Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 LUNES 27 12 2004 ABC Madrid La suciedad es bien visible en algunos tramos del Manzanares El río se ha llegado a quedar sin caudal por culpa de obras FOTOS: ABC El 80 por ciento del agua del río Manzanares proviene de depuradoras y alcantarillas Se construirán dos grandes colectores paralelos al cauce para la lluvia y los vertidos de domicilios para, ante grandes lluvias, almacenar agua y residuos hasta que las depuradoras puedan tratarlos y evitar los vertidos directos MERCEDES CONTRERAS MADRID. Escaso, pobre o sin carisma valdrían como adjetivos para calificar el aspecto del río Manzanares. Nunca ha tenido un cauce que llame la atención como punto de encuentro en la ciudad, aunque tampoco sería bueno compararlo con los existentes en otras capitales europeas. Si a ello se suma, además, la calidad de sus aguas, en la que el 80 por ciento proviene de vertidos de depuradoras y alcantarillas, chocamos con un río extenuado. Las previsiones del alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, para soterrar la M- 30 a su paso por el río han terminado por incluir, dadas las condiciones impuestas por la Confederación Hidrográfica del Tajo, algunas medidas para tratar de reanimarlo. Al final, los madrileños verán más agua embalsada, porque el cauce será el mismo ya que donde no hay no roban pero al menos estará limpio, no habrá vertidos y la calidad del agua significará el gran cambio. b Habrá tanques de tormenta Nuevos colectores Colectores laterales: 17 en la margen izquierda El tramo de actuación es de 6 km, entre el Nudo Sur y Marqués de Monistrol Colector general: Comienza con un diámetro de 3 x 3 metros, y luego se ensancha hasta 4 x 5 metros En estos colectores de margen- -añadió- -vertirán los transversales que estarán dotados con depósitos de tormenta. Éstos servirán para recoger las primeras lluvias, las más cargadas de suciedad y contaminación, y retenerlas hasta que, al parar de llover, las depuradoras puedan tratar esa agua Naturalmente, de poco serviría que esa operación sólo se desarrollara en los 6 kilómetros en cuestión y que aguas arriba y aguas abajo se mantuviera la situación actual. Por ello, la concejalía de Medio Ambiente también acometerá la instalación de tanques de tormenta desde las depuradoras de La China y Burtarque hasta la Sur. Al mismo tiempo, proyecta modificar las condiciones de drenaje y garantizar los no vertidos al río. Río M an za na re s Colectores laterales: 16 en la margen derecha Tanques de tormenta: recogen el agua hasta que la depuradora pueda tratarla Limpiar el fondo Aunque la actuación más significativa para recuperar el Manzanares estará en esos nuevos colectores, el Ayuntamiento también dragará el rio. Como todos sabemos- -dijo Manuel Melis- -el cauce actual no es natural, está encauzado desde los años 50 por medio de paredes artificiales que lo contienen, pero el fondo se mantuvo natural para ofrecer al río un poco más de entidad, mientras las presas, al retener el agua, dan una sensación de mayor cauce Este sistema de presas- -aseguró el coordinador de Infraestructuras- -retiene el agua y lo que arrastra, arena y limo, se ha ido depositando en el fondo con lo que se ha reducido la capacidad del río. Se limpiará, por tanto, ese fondo y se bajará incluso un poco, para igualarlo, ya que la última presa tiene un desnivel de un metro y medio En definitiva- -dijo- -los madrile- E. SEGURA ABC Poco caudal ecológico Ahora, esa calidad sólo tiene un mínimo de respiro, para que la flora y la fauna aguante, con el 20 por ciento que se desagua desde la Presa de El Pardo. Es el llamado caudal ecológico del rio. El resto, según Manuel Melis, Coordinador general de Infraestructuras, es agua que se vierte sin depurar. Además- -añadió- -cuando se produce una lluvia súbita, y con ello un aumento del caudal, los colectores existentes (16 por la margen izquierda y 17 por la derecha) no pueden afrontarlo, supera los aliviaderos y el agua vierte directamente al rio Colectores más grandes Puestos manos a la obra sobre las calzadas de la M- 30 a lo largo de 6 kilómetros de la ribera, entre Marqués de Monistrol y el Nudo sur, se sustituirán los colectores existentes. Se construirán- -dijo Melis- -colectores paralelos a lo largo del cauce, con mayor dimensión, para que circule el agua de lluvia y los vertidos de los domicilios sin caer al río de forma continuada. Hay que tener en cuenta que los actuales tienen 1,80 metros por 1,20, mientras que los nuevos tendrán 3 por 3 metros y hasta 4 por 5 metros en su zona final, cerca del Nudo sur. Tendrán, por tanto, diez veces más capacidad