las aulas cuando empezaron a llegar peticiones para participar en las distintas actividades del centro. Profesores y un gran número de estudiantes de la Institución de Español de la Universidad de esta capital, los Cuerpos Diplomáticos de las naciones hispanoparlantes y varios miembros de la Academia Sueca asistieron a la animada recepción.