Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 12 2004 45 La llegada de una nave con alimentos pone fin a la crisis en la estación espacial Tres posibles causas Los trastornos depresivos crecen entre los españoles. Más competitividad en todas las facetas de la vida diaria y mayor desarrollo económico son algunas de las causas que los generan. Aumenta el diagnóstico. La mejora de la asistencia sanitaria pública y la mejor formación de los médicos de asistencia primaria están logrando que los trastornos depresivos sean más diagnosticados que hace diez años, cuando pasaban inadvertidos los casos leves y moderados. Desviación de la prescripción. Los antidepresivos se están utilizando para otras indicaciones, como los trastornos de ansiedad y los obsesivo- compulsivos. incremento del consumo de antidepresivos también se debe a un crecimiento de la prevalencia de la enfermedad, ya que se prevé que en 2020 la depresión será la primera causa de discapacidad Además, se trata, en opinión de Sáiz, de fármacos que se están empleando en patologías funcionales y físicas con componentes de emotividad y algunos de ellos son útiles para terapias contra el estrés. El también jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid opina que el crecimiento del consumo se está debiendo también a factores relacionados con una mejor asistencia sanitaria, mayor número de consultas y prescripciones y al envejecimiento de la población mático, ansiedad social y generalizada y trastornos obsesivo- compulsivos, así como en otras patologías que se acompañan de notables manifestaciones de ansiedad, desde trastornos cardiovasculares a dermatológicos Además de la desviación en la prescripción, otro dato puede explicar el elevado crecimiento de la factura farmacéutica, como es la aparición de los ISRS. Los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina se han convertido en los antidepresivos estrella por sus escasos efectos secundarios frente a otros fármacos tradicionales, pero a un coste mucho más elevado. Jerónimo Sáiz alerta de los problemas que puede acaerrar un excesivo consumo de tranquilizantes, que se ha duplicado desde 1994. Son fármacos más peligrosos porque crean dependencia y tienen efectos sedantes que merman las facultades físicas, además de poder ser muy nocivos para los ancianos Para Bobes, el alto consumo de tranquilizantes se trata de un fenómeno multideterminado, aunque gran parte de los factores permanecen vinculados a los trastornos de ansiedad y al impacto de las exigencias sociales cada vez más competitivas y con bajos niveles de tolerancia a la frustración Ensayo previo al primer trasplante hepático realizado en Aragón FABIÁN SIMÓN España practica el 11 de los trasplantes hepáticos y el 4 de los renales Más de 53.000 pacientes han recibido, en los 25 últimos años, un órgano de otra persona b El objetivo es reducir las nega- Pacientes tratados en ambulatorios El perfil del consumidor de antidepresivos es el de persona de mediana edad afectada por trastornos depresivos leves o moderados, que habitualmente ha sido atendida en los dispositivos de atención primaria y que, en algunas ocasiones, ha sido también orientado en dispositivos especializados de salud mental mantiene Bobes. Para el también catedrático Sáiz, se trata de personas que presentan patologías con perfil ansioso o depresivo y que suelen tratarse en la Atención Primaria. Estas patologías- -señala Jerónimo Sáiz- -pueden hacer surgir síndromes de apariencia somática, como vértigos o trastornos digestivos. Respecto a los tranquilizantes, el catedrático de Oviedo señala un perfil que obedece a un paciente más joven atendido por médicos de familia, salvo en los casos más graves, que son derivados a los psiquiatras Jerónimo Sáiz incluye también a personas con ansiedad crónica con insomnio y enfermos psiquiátricos complejos como los afectados por psicosis que además reciben medicaciones complementarias. Desviaciones en la prescripción La desviación de la prescripción de estos fármacos hacia otras patologías también puede justificar el aumento de un consumo que sólo en 2003 supuso a las arcas públicas un gasto de 602 millones de euros, frente a los 100 de 1994. Julio Bobes afirma que es totalmente cierto que parte de los fármacos antidepresivos se utilizan para otras indicaciones distintas de los trastornos del estado de ánimo Entre ellos destaca diferentes subtipos de trastornos de ansiedad como son los casos de los trastornos de angustia, estrés postrau- tivas familiares, que se han situado en un mínimo histórico de 18,6 frente al 40 de Holanda, Israel o Estados Unidos ABC MADRID. El 11 de los trasplantes hepáticos que se realizan cada año en el mundo y el 4 de los renales se hacen en España, donde se practican más de 13.000 trasplantes anuales de órganos, tejidos o células. Desde la aprobación de la Ley de Trasplantes y Extracción de Órganos en 1979, más de 250.000 españoles han recibido un trasplante de órganos, tejidos o células. De ellos, 53.708 pacientes han recibido un órgano sólido. El primer trasplante renal en España se realizó en abril de 1965 en el Hospital Clínico de Barcelona, sólo cuatro meses después de que John Merrill y Josep Murria practicaran la primera operación de este tipo con éxito en todo el mundo. España es líder mundial en trasplantes y su tasa de donación, cercana a 35 donantes por millón, duplica la media de la Unión Europea y supera en 10 puntos la de Estados Unidos. En los últimos 25 años, 53.708 pacientes han recibido un órgano de otra persona en nuestro país, 35.763 de los cuales han sido riñón, 11,529 hígado, 4.607 corazón, 1.226 pulmón, 568 páncreas y 15 intestino. A estas operaciones se suman cerca de 200.000 trasplantes de tejidos y células, entre los que destacan 60.000 os- teotendinosos, 40.000 córneas, 27.000 progenitores hemapoyéticos, 2.000 válvulas cardiacas, 1.000 injertos vasculares, 1.000 injertos de piel a grandes quemados, 1.000 membranas amnióticas o 400 cultivos celulares. Esta actividad se ha complementado con una mejora en la esperanza y la calidad de vida de los pacientes trasplantados. Así, una persona que reciba hoy un corazón tiene una esperanza de vida media superior a 13,5 años y en el caso del hígado sobrepasa los 19 años. Cinco mil personas, lista de espera Al mismo tiempo, las donaciones se han incrementado y cada día coinciden entre 4 y 5 donantes, a pesar de lo cual cerca de 5.000 pacientes esperan en la actualidad un trasplante. Entre enero y octubre de 2004 las donaciones se incrementaron en un 8 respecto a 2003, año en el que se registraron 1.443 donantes de órganos sólidos, lo que, a su vez, supone un incremento de un 2,4 respecto al año anterior. En lo que va de año destaca el aumento de donantes en términos absolutos en Andalucía, Asturias, Baleares y Cataluña. A fin de fomentar la donación, la Organización Nacional de Trasplantes lleva a cabo un Plan Estratégico Nacional orientado a reducir el porcentaje de negativas familiares, que se ha situado en un mínimo histórico de 18,6 En Noruega, la tasa de negativas familiares se sitúa en un 25 en Italia en un 30 y en Holanda, Estados Unidos o Israel supera el 40 Un 9,2 de los españoles están afectados por algún trastorno mental, una de las cifras más bajas del entorno Los médicos están registrando un aumento de las patologías depresivas leves y moderadas El alto consumo de tranquilizantes puede deberse a trastornos de ansiedad y al impacto de la competitividad social La imposibilidad de la psicoterapia Ninguno de los dos catedráticos cree viable en España una medida como la anunciada por Gran Bretaña, que ha pedido a los médicos que reduzcan en un 70 %l as prescripciones de antidepresivos sin haber practicado con ellos terapia psicológica. Se debe mantener un equilibrio entre lo real y lo posible destaca Sáiz, para quien el uso de la terapia no puede generalizarse Y no puede, entre otras cuestiones, porque no hay personal suficiente en las consultas de la sanidad pública ni tiempo para realizarla con eficacia, ya que la media española de tiempo por paciente no supera los 6 minutos.